8 trucos para resistir los tacones toda la noche

A continuación te presentamos 8 trucos para que seas capaz de resistir los tacones toda la noche sin molestias, tranquilamente y sin complicaciones.

Los tacones son piezas de calzado muy atractivas que no han estado de dejar en tendencia desde su aparición. No obstante, pueden llegar a ser incómodos al llevarlos durante mucho rato.

Aunque está claro que utilizar tacones la mayoría de las veces significa perder la comodidad, esto no es necesario. Para ello existen ciertos trucos para que su uso no se convierta en una molestia y puedas disfrutar de ellos, lucir sofisticada y hermosa.

A continuación te expondremos algunos los trucos más básicos y efectivos, con los cuales podrás mantener tu estilo y unas piernas largas y estilizadas. Sin embargo, se recomienda no excederse en su uso y altura ya que se puede incurrir en problemas de salud.

1. No te quites los tacones aunque estés cansada

trucos-para-resistir-los-tacones

Puede sonar cruel pero en el momento en el que retiras los tacones con la idea de descansar por unos minutos, agravarás el dolor. Al sacar los pies del calzado, la inflamación aumentará y, a pesar de que se sienta un alivio momentáneo, al calzarte de nuevo los tacones, el dolor será mayor. Esto se debe a que los pies ya no entrarán con la misma facilidad.      

¿Quieres conocer más? Lee: Consejos para aliviar los pies cansados

 2. Ensaya con anterioridad los zapatos nuevos

Si piensas estrenar calzado nuevo, debes ser precavida. En especial con los tacones. Si se trata de una fiesta o  algún otro evento que implique estar mucho tiempo de pie o hacer caminatas largas, es mejor que te pruebes los tacones. Asimismo es recomendable que los uses por ratos cada vez más largos con anterioridad para que te vayas acostumbrando.

Más aún si eres de las personas que usan tacones con poca frecuencia. En este caso, lo más seguro es que tendrás muchas ampollas, grietas o callosidades, y que te canses rápidamente. Así que ya sabes, pruébatelos varias veces, úsalos en casa por ratos y moldéalos a tu pie.

3. Asegúrate de usar la talla correcta

elige-la-talla-adecuada-para-los-tacones

Aunque parece obvio, muchas veces se cae en el error de comprar tallas incorrectas. Ya sea porque el zapato de nuestros sueños solo está en una talla diferente o simplemente porque no sabemos diferenciar.

Es indispensable que escojas el numero correcto para ti, de esta manera evitarás lesiones incómodas y terminar por descartar los tacones en el fondo del armario.

Para evitar esto, procura caminar un poco con ellos, antes de comprarlos. Debes fijarte bien en que no se te salga el talón y que los dedos no queden apretados en la base.

Es realmente importante que uses tu talla para evitar futuras molestias. Por muy bonitos que sean, no utilices zapatos que te queden pequeños ni grandes.

4. Mete en el congelador para suavizar

En ocasiones los tacones están fabricados con materiales muy duros que no se ajustan al pie con facilidad, y que causan lesiones en la piel con el roce. Para que esto no te pase, llévalos al congelador con dos bolsas de agua en el interior.

También puedes colocarle varias bolas de papel periódico (ligeramente humedecidos) y dejarlos fuera del armario durante una semana, antes de usarlos. De esta manera, el material se flexibilizará un poco, con lo cual se adaptará mejor al pie y no te ocasionará rozaduras.

5. Utiliza plantillas ortopédicas

plantillas-para-soportar-los-tacones

El uso de las plantillas ortopédicas brinda un mejor soporte al pie. Además, estas tienen una textura suave y blanda que resulta muy beneficiosa para la planta del pie. Al ser acolchadas, te brindarán una mayor comodidad.

Generalmente se recomiendan las plantillas para amortiguar el peso y evitar el daño, sobre todo en el talón y los huesos metatarsianos.

Igualmente las plantillas ayudarán a prevenir los juanetes y las callosidades. Por lo que te recomendamos no utilizarlas solo con los tacones si no con todo tipo de calzado.

Visita este artículo: 4 soluciones naturales para reducir los juanetes

6. Inclínate por los tacones de plataforma

Aunque son bastante elegantes, los tacones clásicos de aguja suelen ser algo inestables e incómodos. Por lo tanto, si no eres una profesional en el uso de ellos evítalos. En su lugar, opta por los zapatos con plataforma, ya que estas brindan mayor estabilidad y no perderás el equilibrio con facilidad.

7. Evita las rozaduras usando crema hidratante

evitar-las-peladuras-en-los-pies

Antes de usar los tacones aplícate en tus pies una buena capa de crema hidratante y también aplica un poco dentro de los tacones para que el material se ablande. Deja secar por completo y cálzate los tacones. Con esto lograrás que la piel se hidrate y no se lastime con el roce.

8. Sé prevenida

Si a pesar de que has aplicado todos estos consejos no te sientes cómoda y los tacones aún te molestan, es evidente que ha llegado el momento de dejarlos a un lado en tu rutina y recurrir a los zapatos bajos.

Así que procura llevar en tu cartera un par de zapatos muy cómodos. Especialmente si al terminar el día o al salir de algún evento tienes que caminar o esperar de pie por un taxi o a que pasen por ti.