8 tips de cómo dormir mejor en el embarazo

Los cambios físicos y emocionales que se producen en el periodo de gestación pueden causar muchas dificultades para dormir lo adecuado. Es primordial implementar prácticas saludables para lograr conciliar el sueño.

Los grandes cambios que produce el embarazo en el organismo pueden interferir en la calidad de sueño. Aunque en los primeros meses el cansancio se apodera del cuerpo, llega un momento en la gestación en que es difícil dormir mejor en el embarazo.

De hecho, conforme avanza esta etapa aparecen síntomas y características que inciden en la aparición de trastornos del sueño: la barriga crece, aumentan las molestias digestivas y surgen cientos de dudas que pueden acompañarse con ansiedad.

¿Cómo dormir mejor en el embarazo? Hay muchas futuras madres que anhelan la respuesta para este interrogante. Por esta razón, a continuación hemos recopilado una serie de tips que pueden ser útiles para lograr un buen descanso.

¿Por qué cuesta tanto dormir bien en el embarazo?

Antes de conocer los métodos para mejorar el sueño en la gestación, repasemos algunos de los motivos del insomnio en esta etapa. Si bien en cada caso puede incidir uno o varios factores, en general es una respuesta de los cambios hormonales, físicos y emocionales.

Dormir en el embarazo.

  • Aumento de estrógenos y progesterona
  • Necesidad constante de orinar en la noche
  • Reducción de los niveles de melatonina
  • Aumento del volumen y peso del vientre
  • Ansiedad e inquietudes por el parto
  • Movimientos excesivos del bebé
  • Sensación de mareo al estar boca arriba
  • Calambres y hormigueo en las extremidades
  • Aumento de acidez estomacal y reflujo ácido
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Dolores de espalda

Los mejores tips para dormir mejor en el embarazo

Implementar medidas para dormir mejor en el embarazo es determinante tanto para tener buenas energías, como para gozar de buenas condiciones físicas y mentales. Aunque es normal tener problemas de sueño en esta etapa, es primordial buscar la manera de lograr un descanso óptimo.

Te interesa leer: Riesgos en el embarazo a los cuarenta

1. Regular el horario de sueño

Conforme avanza la gestación el cuerpo demanda más horas de sueño. Por eso, desde los primeros meses es conveniente seguir un horario de sueño regular, con el cual se cumplan las necesidades de descanso.

Regular el horario de sueño.

2. Consumir una cena ligera

Ninguna embarazada se debe saltar la cena, claro está. Sin embargo, los platos que se consumen a esta hora del día deben ser ligeros, libres de alimentos irritantes. El consumo de fritos, grasas y alimentos picantes puede causar reflujo ácido y malestares nocturnos.

3. Moderar los líquidos

Uno de los impedimentos para dormir mejor en el embarazo es esa necesidad recurrente de ir al baño. Debido a esto, lo ideal es moderar el consumo de líquidos después de las cuatro de la tarde. Con lo anterior el cuerpo podrá eliminar los fluidos antes de ir a la cama.

4. Evitar la cafeína

El café, el chocolate y otros productos con cafeína y compuestos estimulantes pueden poner el cerebro en un estado de alerta que impide descansar. Por lo tanto, para no tener insomnio se debe evitar su consumo desde la tarde.

5. Hacer actividad física

El embarazo no debe ser un impedimento para hacer actividad física. De hecho, su práctica puede ayudar a descansar mejor por las noches, en especial cuando se realiza temprano. Lo aconsejable es implementar una rutina apropiada para embarazadas o salir a caminar unos 30 minutos.

Actividad física en el embarazo ejercicios recomendados.

6. Implementar técnicas de relajación

Los ejercicios de respiración y técnicas de relajación como el yoga pueden ayudar a disminuir las tensiones y angustias que afectan el sueño en el embarazo. Otras prácticas saludables pueden ser un baño con agua tibia o una sesión de aromaterapia.

7. Usar compresas calientes

La aplicación de compresas calientes es una medida sencilla y efectiva para calmar esos dolores de espalda que suelen incidir en los problemas de sueño. Lo mejor es usarlos poco antes de ir a la cama para que su efecto relajante ayude a dormir mejor.

8. Dormir de lado, sobre el costado izquierdo

Si los problemas de sueño están relacionados con las incomodidades de la postura al dormir, lo mejor es tratar de dormir de lado, apoyada en el costado izquierdo. Esta posición ayuda a mejorar la circulación y hace que fluya mejor hacia el feto.

Leer también: 7 buenos hábitos para combatir el insomnio y descansar mejor

Además, disminuye la hinchazón de los pies y contribuye a descansar con más facilidad cuando la barriga aumenta su tamaño. Aunque dormir boca arriba parece más cómodo, es menos recomendado porque puede influir en los dolores de espalda.

Recuerda que es normal tener varias noches de insomnio a lo largo del embarazo. Trata de no desesperarte. A pesar que al principio hay muchas dificultades, poco a poco puedes lograr una rutina saludable para descansar bien.

Te puede gustar