Tipos de mamás: ¿cuál eres tú?

Thady Carabaño · 24 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 24 febrero, 2019
Cuando la maternidad llega a nuestras vidas nos pone a prueba en muchos sentidos. Seguramente, todas queremos lo mejor para nuestros hijos, aunque a veces cometamos errores.

Existen diversos tipos de mamás creadas por los especialistas. Estas tienen el objetivo de determinar conductas y promover correctivos.

Además, para quienes ejercen el rol de madre, más allá de satisfacer una curiosidad, también es una forma de analizar la propia acción y asegurarse que se va por el camino correcto en la crianza de los hijos.

Si llegaste hasta este artículo, seguramente estés buscando información sobre cómo estás ejerciendo tu rol de madre. Es probable que verse retratada en cualquiera de estas categorías, e incluso en más de una a la vez. A continuación desarrollamos cuáles son.

Tipos de madres.

Clasificación de mamás

Cuando la maternidad llega a nuestras vidas nos pone a prueba en muchos sentidos. Seguramente, todas queremos lo mejor para nuestros hijos, aunque a veces cometamos errores. Los seres humanos somos así de complejos.

En muchos casos, cuando la situación personal es en concreto compleja, es buena opción consultar con un psicólogo o pedagogo los problemas y dudas que surgen en la maternidad. Se trata de buscar ayuda profesional más allá de la propia persona.

Además, encontrar cuáles son las características que definen el comportamiento que se lleva a cabo, o descubrir cuáles pueden ayudar también es positivo. A continuación, desarrollamos las categorías de madres que existen.

1. Mamá autoritativa

La madre autoritativa o democrática es la que es capaz de establecer normas claras. Tienden a razonar de forma afectuosa y respetuosa, y confía en que las consecuencias por el incumplimiento de esas normas serán las que motoricen el aprendizaje de los hijos.

La mamá autoritativa no impone una orden, aunque sí es firme en lo que pide a su hijo. Siempre sin dejar de ser cariñosa y tierna. No utiliza el miedo y el castigo, sino que razona con el niño, escucha su punto de vista a pesar de no estar de acuerdo. Se caracteriza por tener las siguientes actitudes:

  • Ayuda a sus hijos a ser independientes.
  • Enseña a que los niños aprendan a valerse por si mismos.
  • Fomenta la reflexión sobre las consecuencias negativas que tienen los actos.
  • Explica a sus hijos lo que se espera de ellos en función de su edad y su nivel de madurez.

2. Tipos de mamás: mamá tigre

La mamá tigre es una madre muy exigente y autoritaria. Es  una personalidad enfocada en lograr la perfección de sus hijos a partir de una disciplina férrea. De este modo, las normas no se discuten. Está convencida que su forma de criar es la garantía para lograr el éxito en la vida de sus hijos.

A raíz de este comportamiento, a veces los niños se encuentran en situaciones en las que no tienen tiempo para jugar, ni para compartir tiempo de ocio con otros niños de su edad. Las altas expectativas de la madre solo aceptan un «excelente» en el desempeño académico o en las actividades complementarias que realiza el niño.

La mamá tigre puede lograr tener un hijo excepcional en los estudios o un virtuoso en una práctica deportiva o artística. Cabe preguntarse si sus hijos son felices mientras alcanzan esos resultados.

Tipos de madre: madre preocupada.

3. Tipos de mamás: mamá obediente

Entre los tipos de mamá, hay una que es permisiva y sumisa. Se le llama mamá obediente. La madre está tan preocupada por ser amiga de sus hijos que se olvida de ejercer su rol de madre. No establece normas por temor a que sus hijos sufran o se frustren. Seguramente es hija de una madre autoritaria.

La madre, de niña es posible que aprendiese a obedecer las órdenes de su madre, de forma que se convirtió en una persona insegura. Tiende a ceder a lo que pide el hijo, quien poco a poco se hace más exigente, hasta convertirse en un tirano.

El hijo de la madre obediente puede llegar a no conocer límites. No sabe esperar, incluso maltrata y es egocéntrico, porque obtiene todo de una madre obediente, que está dispuesta a dar todo sin que ello represente ningún esfuerzo ni responsabilidad para el hijo.

Te recomendamos leer: Lo mejor para educar niños buenos es hacerlos felices

4. Tipos de mamás: mamá ausente

Hay mamás que delegan la educación y crianza de sus hijos en terceros. Estas son las madres ausentes. Los motivos de su ausencia son diversos, y aunque procuran llenar el vacío emocional que deja su ausencia, lo cierto es que no están disponibles para cuando se necesita un elogio o una reprimenda.

Desde las que tienen horarios de trabajo muy exigentes para lograr el sustento del hogar, hasta las que aún estando presente, no se involucra en la crianza de los hijos.

Puede ser una mujer para la cual su agenda, su carrera, su estilo de vida, está primero que las necesidades de sus hijos. Como no brindan suficiente acompañamiento emocional, sus hijos pueden desarrollar problemas en relación con la empatía y la compasión.

Madre ausente.

Probablemente todas las madres tengamos un poco de cada uno de estos tipos de mamás. La mamá perfecta no existe. Es bueno autoanalizarse y encontrar en qué se puede mejorar. 

  • Kawash, S. (2011). New Directions in Motherhood Studies. Signs: Journal of Women in Culture and Society. https://doi.org/10.1086/658637
  • Palomar, C. (2004). “Malas madres’’’: la construccion social de la maternidad.” Debate Feminista.
  • Solé, C., & Parellá, S. (2008). Nuevas expresiones de la maternidad. Las madres con carreras profesionales exitosas. Revista Española de Sociología.
  • Palomar, C. (2005). Maternidad: Historia y Cultura. Revista de Estudios de Género La Ventana.