8 tips para eliminar el azúcar refinado de tu alimentación

Elena Martínez 30 marzo, 2017
Eliminar el azúcar refinado no quiere decir renunciar al sabor. Y es que hay alternativas que nos ayudan a endulzar nuestras recetas sin ser perjudiciales para nuestro organismo

Sabemos que debemos eliminar el azúcar y por ello cada vez más los productos son más light. No obstante, no conocemos en realidad los efectos negativos de este alimento sobre nuestra salud.

En este artículo podrás descubrir por qué debes dejar de comer azúcar blanco hoy mismo, así como unos sencillos y prácticos tips para sustituirlo por alternativas saludables.

1. Conocer por qué debemos eliminar el azúcar

Te recomendamos leer: Síntomas que alertan niveles elevados de azúcar en sangre

Conocer por qué debemos eliminar el azúcar

El primer punto para eliminar el azúcar blanco de nuestra dieta es conocer cuáles son las consecuencias negativas de consumirlo, para permanecer firmes en esta decisión de ahora en adelante:

  • Para eliminar el azúcar que consumimos nuestro cuerpo necesita calcio, por lo que vamos sufriendo una descalcificación progresiva que afecta a nuestros huesos y a nuestros dientes.
  • El azúcar acidifica el organismo, lo cual nos hace vulnerables a sufrir cualquier enfermedad.
  • 10 cucharadas de azúcar (100 gramos) tienen 384 calorías, por lo que contribuye a padecer sobrepeso.
  • Causa nerviosismo e hiperactividad, sobre todo en los niños.
  • Alimenta los patógenos, como los hongos y los parásitos, que se alimentan de ella y proliferan en nuestro organismo.
  • Empeora los estados de dolor e inflamación.
  • Nos puede llevar a estados de depresión.
  • Nos predispone a sufrir diabetes y trastornos hepáticos.
  • Empeora problemas de piel y acné.

2. Dejar de comprarlo

El segundo paso para dejar de comer azúcar parece obvio, ya que consiste en dejar de comprarlo.

No obstante, muchas personas siguen teniéndolo en casa “por si acaso”, lo cual facilita que caigamos en la tentación de consumirlo en momentos puntuales, cuando no tenemos otra cosa, cuando vienen visitas, etc.

3. Cuidado con el azúcar escondido

A la hora de eliminar el azúcar por completo debemos tener en cuenta que también está presente en grandes cantidades en muchos productos procesados, como por ejemplo:

  • Bollería industrial.
  • Bebidas y zumos.
  • Cereales del desayuno.
  • Chocolate.
  • Helados y batidos.
  • Salsas, sobre todo en el kétchup.
  • Mermelada.
  • Golosinas.
  • Lácteos azucarados.

Miraremos siempre la etiqueta para evitar los que ya contengan azúcar y optar por los que lleven otros endulzantes naturales.

4. Descubrir alternativas sanas

Descubrir alternativas sanas

Eliminar el azúcar no significa dejar de comer dulce. Tenemos a nuestro alcance una gran variedad de endulzantes naturales, ricos en vitaminas y minerales.

Nuestro cuerpo los asimilará mucho mejor sin las terribles consecuencias del azúcar blanca a largo plazo:

  • Azúcar moreno integral.
  • Miel de abeja.
  • Azúcar o miel de caña.
  • Estevia pura o refinada.
  • Sirope de agave, de arce, etc.
  • Azúcar de coco o de abedul.
  • Melazas de frutas (manzana, pera, etc.) y cereales.

Cada uno de estos endulzantes tiene un sabor específico. Podemos ir probándolos para descubrir cuáles nos gustan más y con qué alimentos combinan bien.

5. El dulzor de la canela

La canela es una especia deliciosa y aromática que aporta dulzor natural a cualquier receta, de manera que no necesitaremos añadir tanto azúcar a los alimentos.

Además, esconde una maravillosa virtud, y es la de regular los niveles de azúcar en sangre, por lo que es un condimento excelente para todo tipo de platos, tanto dulces (bizcochos, galletas, batidos, crepes, etc.), como salados (carne, guisos).

6. Batidos con frutas dulces

Los batidos están de moda porque son recetas fáciles de preparar y muy nutritivas y saludables, excelentes para tomar como desayuno o merienda.

Además, si les añadimos algunas frutas dulces ya no tendremos necesidad de añadir azúcar. 

Las frutas más dulces son las siguientes:

  • Piña.
  • Plátano o banana.
  • Pera.
  • Manzana.
  • Higo.
  • Ciruela.
  • Albaricoque.

Visita este artículo: 7 alimentos saludables que puedes comer todos los días

7. Bizcochos con zanahoria y manzana

Bizcochos con zanahoria y manzana

Si nos gusta preparar dulces caseros como, por ejemplo, bizcochos o galletas, podemos añadir a la receta algún ingrediente que aporte dulzor natural.

  • Podemos usar las frutas que hemos comentado en el punto anterior, aunque una de las más habituales es la manzana bien madura.
  • Algunos bizcochos también llevan zanahoria rallada, una hortaliza que tiene mucho dulzor natural y le da un toque jugoso y suave a cualquier pastel.

8. Las bebidas de arroz, avena y avellana

Las bebidas vegetales son alimentos muy saludables y digestivos, libres de lactosa, que no solamente podemos tomar en sustitución de la leche, sino que también podemos usar para cocinar.

Las tres bebidas que recomendamos son las que tienen un dulzor natural más destacado: la de arroz, la de avena y la de avellana.

Las dos últimas, además, tienen la propiedad de equilibrar los niveles de azúcar en sangre.

Te puede gustar