8 tips caseros para eliminar restos de comida pegada en las ollas

Según el material del que estén hechas las ollas deberemos optar por un ingrediente u otro para limpiarlas sin dañarlas. En el caso de las ollas de teflón, evitaremos los productos agresivos

La mayoría de personas tiene alguna que otra dificultad al momento de cumplir con las tareas de limpieza de la cocina. Aunque lavar los platos y limpiar las superficies son labores sencillas, en ocasiones se presentan inconvenientes por los restos de comida que se adhieren de las ollas.

Y es que por más que tratamos de evitarlo, hay ciertos alimentos que se pegan con facilidad y causan manchas difíciles de eliminar.

Si bien hay muchos productos comerciales que pueden ayudar a solucionarlo de forma eficaz, también hay ingredientes caseros que consiguen efectos similares.

Como la idea es ser más amigables con el medio ambiente, a continuación queremos compartir 8 buenas alternativas para que te deshagas de este problema sin emplear químicos agresivos.

¡Pruébalas!

1. Vinagre blanco para eliminar la suciedad de las ollas

Los ácidos que contiene el vinagre blanco facilitan la limpieza y desinfección de las cacerolas y ollas de acero inoxidable.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primeramente, agrega un poco de vinagre blanco en el fondo de la olla y ponlo a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, baja el fuego y déjalo cinco minutos más.
  • Pasado el tiempo aconsejado, retíralo y espera a que repose unos minutos.
  • Por último, frótalo con una esponja y elimina la comida pegada.

Te recomendamos leer: 6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

Vinagre blanco como opción para eliminar los restos de comida de las ollas

2. Agua con sal

El agua con sal es una interesante solución para quitar los restos de alimentos que no están demasiado adheridos.

¿Cómo utilizarla?

  • En primer lugar, debes lavar la olla con agua caliente, detergente y una esponja suave.
  • Cuando elimines el exceso de alimentos, cubre el fondo con agua caliente y dos cucharadas de sal.
  • Después, déjalo en remojo durante 15 minutos y frótalo con una almohadilla de nailon.
  • Si después de esto quedan restos, vuelve a añadir agua con sal y ponla a hervir.

3. Bicarbonato de sodio contra los restos de comida

El bicarbonato de sodio actúa como un poderoso detergente casero contra las manchas, los restos de comida y los quemados de las ollas.

Su poder astringente remueve la grasa y otras sustancias que impiden que se elimine la totalidad de sobras.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, espolvorea una cantidad abundante de bicarbonato de sodio en el fondo de la olla, agrégale un poco de agua y ponlo a hervir a fuego lento.
  • Cuando llegue a ebullición, déjala 5 minutos más y retírala para finalizar la limpieza.
  • Si la olla tiene quemados a los lados, añade media taza de bicarbonato de sodio (100 g) por cada 3,75 litros de agua y ponla a hervir.
  • Finaliza enjuagando con jabón y una esponja.
El bicarbonato de sodio es una de las alternativas para limpiar las ollas sucias

4. Cáscaras de patata con vinagre

¿Eres de las que desperdicia las cáscaras de patata? Deberías saber que se pueden convertir en tus mejores aliadas para lavar las ollas.

¿Cómo utilizarlas?

  • Corta algunas cáscaras de patata, colócalas en el fondo de la olla y añádeles un chorro de vinagre.
  • Déjalo actuar toda la noche y lávalas al día siguiente.

5. Pieles de tomate para limpiar las ollas

El ácido que contienen las pieles de tomate es idóneo para recuperar el brillo de las ollas quemadas o manchadas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega dos tazas de agua en la olla y ponla a hervir con algunas cáscaras de tomate.
  • Cuando se enfríe, enjuaga con jabón líquido o detergente.
Las pieles de los tomates ayudan a limpiar la suciedad adherida en las ollas

6. Toallas de papel

Si las ollas están fabricadas con teflón debes evitar el uso de esponjas y jabones agresivos. Por esto, cuando estén aún tibias, intenta quitar la suciedad con la ayuda de una toalla de papel.

¿Cómo utilizarlas?

  • Toma uno o dos cuadros de toallas de papel absorbente, frota el fondo de la olla y asegúrate de dejarlo libre de aceites o comida.
  • Esto también te ayudará a evitar que la grasa se vaya por la tubería del fregadero.

7. Limón

El ácido cítrico del limón es uno de los agentes más utilizados en la fabricación de productos para quitar la grasa pegada y otras sustancias difíciles.

Úsalo si las ollas son de aluminio o acero inoxidable.

¿Cómo utilizarlo?

  • Corta un limón en varias rodajas y agrégalo en la olla con dos tazas de agua.
  • Déjalo hervir durante 5 minutos, espera a que repose y enjuaga.

Ver también: 3 remedios increíbles con cáscara de limón

El limón es una buena solución para eliminar la suciedad de las ollas

8. Jabón líquido para las ollas

El jabón líquido para lavar platos suele contener sustancias que son más potentes en lo que tiene que ver con la limpieza de las ollas o utensilios similares.

¿Cómo utilizarlo?

  • Si la olla es de una superficie dura y firme, frótala con una pequeña esponja de acero y un poco de jabón líquido.
  • Enjuaga y repítelo si es necesario.

¿Te sigues complicando al lavar las ollas? Ahora que ya sabes qué puedes hacer para dejarlas como nuevas, no dudes en ponerlo en práctica.

¡Te sorprenderás!

  • Cocina Semana. [Internet]. Cómo lavar las ollas manchadas o engrasadas. Disponible en: http://www.cocinasemana.com/tips-de-cocina/articulo/como-lavar-ollas-manchadas-engrasadas/26843
  • Flota. [Internet]. Trucos para limpiar una olla quemada. 2018. Disponible en: http://blog.flota.es/hogar-y-ahorro/trucos-para-limpiar-una-olla-quemada/#.XBIh8lVKjIU
  • Trucos de hogar caseros. [Internet]. Limpiar una olla quemada con vinagre. 2017. Disponible en: https://trucosdehogarcaseros.com/limpiar-una-olla-quemada/