8 trucos de cocina que te sacarán de apuros

A la hora de elaborar nuestros platos nunca está de más conocer algunos pequeños trucos que nos puedan facilitar la tarea, tanto antes como durante y después de cocinar

El arte de cocinar puede resultarnos laborioso, ya sea por contar con poco tiempo, inexperiencia o por algún accidente de esos que son difíciles de prever.

Desde los novatos hasta a las personas que se dedican por completo a la cocina, a todos les suceden incidentes que arruinan algunos alimentos, recetas y hasta utensilios.

También están los que desconocen algunos trucos que, sin duda, hacen que el cocinar sea mucho más sencillo.

A continuación, expondremos algunos tips que te serán de gran ayuda para que la cocina no te deje con un mal sabor:

1. Papas fritas crocantes

El ideal de unas papas fritas es que queden crocantes y doradas.

Por desgracia, en ocasiones tenemos como resultado unas papas pálidas, blandas y sin sabor.

Para que esto no pase ten en cuenta los siguientes pasos:

  • Pela las papas y pártelas en julianas, si es posible todas de 1 cm de ancho.
  • Lava con abundante agua.
  • Prepara una olla con suficiente agua y sal y pon a hervir las papas por media hora.
  • Retira y, cuando se enfríen, colócalas en el congelador por unas horas.
  • Si ya están congeladas, pon a calentar el aceite a temperatura alta. Cuando logres el calor deseado del aceite, vierte las papas ¡y ya está!.

Visita este artículo: 10 reglas para perfeccionar un puré de papas

2. Mantener el pan fresco

pan-con-hongos

El pan es un ingrediente que se presta para hacer platos ligeros y sencillos. No te pierdas la oportunidad de preparar algo delicioso por haber dejado que este se dañe.

  • La mejor manera de conservarlo es ponerlo en una bolsa de plástico con el tallo de un apio y cerrar muy bien.
  • Así lograremos que el pan absorba la humedad del tallo y se conserve. Como el apio no tiene mucho sabor, no cambiará la esencia del pan.

3. Conservar el tono de los vegetales

Rocía un poco de limón sobre los vegetales rojos en el momento en que los estás cocinando.

Así te asegurarás de preservar los flavonoides, compuestos encargados de darle color a ciertas frutas y verduras como la manzana, los arándanos, la cebolla y la fresa.

4. Recuperar una sopa muy salada

sal

Hay un dicho popular que dice que el que cocina salado es porque está muy feliz. Si se te pasó la mano, el remedio es muy sencillo.

  • Mientras hierve la sopa echa una papa pelada y cortada en cuatro para que absorba la sal.
  • Si fue mucho lo que te pasaste, añade más papas hasta que quede a tu gusto.

5. Ablanda la carne con bicarbonato

El bicarbonato de sodio tiene un sinfín de usos para facilitar el que hacer en el hogar.

Uno de ellos es para ablandar la carne.

Preparación

  • Espolvorea bicarbonato por toda la carne.
  • Frota para que este se adhiera bien.
  • Deja reposar en el congelador 4 horas.
  • Descongela y lava con abundante agua para retirar el bicarbonato.

El bicarbonato descompone las proteínas de la carne lo que ayuda a que se suavice y su preparación sea más sencilla.

6. Cubos de hielo más rápido

cubos-de-hielo

El hielo es muy útil para disminuir los moretones, despegar chicles y, por supuesto, enfriar nuestras bebidas o acompañar un licor.

Si estas necesitando hielo con urgencia no te preocupes, no es necesario que salgas corriendo a un supermercado a comprarlo.

Apunta los siguientes pasos:

  • Pon a calentar agua hasta que llegue a su punto máximo de ebullición.
  • Apaga el fogón y vierte el agua en la hielera.
  • Mete al congelador.

Por increíble que parezca, el agua hirviendo se congela más rápido que el agua fría del grifo.

Esto se le conoce como el efecto Mpemba, nombrado así en honor a un estudiante de una escuela de Tanzania que lo descubrió y lo hizo popular.

7. Mantener con filo los cuchillos

Si quieres alargar la vida útil de los cuchillos y mantenerlos con buen filo procura por guardarlo entre madera o sobre un imán.

  • Evita usarlos sobre cerámica, vidrio o mármol, ya que estos desgastarán el filo.
  • Asimismo, lávalos y seca de inmediato para evitar su oxidación.

Lee también: 3 formas de quitar el óxido de nuestros utensilios de cocina. ¡Lucirán como nuevos!

8. Reparar ollas quemadas

comida-quemada

Cuando se te pasa el tiempo de cocción de un alimento y este se quema, es algo difícil eliminar la pega que queda impregnada en la olla.

Lamentablemente el agua y el jabón no son suficientes para aflojar y eliminar por completo esta suciedad.

Toma nota para que tu olla quede impecable con menos esfuerzo y en poco tiempo:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre (20 ml)

Utensilios

  • 1 cuchara de madera

Preparación

  • Retira los restos con la cuchara de madera para que la olla no se vaya a pelar ni se dañe su placa antiadherente.
  • Esparce el vinagre en la olla y ponla en el fogón hasta que hierva.
  • Apaga el fuego y deja que la olla se enfríe por unos minutos.
  • Retira el vinagre y enjuaga con abundante agua y jabón.

El vinagre aflojará toda la suciedad y retirará de la olla el hedor a comida quemada.