8 síntomas que podrían indicarte cáncer de hígado

Daniela Echeverri Castro · 22 octubre, 2019
Aunque los síntomas del cáncer de hígado pueden ser similares a algunas patologías gástricas y pueden llegar a confundirse, es importante acudir al especialista para una evaluación y diagnóstico precoz.

El cáncer de hígado es una de las enfermedades incurables más preocupantes en la actualidad, ya que no se sabe exactamente qué la causa la mayoría de las veces. Aún cuando en ocasiones se puede considerar las infecciones crónicas por hepatitis como una causa.

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo y, es el responsable de múltiples procesos como filtrar la sangre, depurar sustancias (como la bilirrubina), pero también de producir colesterol y proteínas especiales para el plasma sanguíneo, regular la coagulación y los niveles de aminoácidos en la sangre, etc. Por ello, cuando no funciona correctamente (por la existencia de una enfermedad), la salud se resiente considerablemente.

Al igual que ocurre con otros tipos de cánceres, las personas con cáncer de hígado no suelen presentar síntomas primarios contundentes. Sin embargo, existen algunas señales que podrían tener cierta relación con la presencia enfermedad. 

Veámoslos a continuación.

1. Dolor e inflamación abdominal

Uno de los síntomas que puede indicar cáncer de hígado es el dolor en la parte alta (derecha) del abdomen, donde se localiza el hígado, y que puede extenderse hacia la espalda. Adicionalmente, es posible que algunos pacientes presenten inflamación abdominal.

Ambos síntomas pueden confundirse con dolencias digestivas, ya que este es un síntoma común en varias enfermedades.

  • El dolor puede intensificarse y hacerse persistente a medida que avanza la enfermedad.
  • Los expertos de la Asociación Americana del Cáncer agregan que otros de los síntomas más comunes de cáncer de hígado son: 
    • Pérdida del apetito.
    • Venas agrandadas en el abdomen.
    • Agrandamiento del hígado y el bazo.
    • Sensación de llenura tras comer poco.
    • Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen.

2. Malestar estomacal

Dolor e inflamación abdominal

Las náuseas y vómitos constantes son otro indicio de que algo no está bien en el organismo y que es necesario prestarle la debida atención.

Si bien ambos síntomas son comunes en múltiples patologías gastrointestinales, no se debe descartar que puedan tener relación con un problema grave, como el cáncer de hígado.

  • Si tienes inquietudes acerca de tu estado de salud, lo más recomendable es que acudas a tu médico para una evaluación. Ten en cuenta que el hecho de que presentes náuseas y vómitos no necesariamente indica que padeces cáncer.

3. Nódulo duro debajo de las costillas

Los expertos del portal de Cancer.net indica que «la presencia de un nódulo duro debajo de las costillas, sobre el lado derecho del cuerpo, podría ser un tumor o un signo de que el hígado ha aumentado de tamaño».

En caso de notar una masa en el cuerpo que causa dolor a la palpación, es importante acudir al médico para una evaluación cuanto antes. NO es recomendable recurrir a la automedicación bajo ninguna circunstancia. 

4. Ictericia

Otro de los posibles síntomas de cáncer de hígado es la ictericia. Sin embargo, hay que recordar que este tampoco es un síntoma exclusivo de esta enfermedad. Por lo tanto, cuando se presenta, no tiene por qué indicar obligatoriamente que el paciente sufre de cáncer.

Cuando el hígado no consigue depurar correctamente el exceso de bilirrubina, la piel y las membranas del cuerpo se tornan amarillentas, así como la parte blanca de los ojos. Esto se denomina «ictericia» y se ocurre por una destrucción inadecuada de los glóbulos rojos, la cual tiene lugar en el hígado.

Descubre: Bilirrubina alta en sangre: causas, síntomas y tratamiento

5. Debilidad o fatiga

Uno de los síntomas más asociados a los cánceres es la sensación de cansancio excesivo o debilidad que causa gran dificultad incluso para realizar acciones sencillas como: tomar el móvil o el mando de la televisión, desplazarse al baño, etcétera.

6. Pérdida de peso

Mujer tomando su peso

Si la persona no está realizando ninguna dieta para bajar de peso ni está siguiendo una rutina de ejercicios que pueda estar causando una pérdida de peso de forma rápida y notoria, es posible que haya que acudir cuanto antes al médico para averiguar qué está sucediendo.

Una de las posibles causas de pérdida de peso es el cáncer de hígado. En caso de que se haya confirmado que así sea, la pérdida de peso, sumada a la falta de apetito y la dificultad para absorber de forma adecuada los nutrientes, pueden conducir a varias complicaciones.

7. Orina de color oscuro

Los expertos de la British Liver Trust indican que algunos síntomas del cáncer de colon pueden ser similares a los de la cirrosis, como por ejemplo:

  • Orina de color oscuro.
  • Heces de color pálido o grisáceas.
  • Picazón, fiebre, sangrado, moretones anormales, etcétera.

8. Heces blancas o blanquecinas

Las heces blancas o con una coloración blanquecina también puede ser un síntoma de cáncer de hígado. En caso de presentarlo, es fundamental acudir al médico cuanto antes. 

Descubre: Heces blancas o pálidas: causas de su aparición y tratamiento

Nota importante

Solo un médico puede realizar el diagnóstico de cáncer tras haber hecho una evaluación. Por lo tanto, si tienes inquietudes acerca de tu estado de salud, lo más recomendable es que acudas a tu médico.

El hecho de presentar alguno de los síntomas aquí mencionados no necesariamente quiere decir que sufres de cáncer.

  • London, W. T., Petrick, J. L., & McGlynn, K. A. (2017). Liver cancer. In Schottenfeld and Fraumeni Cancer Epidemiology and Prevention, Fourth Edition. https://doi.org/10.1093/oso/9780190238667.003.0033
  • Bosch, F. X., Ribes, J., Díaz, M., & Cléries, R. (2004). Primary liver cancer: Worldwide incidence and trends. In Gastroenterology. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2004.09.011
  • Sun, B., & Karin, M. (2012). Obesity, inflammation, and liver cancer. Journal of Hepatology. https://doi.org/10.1016/j.jhep.2011.09.020