8 tipos de dolores de cabeza y cómo combatirlos

A veces, los dolores de cabeza pueden estar ocasionados por el consumo de medicamentos. En tal caso, es fundamental consultar con el especialista para que nos cambie el tratamiento.

Los dolores de cabeza son una de las enfermedades más comunes, pero eso no es consuelo cuando lo padecemos. La tensión causa muchos dolores de cabeza, y el tratamiento, por lo general, consiste en tomar un par de aspirinas y relajarse.

No obstante, a veces los dolores de cabeza se vuelven crónicos y tus intentos para tratar dolores de cabeza a veces pueden empeorarlos. A menudo nuestra evaluación de la causa del dolor de cabeza es incorrecta, y esto nos lleva a intentar la acción correctiva que no nos da ningún alivio. En este artículo aprenderás los 8 tipos de dolores de cabeza que existen y cómo combatirlos.

8 tipos de dolores de cabeza y sus tratamientos

1. Sinusitis

A pesar de que el invierno ha terminado, tienes estornudos, una respiración sibilante y presión en los senos nasales. Además, tienes los ojos llorosos, escurrimiento nasal y un dolor de cabeza que, al parecer, no se irá hasta que llegue el invierno de vuelta otra vez.

Existe una probabilidad de que tus senos nasales sean los únicos culpables de tu dolorida cabeza. Sin embargo, los dolores de cabeza debido a la alergia y los senos nasales son más raros de lo que piensas; a menudo se diagnostican como dolores de cabeza causados por otras razones.

Si tu dolor de cabeza está relacionado con la sinusitis, no te molestes en tratarlo como otro dolor de cabeza. En este caso, se necesita el tratamiento de la causa subyacente: tus cavidades sinusales inflamadas.

Puedes remediar esto utilizando un spray nasal de solución salina, un humidificador o antibióticos recetados (solo si una infección bacteriana causó la inflamación). Lo mismo aplica para cualquier dolor de cabeza relacionado con la alergia; se debe resolver la reacción alérgica, eliminar el alérgeno en sí mismo y tu dolor de cabeza va a desaparecer también.

2. Cefalea

Las cefaleas parecen surgir de la nada y causan un dolor insoportable, por lo general en un lado de la cabeza. Se sienten más intensos alrededor de la zona central y crean una inquietante sensación de presión directamente en el ojo.

Las cefaleas son raras y, por lo general, duran alrededor de una hora. Puede haber un período de días, semanas o meses durante el cual se producirán los dolores de cabeza. Después de haber sufrido varios de ellos, a menudo desaparecen de repente, durante meses o incluso años.

Los investigadores se están acercando a la comprensión de las cefaleas y saben que el hipotálamo (el área del cerebro que controla el sistema nervioso autónomo y regula las hormonas, el sueño, la libido, la respiración y otros procesos corporales automáticos) se activa cuando se producen, pero no saben el porqué.

Cuando el hipotálamo actúa durante estos episodios, estimula una vía nerviosa a lo largo de la base del cerebro y esto causa dolor en los ojos. Los vasos sanguíneos de la superficie del cerebro se inflaman, lo que genera la sensación de opresión.

Lee más: Remedios para la cefalea tensional

Si tienes cefalea, deja de beber y fumar para prevenir un dolor de cabeza. Curiosamente, la terapia de oxígeno (la respiración de oxígeno a presión a través de una máscara durante unos minutos) puede ayudar a encoger los vasos sanguíneos inflamados. Los casos extremos pueden requerir cirugía para bloquear el nervio trigémino, que provoca la presión en el ojo.

3. Migraña

Las migrañas son, probablemente, el más infame y temido de todos los tipos de dolores de cabeza. Estas trituradoras de cabeza son causadas por la inflamación de los vasos sanguíneos y las arterias que envuelven el cerebro, que literalmente exprimen el cerebro hasta que duele.

