8 sonidos de nuestro cuerpo a los que no solemos prestar atención

Lorena González 25 febrero, 2018
Aunque hay sonidos de nuestro cuerpo que consideramos normales, en ocasiones, pueden estar avisándonos de alguna complicación en nuestro organismo, por lo que no deberíamos pasarlos por alto

Nuestro cuerpo es la máquina más perfecta que existe. Es tan sabio que hasta nos avisa cuando le ocurre algo. El detalle está en que pocas veces estamos atentos a estas señales y llegamos a pasarlas completamente por alto.

Las señales que nos envía nuestro organismo vienen muchas veces en forma de sonidos, bien sea como chasquidos, ruido en los oídos, ronquidos o sonidos en el estómago.

Para que no los vuelvas a pasar desapercibidos, aquí te presentamos 8 sonidos a los cuales deberás de prestarle un poco más de atención.

1. Chasquidos en las piernas

piernas-inquietas

Este tipo de sonidos puede estar siendo ocasionados por varios motivos, como por ejemplo:

  • Fatiga muscular, incluyendo la posible congestión en las vías sanguíneas, y el desgaste en las articulaciones de las rodillas por carga excesiva.
  • Características anatómicas de los ligamentos y meniscos que, a pesar de no afectar a la movilidad de las piernas, producen un chasquido perceptible al oído.
  • Jornadas extensas de movimientos, sobre todo cuando el cuerpo no está físicamente acostumbrado.

En la mayoría de los casos los chasquidos no significan ningún problema. Sin embargo, cuando estos vienen acompañados de dolor o hinchazón, es necesario acudir al médico.

Es importante someterse a una revisión, ya que podría deberse a la rotura de un ligamento o menisco, o inclusive la presencia de artritis.

Visita este artículo: Aprende a aliviar el dolor y la pesadez en las piernas

2. Ronquido constante

Los ronquidos son generados por la vibración de las vías respiratorias cuando el aire viaja entrando por la boca o la nariz.

A pesar de que los ronquidos son sonidos bastante comunes, es bien sabido por los médicos que, por lo general, se deben a alguna obstrucción o bloqueo en la nariz (narices estrechas), boca o garganta.

Estas son las razones más frecuentes de los ronquidos, y por las cuales es conveniente la visita a un médico:

  • Pérdida de musculatura en la garganta
  • Obesidad
  • Reacciones a medicamentos
  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Conductos nasales bloqueados
  • Una curvatura del tabique de la nariz.

3. Chasquidos de la mandíbula

Chasquido en la mandíbula

En algunos casos pueden significar el desplazamiento de una articulación temporomandibular, en otros puede deberse a artritis de las articulaciones temporomandibular.

También puede deberse al bruxismo (hábito de apretar o rechinar los dientes de manera inconsciente), caries o fuertes tensiones de los músculos del rostro.

Para todos los casos, recomendamos que acudas a una consulta con algún médico especialista.

4. Diferentes sonidos en los oídos

Muchas veces los zumbidos que se manifiestan en los oídos desaparecen sin haberlos tratado.

Sin embargo, en aquellos casos en los que el sonido aparece constantemente y no se va con facilidad, es recomendable la visita a un médico especialista. Estos podrían deberse a una infección o alguna enfermedad en la parte interna del oído.

5. Fuerte chasquido al dormirte o despertarte

Despertarnos con energía

Este tipo de ruidos aparecen de manera repentina. Por lo general, suelen ser breves y sumamente irritantes.

En estos casos se desconocen las causas precisas.

6. Chasquidos en los hombros

En estos casos los chasquidos pueden significar varias cosas, como por ejemplo:

  • Tendinitis, inflamación en los tendones por golpes o desgaste excesivo.
  • Bursitis, inflamación en la bolsa o colchón entre el hueso y los tendones del hombro.
  • Un desgarro en el manguito rotador del hombro.

¿Quieres conocer más? Lee: Ejercicios para tener hombros más fuertes

7. Chasquidos del codo

dolor-en-el-codo

Los chasquidos en el codo pueden significar problemas mecánicos en la articulación y pueden estar generados por diferentes razones, como por ejemplo:

  • Mala nutrición, que afecta la composición de los huesos y articulaciones
  • Infecciones localizadas
  • Trastornos metabólicos
  • Lesiones generadas por golpes fuertes
  • Falta de actividad física y, a su vez, el exceso de esta cuando se realiza de manera incorrecta

En estos casos, si el chasquido persiste con el pasar del tiempo y además genera dolor e inflamaciones, es recomendable ir a consulta con algún médico especialista en busca de alguna solución. Sobre todo en caso de que las articulaciones se atasquen.

8. Chasquidos de la garganta

Los chasquidos en la garganta pueden ser más serios de lo que se piensa. Estos, en algunas ocasiones, pueden ser síntoma de trastornos neurológicos que afectan a los tejidos, como es el caso del párkinson.

Aparte de esto, también pueden estar generados por algún agrandamiento del cartílago tiroideo. En estos casos los chasquidos dejan de escucharse y el trastorno se alivia solo.

No lo olvides, en caso de que los sonidos vengan acompañados de inflamaciones o dolores, es importante el tratamiento adecuado.

En estos casos se recomienda acudir al médico, y evitar las automedicaciones y los diagnósticos propios.

Te puede gustar