8 sorpresivos signos del cáncer de pulmón que no debes pasar por alto

Algunas molestias relacionadas con el cáncer de pulmón, como la tos persistente o la debilidad muscular, pueden pasar desapercibidas por considerarse normales o relacionarse con alguna actividad habitual

El cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer que más muertes causa en el mundo. Contrario a lo que se piensa, no solo se presenta en personas que fuman.

Este tipo de cáncer también lo desarrollan no fumadores y la explicación de esto es que están expuestos a otros factores que lo pueden desencadenar como:

  • Contaminación del aire
  • Ser fumador pasivo
  • Exposición a químicos como el asbesto y al radón

El dolor de pecho es uno de los principales síntomas, pero no debes pasar por alto los demás signos del cáncer de pulmón.

En función de la etapa en que se encuentre esta enfermedad se pueden experimentar estos síntomas:

La confusión en los signos del cáncer de pulmón

Algunas molestias que pueden ser un aviso de este tipo de cáncer pueden pasar desapercibidas o ser confundidas con otra enfermedad.

Muchas veces se le atribuye a un resfriado común o al cansancio propio por alguna actividad realizada.

Sin embargo, atender de inmediato estos primeros síntomas incrementa la eficacia del tratamiento.

Estos síntomas son:

Visita este artículo: 7 tips para vencer el cansancio matutino de manera natural

1. Tos persistente

toser

Esta suele ser una tos seca que a veces se acompaña de sangre. En algunas ocasiones se presenta un moco espeso de color rojizo.

Si la tos dura más de un mes y genera ronquera o voz profunda es recomendable ir a un especialista en vías respiratorias para realizarse una serie de pruebas y descartar el cáncer de pulmón.

Mucha gente pasa por alto este síntoma porque resulta molesto realizar todos los exámenes. No obstante, debes pensar que, cuanto antes los hagas, antes despejarás tus dudas.

2. Infecciones crónicas

¿Últimamente notas que la bronquitis te afecta con mayor frecuencia sin causa aparente? En ese caso, pide a tu médico que te realice una evaluación más profunda.

Algo que debe encender las señales de alarma son los dolores en el pecho. Estos no son comunes en ningún caso.

  • Es común pensar que el dolor en el pecho solo tiene relación con problemas del corazón.
  • En caso de que tu cardiólogo haya descartado esto, deberías pedir a tu médico que evalúe tus pulmones.

3. Pérdida de peso

Bebida natural para bajar de peso y eliminar las toxinas

Si has bajado de peso sin hacer cambios en la dieta ni haber incorporado una rutina de ejercicios, debes detenerte a pensar en la causa.

Aunque a primera vista puede parecer algo genial, con el tiempo puede representar un gran problema.

4. Dolor de huesos

Este es un signo de cáncer de pulmón que suele presentarse cuando ya se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Por lo general, la espalda y las caderas son las zonas que se ven afectadas.

Algunas personas suelen ver como algo común este síntoma, en especial por su edad. Sin importar cuántos años tengas, siempre debes revisar que el dolor de huesos no sea nada grave.

5. Inflamación de cuello y cara

Ocurre cuando el tumor presiona la vena cava, que es aquella que transporta sangre desde la cabeza y brazos al corazón.

La inflamación aparece porque el flujo de la sangre es más lento de lo debido. No lograrás eliminar la inflamación con masajes ni otras alternativas.

6. Debilidad muscular

Es un signo del cáncer de pulmón que afecta a las caderas, brazos, hombros y piernas. Es común sentir debilidad y falta de fuerza por lo que las actividades cotidianas se tornan complicadas de completar.

7. Altos niveles de calcioMareos

En algunos tipos de cáncer de pulmón se incrementa el nivel de calcio y se libera al torrente sanguíneo. Esto produce los siguientes síntomas:

  • Micción frecuente
  • Estreñimiento
  • Sed excesiva
  • Náuseas
  • Dolor de estómago
  • Mareos

La única forma de comprobar y estar seguro de si esto está sucediendo en el organismo es con una prueba de sangre.

8. Respiración forzada

¿Roncas al dormir? ¿Se te complican las tareas más comunes que antes hacías sin problema? ¿Caminar a paso ligeramente rápido te deja sin aliento cuando antes no era un problema?

El cáncer de pulmón afecta la capacidad aeróbica por lo que debes acudir con tu médico para que realice algunas pruebas.

Solo él podrá determinar si estás teniendo un problema grave o si la respiración forzada es fruto de la edad o la falta de actividad física.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo la respiración incorrecta puede afectar tu salud

Mantente alerta ante cualquier cambio inesperado

Como puedes ver, algunas señales pueden ser síntoma de otro problema además del cáncer de pulmón.

Lo que es importante es que te mantengas atento a cualquier cambio en tu cuerpo que no sea producto de una modificación en la dieta, actividad física o medicación.

En cuanto veas alguno de estos cambios sería buena idea acudir con tu médico para que evalúe sus causas.

En el mejor de los casos solo será una falsa alarma pero también podría darle la oportunidad de detectar esta u otra enfermedad a tiempo.

Recuerda que el cáncer es una enfermedad cuyo diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de tener un tratamiento exitoso.

También evita la exposición a factores cancerígenos como el humo del tabaco u otros agentes químicos tóxicos.

Te puede gustar