El sistema nervioso de tu cuerpo puede responder con una respuesta exagerada de lucha o huida. Sentirás náuseas, se ralentizará la absorción intestinal, habrá un aumento de la presión arterial y un aumento de la sensibilidad a los estímulos sensoriales.

Debido a la ralentización de tu proceso de digestión, los medicamentos para aliviar el dolor (cruelmente) no se absorben tan rápidamente, lo que retrasa tu alivio.

Migraña menstrual

Las migrañas causan dolores punzantes intensos. La agonía puede durar varias horas o incluso días. Algunas personas ven auras, por lo general, destellos de luz que sirven como advertencias de que una migraña está en camino.

En la actualidad, no hay una solución fácil para las migrañas, sino una variedad de opciones. Los tratamientos incluyen medicinas preventivas y curativas, tales como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, los triptanes (medicamentos que reducen la hinchazón de los vasos sanguíneos en el cerebro), los opiáceos, los betabloqueantes y antidepresivos.

Las personas reaccionan de manera diferente a cada opción de tratamiento, por lo que se debe encontrar una combinación de soluciones para reducir la frecuencia y la intensidad de las migrañas.

4. Tensional

Los dolores de cabeza de tipo tensional son muy comunes, pero todavía no se conocen bien. Estos varían en intensidad y frecuencia. Uno puede tener un período de dolores de cabeza tensionales graves casi a diario, o puede experimentar un dolor de cabeza tensional una vez que le perjudique lo suficiente.

En algún momento de la vida, 7 de cada 10 personas tendrán dolores de cabeza de tipo tensional. Por lo general, este tipo de dolor de cabeza causa un dolor descentralizado, sin brillo, que hace que tu cerebro se sienta como si estuviera en una abrazadera.

Tu cuello y hombros serán ajustados y te sentirás especialmente sensible a la luz y al sonido. Como su nombre indica, el estrés y la ansiedad son los disparadores de estos dolores de cabeza, y puedes tratarlos con la simple relajación y los medicamentos comunes para el dolor de cabeza.

Cefaleas

Algunas personas padecen dolores de cabeza de tipo tensional crónicos y pueden encontrar consuelo a través de los antidepresivos prescritos, que se suelen utilizar en la batalla contra los dolores de cabeza. Otros, sin embargo, pueden mantener estos tipos de dolores de cabeza a raya al reducir el estrés y tratarse periódicamente con un masaje profesional.

5. Fatiga visual

Si ves demasiada televisión, estás demasiado tiempo delante del ordenador o lees en la oscuridad, no perderás tu visión; esto es solo un mito. Sin embargo, estas actividades puedan hacerle daño a tu cabeza. Muchos de nosotros pasamos horas sentados delante del ordenador o la televisión, a menudo permaneciendo demasiado tiempo en la misma posición o incluso quedándonos dormidos.

Si permaneces sentado durante largos períodos en una silla de oficina en el trabajo (o en tu oficina en casa), usa una silla de escritorio adecuada para la columna vertebral. Si realizas mucho trabajo en el ordenador, trata de usar pantallas con cualidades antideslumbrantes. Incluso llevar gafas oscuras durante el día puede prevenir el dolor de cabeza producido por la fatiga visual.

Por último, si continúas teniendo dolores de cabeza relacionados con la fatiga visual, consulta a un especialista de ojos para asegurarte de que no tienes problemas oculares no diagnosticados que estén causando el problema. Muchas veces se suelen requerir nuevos lentes o lentes de prescripción.

6. Hormonas

Las mujeres pueden experimentar dolores de cabeza debido al flujo y reflujo de las hormonas en el cuerpo. Específicamente, el estrógeno y la progesterona (o la falta relativa de los mismos) son los culpables.

Estos dolores de cabeza son también llamados migrañas menstruales. Así se puede explicar por qué las mujeres reportan más dolores de cabeza por migraña que los hombres, ya que los dolores de cabeza y migrañas hormonales comparten muchos de los mismos síntomas.

