8 sorprendentes beneficios de la caléndula que seguro no conocías

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física Elisa Morales Lupayante el 29 noviembre, 2018
Carolina Betancourth · 15 enero, 2017
La caléndula es una de las plantas más indicadas para aliviar afecciones dermatológicas. Conoce los beneficios que puede aportar a tu piel, y sus otras propiedades medicinales.

La caléndula es una planta de pétalos amarillos y anaranjados que suele estar presente en parques, jardines y viveros.

Conocida también como “flamenquilla” o “flor maravilla”, se ha valorado desde la antigüedad por sus múltiples aplicaciones medicinales y cosméticas.

Proviene del sur de Europa, aunque en la actualidad se cultiva en muchos lugares del mundo, no solo porque crece con facilidad, sino también porque sus extractos le brindan muchos beneficios al cuerpo.

Estos incluso se utilizan en la industria para la elaboración de ungüentos, productos para el cabello, cremas y otros tratamientos cutáneos.

Y es que, aunque para algunos aún es desconocida, se trata de una flor antiinflamatoria, antibiótica y desintoxicante que, usada de forma regular, contribuye a prevenir y tratar varios tipos de dolencias.

Además, es un excelente remedio para la piel, ya que refresca las quemaduras, favorece el proceso de cicatrización y evita la aparición de arrugas prematuras.

Teniendo en cuenta que algunos no conocen sus utilidades, a continuación queremos compartir en detalle las 8 mejores.

1. Protege la salud oral

dientes

Los compuestos antibacterianos y antiinflamatorios de la caléndula son útiles para combatir las infecciones que afectan la salud oral.

Su infusión y aceite esencial se pueden utilizar para eliminar las bacterias, disminuir el dolor de muelas y neutralizar el mal aliento.

De hecho, es tan efectiva contra los microorganismos que puede favorecer la recuperación de las caries y la gingivitis.

Ver también: Cómo tratar la gingivitis de manera natural

2. Mejora el aspecto de la piel

Los ungüentos y cremas elaborados con caléndula son ideales para estimular la cicatrización de la piel y mejorar su rejuvenecimiento celular.

Su alto contenido de antioxidantes y activos antiinflamatorios mejora de forma significativa el flujo sanguíneo. Así, aumenta la oxigenación celular y reduce la presencia de verrugas, arrugas y otras imperfecciones.

Lo mejor de todo es que su infusión se puede utilizar como tónico natural, y es ideal para limpiar los poros y el exceso de grasa.

3. Cuida la salud visual

Mejora-la-salud-visual

Los compuestos antioxidantes de esta maravillosa planta controlan la acción negativa de los radicales libres y, a su vez, fortalecen la salud visual.

Su alta concentración de beta-caroteno (provitamina A) mejora la visión nocturna, disminuye el estrés visual. Además ayuda a prevenir enfermedades como las cataratas y la degeneración macular.

4. Controla la inflamación

Los potentes activos antiinflamatorios de esta planta son útiles para controlar los procesos inflamatorios que causan enfermedades crónicas.

Sus extractos naturales, aplicados de forma tópica, minimizan los síntomas de las enfermedades óseas y de las articulaciones.

Ingerida como infusión disminuye el malestar estomacal, las afecciones en los bronquios y la inflamación ocasionada por la acumulación de ácido úrico (gota).

5. Calma los calambres

calambres

La ingesta y aplicación de esta planta ejerce un interesante efecto antiespasmódico que trata de manera efectiva los calambres y contracciones musculares.

Sus compuestos analgésicos y antiinflamatorios regulan el flujo sanguíneo, por lo que mejoran la oxigenación de los músculos y alivian los descontroles del sistema nervioso.

6. Controla las irregularidades menstruales

La infusión de caléndula suele utilizarse para regular el ciclo menstrual, especialmente en aquellas que presentan amenorreas o continuas irregularidades.

Sus propiedades emenagogas aumentan el flujo sanguíneo en el útero y alivian los trastornos que disminuyen o ausentan el periodo.

Por si fuera poco, su acción antiespasmódica y relajante sirve para controlar los síntomas del síndrome premenstrual, incluyendo los cólicos.

7. Mejora la salud respiratoria

Respiración

Las sustancias antivirales y antibióticas de este ingrediente se pueden aprovechar en el tratamiento de las afecciones que afectan la salud respiratoria.

Sus vapores e infusión descongestionan las vías respiratorias y proporcionan sensación de alivio ante enfermedades como el asma, la tos y los resfriados.

Asimismo, dado que calma la irritación en la garganta, también es una buena solución contra la laringitis y amigdalitis.

Te recomendamos leer: Cómo la respiración incorrecta puede afectar tu salud

8. Calma las quemaduras solares

Los ungüentos y la loción de caléndula son excelentes remedios naturales para disminuir las agresiones cutáneas causadas por el sol.

Su uso sobre las pieles quemadas acelera el proceso de regeneración celular y promueve la eliminación de células muertas.

Actúa como un refrescante natural, ideal para aliviar la sensación de ardor y comezón tras sufrir la quemadura.

Además, sus compuestos antiinflamatorios y antibacterianos disminuyen el riesgo de infecciones u otras complicaciones.

Finalmente, como puedes notar, esta maravillosa planta es una gran aliada de nuestra salud. Puedes adquirirla con facilidad en cualquier tienda herbolaria o naturista.

  • Sharma, A., Saha, T. N., Arora, A., Shah, R., & Nain, L. (2017). Efficient Microorganism Compost Benefits Plant Growth and Improves Soil Health in Calendula and Marigold. Horticultural Plant Journal. https://doi.org/10.1016/j.hpj.2017.07.003
  • Lauten, J. D., Boyd, L., Hanson, M. B., Lillie, D., Gullion, C., & Madden, T. E. (2005). A clinical study: Melaleuca, Manuka, Calendula and green tea mouth rinse. Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1763
  • Reddy, K. K., Grossman, L., & Rogers, G. S. (2013). Common complementary and alternative therapies with potential use in dermatologic surgery: Risks and benefits. Journal of the American Academy of Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2011.06.030