8 sorprendentes beneficios que obtienes cuando comes arándanos azules

Daniela Castro 6 marzo, 2017
Al igual que ocurre con otros frutos silvestres, los arándanos azules destacan por su alto contenido de antioxidantes, pero también por sus propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias

Los arándanos azules, también conocidos como mora azul, son unos pequeños frutos que provienen de un arbusto silvestre del género Vaccinium, del cual se distinguen otras 400 especies.

Son originarios de América del Norte y, de hecho, Estados Unidos figura como su mayor productor y consumidor.

Se destacan por su particular sabor, aprovechado en la gastronomía para la preparación de jaleas, pasteles, vinos y muchas otras recetas.

Por otro lado, se han valorado por su alto contenido de nutrientes esenciales que, al ingerirse de forma regular, le confieren muchos beneficios al organismo.

De hecho, pese a su diminuto tamaño, es uno de los alimentos con más contenido de compuestos antioxidantes, necesarios para prevenir y frenar la degeneración causada por los radicales libres.

Además, por su aporte de vitaminas y minerales, también favorece la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades.

Considerando que muchos aún no conocen sus bondades, a continuación queremos destacar en detalle las 8 mejores.

1. Tienen propiedades anticancerígenasTiene propiedades anticancerígenas

Los poderosos antioxidantes que contienen los arándanos azules se han relacionado con la disminución del riesgo de desarrollar varios tipos de cánceres.

Estas sustancias protegen las células frente al daño ocasionado por los radicales libres y las toxinas ambientales, lo cual resulta clave para evitar el crecimiento de tumores.

Cuentan con una cantidad interesante de ácido fólico, un nutriente que ayuda reparar y sintetizar el ADN, además de evitar la mutación de células malignas.  

Lee: Un avance que ayudará a predecir el pronóstico de los tumores de mama

2. Fortalecen los huesos y dientes

Los minerales esenciales que contienen estos pequeños frutos son útiles para proteger la densidad ósea y la salud de las piezas dentales.

Ingerirlos de forma regular ayuda a prevenir la osteoporosis e infecciones que afectan la salud dental.

De hecho, se recomiendan para mejorar el proceso de absorción de calcio y vitamina D, dado que contiene:

  • Minerales (potasio, hierro, magnesio, zinc, manganeso)
  • Vitamina K

3. Protegen la salud cardíacaEnfermedades cardíacas

Como acabamos de ver, los arándanos contienen cantidades importantes de potasio y magnesio, dos minerales esenciales que ayudan a regular los procesos inflamatorios del cuerpo para reducir el riesgo cardíaco.

Estos nutrientes equilibran los líquidos de los tejidos y reducen el riesgo de padecer trastornos como la hipertensión y el ataque cardíaco.

También es útil para mejorar la circulación y los procesos de oxigenación, ya que evita que el corazón realice sobresfuerzos.

4. Previenen la diabetes

Las personas con descontroles en sus niveles de glucosa en la sangre o con riesgos de padecer diabetes pueden encontrar un gran aliado en estos frutos.

Contienen fibra y sustancias antioxidantes que, tras ser absorbidas, disminuyen los niveles de azúcar, por lo que facilitan los procesos metabólicos que se encargan de utilizarla como fuente de energía.

5. Mejoran la memoriaMemoria

Se ha comprobado que hay una interesante relación entre el consumo regular de arándanos azules y el buen funcionamiento de la memoria.

Todo indica que sus compuestos antioxidantes minimizan el estrés oxidativo y reducen el daño celular que genera dificultades cognitivas.

Estos compuestos, sumados a sus vitaminas y minerales, ejercen un control sobre el sistema nervioso, mejoran la actividad cerebral y disminuyen el riesgo de demencia.

6. Combaten las infecciones urinarias

Por su poder alcalino y su alto contenido de compuestos antibacterianos, el zumo natural de arándanos azules es útil para prevenir y tratar las infecciones de las vías urinarias.

Su ingesta altera el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse y, de paso, tiene un efecto antiinflamatorio que calma el dolor.

Está recomendado para aumentar la producción de orina y mejorar los procesos que se encargan de eliminar los desechos desde los riñones.

7. Protegen la salud visualMejora-la-salud-visual

Estas frutas contienen carotenoides y cantidades importantes de vitamina E, ambos necesarios para mejorar la habilidad visual y evitar el desarrollo de afecciones oculares.

Su poderoso efecto antioxidante protege la retina y la mácula, reduciendo las probabilidades de desarrollar enfermedades como las cataratas y la degeneración macular.

Incluso, es un remedio natural contra los problemas visuales leves, como el enrojecimiento y la sequedad ocasionados por el estrés.

¿No lo sabías? 8 síntomas que experimentas cuando padeces estrés visual

8. Previenen el envejecimiento prematuro

Consumir este fruto de forma habitual tiene interesantes beneficios en la prevención del envejecimiento prematuro a nivel interno y externo.

Sus sustancias antioxidantes disminuyen el riesgo de enfermedades crónicas derivadas del exceso de inflamación y, de paso, frenan el daño celular que acelera el deterioro de la piel.

Tanto los frutos como el jugo natural pueden complementar los hábitos para evitar las arrugas y las imperfecciones asociadas con la edad.

Son suficientes razones para comerlos, ¿no crees? Anímate a adquirirlos en el mercado y disfruta su delicioso sabor mientras llenas tu cuerpo de nutrientes de la mejor calidad.

 

 

Te puede gustar