8 tipos de orina que podrían decir algo importante sobre la salud

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Fabián Avila el 10 enero, 2019
Daniela Castro · 28 febrero, 2015
Para que nuestra orina tenga un color saludable, es necesario mantenernos bien hidratados. A continuación te contamos más al respecto.

El color de la orina ha sido una de las formas más utilizadas para conocer el estado de salud de una persona  desde la Antigüedad. Gracias a ella, se pueden estudiar posibles padecimientos de diversa índole, no solo renales o urinarios.

A través de la orina, expulsamos cientos de desechos que nuestro cuerpo no necesita y que provienen de todo lo que comemos y bebemos. Por ello, la alimentación y la hidratación están directamente asociadas al color que tiene.

Los aspectos que se vienen a considerar son el color, la densidad y el olor. Por supuesto, esto vendría a ser a nivel superficial, ya que un análisis de laboratorio es más exhaustivo.

Los colores de la orina

Es muy importante conocer, al menos en líneas generales, qué es lo que quiere decir el color de la orina sobre nuestra salud. De esta manera, podremos detectar las señales que nuestro cuerpo nos envía en caso de malestar y así podremos informar al médico acerca de la irregularidad observada.

1. Traslúcida o muy clara

Cuando la orina no tiene color alguno o es muy clara, es un indicativo de que se está bebiendo mucha más agua de la que se necesita, y que es necesario detenerse para no descompensar las sales del organismo. Si bien es cierto que los riesgos por beber exceso de agua son raros, nadie está exento de padecerlos.

Si el color es demasiado claro y la persona tiene la necesidad de orinar con frecuencia, puede tratarse de la intoxicación por agua o sobrehidratación. Por otro lado, si la tonalidad es clara, se siente deseos de orinar, pero no se ha ingerido mucho líquido, entonces podría indicar diabetes.

2. Clara

Una orina clara que no llegue a tener una tonalidad amarilla indica que el organismo está bien hidratado. Por lo general, este color se toma como señal de buena salud.

Para saber más: ¿Por qué la hidratación es tan importante?

2. Amarillo claro

El color amarillo claro también es una señal de una buena hidratación. No obstante, si la tonalidad comienza a oscurecerse, tornándose amarillo intenso, ámbar o marrón, esto será un indicativo de que hay que beber agua.

Ese color característico se debe a un pigmento llamado urobilina. La orina normal transporta esa urobilina, la cual se diluye en agua y crea ese color amarillo casi transparente que indica que tenemos una correcta hidratación.

3. Marrón

El color marrón puede ser producto de haber ingerido alimentos como frijoles, habas, alubias, ruibarbo o ciertos medicamentos. En el caso más extremo, este color puede indicar un problema del hígado o deshidratación severa.

Mal color de la orina.

4. Rosa, rojo y afines

Algunos alimentos que son de color rojo pueden causar alteraciones en el color de la orina y hacer que tenga una tonalidad rosa o rojiza. El consumo de arándanos, ruibarbo, remolacha o algún alimento rojizo puede hacer que la orina cambie a este tono.

Sin embargo, este color también puede deberse a ciertos medicamentos, o bien, puede tratarse de sangre. Generalmente no se debe tomar por una señal alarmante, ya que puede significar hematuria (sangre en orina) por alguna infección.

Te interesa saber: Leucocitos en la orina: ¿Qué significa?

5. Naranja

El consumo de alimentos como mora de los pantanos (mora naranja), remolacha, zanahorias o cualquier alimento naranja puede hacer que la orina se torne de este color momentáneamente.

En algunos casos, puede indicar un problema en el hígado o las vías biliares, especialmente si se acompaña con heces de color claro. La deshidratación, que puede hacer que la orina se concentre y tenga un color mucho más intenso, también puede provocar que la orina presente un color anaranjado.

6. Azul verdoso claro

A veces, la orina de color verde se manifiesta durante las infecciones urinarias provocadas por bacterias pseudomonas. Fuera de esto, también se puede deber al consumo de algún alimento, sobre todo si tenía un colorante azul o verde. Por ejemplo, los espárragos pueden hacer que la orina tenga un tono ligeramente verde o azul.

Por otro lado, una tonalidad azul o verdosa también podría indicar que estás en un proceso de cambiar vitaminas o medicamentos. Si ninguno de estos dos casos te explica la tonalidad azul verdosa, consulta al médico.

Color de la orina.

Otros aspectos que se deben tener en cuenta

Espuma

Si la orina es demasiado espumosa puede estar indicando el exceso de proteínas en el organismo o alguna enfermedad renal que debe atenderse pronto.

Aspecto turbio

Un aspecto turbio puede indicar que la orina contiene un alto índice de fosfato, lo cual podría ser producto de piedras en el riñón. Si la orina continúa turbia durante algunos días, es un signo claro de una infección en el tracto urinario, por lo que se recomienda acudir al médico cuanto antes.

El aspecto turbio viene acompañado de un olor desagradable y produce ganas de orinar con frecuencia. En el caso de los hombres, el color de orina turbia o sucia puede deberse al semen que queda en el tracto urinario.

Olor

Cuando la orina tiene un olor intenso y desagradable, esto puede ser producto tanto de lo que se ha consumido (espárragos, café, medicamentos, etc.) como infecciones. Por ello, si el olor es muy intenso, se recomienda acudir al médico para una evaluación.

Tanto el color como otros aspectos de la orina pueden ser muy útiles a la hora de saber qué tal está nuestra salud en términos de dieta e hidratación. Por ello, es importante no pasar por alto las señales y mantener buenos hábitos. 

  • Brunzel, N. A. (2013). Fundamentals of Urine & Body Fluid Analysis. In Fundamentals of Urine & Body Fluid Analysis. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Hooper, L., Bunn, D. K., Abdelhamid, A., Gillings, R., Jennings, A., Maas, K., … Fairweather-Tait, S. J. (2016). Water-loss (intracellular) dehydration assessed using urinary tests: How well do they work? Diagnostic accuracy in older people. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.3945/ajcn.115.119925
  • Mundt, L. A., & Shanahan, K. (2011). Chemical Analysis of Urine. In Graff’s Textbook of Routine Urinalysis and Body Fluids. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004