Los días previos a la menstruación son cuando las mujeres son más propensas a experimentar dolores de cabeza hormonales. La cantidad de estrógeno en el cuerpo de una mujer cae en picada poco antes de que comience la menstruación y, a veces, la reorganización de este químico puede desencadenar un dolor de cabeza fuerte. El uso de píldoras anticonceptivas también puede ocasionar estos dolores.

Para solucionarlo, aplica una compresa fría en el cuello y la cabeza. Esto puede ayudar, al igual que el masaje en el cuello y los hombros.

El alivio de los dolores de cabeza hormonales también se puede encontrar en el uso de diuréticos (tras la consulta al médico) u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, así como los medicamentos recetados.

Otro tratamiento poco convencional (y temporal) para los dolores de cabeza del tipo hormonal es el embarazo. La mayoría de las mujeres informan que sus dolores de cabeza hormonales desaparecen en algún momento del segundo trimestre, pero ese no siempre es el caso.

Las mujeres menopáusicas que luchan contra los dolores de cabeza hormonales pueden probar los parches de estrógenos; estos proporcionan una liberación constante diaria de estrógeno y progesterona.

7. Medicamentos

Mientras muchos dolores de cabeza se pueden aliviar con analgésicos de venta libre, a veces el tratamiento del dolor con ciertos medicamentos es la fuente de nuevos dolores de cabeza.

Cuando la aspirina u otros analgésicos de venta libre no solucionan el problema, muchas personas tienden a aumentar la dosis, aumentar la frecuencia de su uso o a recurrir a analgésicos más fuertes para aliviar el dolor de cabeza.

Para algunas personas, los analgésicos (tanto los de venta libre y como los de venta con receta) empeoran sus dolores de cabeza, lo que lleva a un uso todavía mayor. Esto las pone en un espiral descendente del dolor de cabeza a medida que continúan aumentando el uso de la sustancia que, en realidad, está empeorando sus dolores de cabeza.

alergias-a-las-medicinas

No está claro por qué sucede, pero los investigadores especulan con que el uso de analgésicos con frecuencia altera la forma en la que ciertos receptores funcionan en el cerebro.

Los dolores de cabeza inducidos por la medicación suelen causar dolor que se esparce o se ubica en diferentes partes de la cabeza. Sin embargo, este tipo de dolor de cabeza no trae consigo los síntomas de la sensibilidad a la luz de la migraña común u otros tipos de dolor de cabeza.

Las personas que sufren dolores de cabeza inducidos por medicación deben disminuir su uso de analgésicos (después de consultar a su médico, por supuesto). La mala noticia es que el dolor de cabeza a menudo empeora después de dejar los analgésicos y puede permanecer durante días o incluso semanas.

No obstante, si puedes soportar el periodo de la cefalea prolongada sin sucumbir a la tentación de tomar analgésicos, puede que te liberes de este ciclo.

8. Cafeína

Personas de todo el mundo disfrutan del café; cuando quienes beben este brebaje estimulante no consiguen su respectiva taza en la mañana, muchos terminan sosteniendo su cabeza entre sus manos.

La abstinencia de cafeína suele causar un dolor de cabeza palpitante y, en el corto plazo, la curación es bastante simple: la cafeína. No solo la carencia de esta sustancia causa dolores de cabeza, también genera fatiga y distracción. Puede ser difícil abordar el problema general, pero la solución temporal es una taza de café.

Lee también: 7 maneras de aumentar tu energía sin cafeína

Pero, ¿por qué nos duele la cabeza cuando no ingerimos nuestra dosis de cafeína diaria? Se debe a que el flujo de sangre al cerebro aumenta durante la abstinencia de cafeína, lo que causa la inflamación de los vasos sanguíneos implicados en la sensación de “presión” asociada a los dolores de cabeza.

Entonces, si estás tratando de dejar la cafeína, prueba reducir su ingesta lentamente durante muchos días. Así, podrás evitar estos dolores y no tendrás que preocupes por ellos de nuevo.

Te puede gustar