Cabello encrespado y rebelde: 8 trucos sencillos

El cabello encrespado y rebelde se da por varios factores como el uso de plancha o tintes. En este artículo verás algunos remedios caseros para controlarlo.

El cabello encrespado y rebelde puede deberse a diversos factores, desde los procesos químicos como la tintura o los mecánicos como la planchita o el secador.

Lo cierto es que el pelo cuando está reseco tiende a sufrir de frizz, el cual se incrementa cuando hay humedad. Conoce en el siguiente artículo algunos remedios caseros para el cabello encrespado y rebelde.

¿Por qué se encrespa el pelo?

El cabello encrespado y rebelde es sinónimo de resequedad, es decir, de un déficit en humedad y aceites naturales. La capa exterior de la cutícula se vuelve áspera, haciendo el cabello más poroso, lo que permite que las moléculas de humedad del aire se vayan pegando e hinchando.

Por ello es que en climas húmedos, o durante el verano, que se tiende a sufrir más este problema. Pero más allá de eso, es bueno saber que existen maneras de erradicar este problema y evitar el cabello encrespado y rebelde.

Es preciso mantener la salud capilar en todo momento. Los remedios caseros son una excelente opción, ya que no crean dependencia, no se usan químicos, son más económicos y tienen resultados a más largo plazo. Aunque a veces pueden llegar a tardar en surtir efecto en comparación con los productos que se compran en las tiendas.

Remedios caseros para el cabello encrespado y rebelde

Vinagre de manzana

Preparar tu propio vinagre de manzana

El vinagre de manzana es excelente para el cabello encrespado y rebelde, ya que sirve para suavizar y aplanar las cutículas del cabello. Simplemente tienes que aplicar sobre el cabello recién lavado y peinar con un cepillo de dientes anchos.

Después usa el acondicionador habitual. Cuanto te enjuagues, utiliza el agua lo más fría que toleres, para poder cerrar las cutículas y hacer que el pelo luzca más suave y brillante.

Aceite de oliva y huevo

El aceite de oliva es un excelente emoliente, ayudando a preservar la humedad. El huevo, por u parte, cuenta con un aminoácido natural llamado L-cisteína que ayuda a las células a construir y reparar tejidos.

Ingredientes

  • ¼ taza de aceite de oliva (50 g).
  • 1 huevo completo.

Preparación

  • Mezcla en un recipiente el aceite de oliva con el huevo.

Aplicación

  • Aplica en el cabello, deja actuar por 30 minutos.
  • Lava con shampú humectante.
  • Luego usa el acondicionador habitual.

Miel

La miel es un humectante natural por excelencia, atrayendo y reteniendo las moléculas de agua que hidratan el pelo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel pura de abeja (15 g).
  • 4 tazas de agua (1 lt).

Preparación

  • Sólo tienes que mezclar la miel en el agua.

Aplicación

  • Vierte en el cabello ya lavado, cuando todavía se encuentre húmedo.
  • Luego de aplicar, utiliza el acondicionador habitual.

Manzanilla

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (½ lt).
  • 1 cucharada de flores de manzanilla (5 g).
  • ¼ cucharada de vinagre de manzana (4 g).

Preparación

  • Pon a hervir el agua.
  • Coloca en el agua hirviendo las flores de manzanilla.
  • Deja reposar durante una hora.
  • Añade el vinagre de manzana.

Aplicación

  • Lava el cabello con shampú.
  • Luego aplica la infusión.
  • Acondiciona como de costumbre.

Mayonesa

La mayonesa es buena para el cabello encrespado y rebelde

 

Esta mascarilla capilar se usa una vez a la semana. Ayuda a eliminar la resequedad y nutre el cabello y el cuero cabelludo. Además, le aporta proteínas para que se vea más saludable.

Ingredientes

  • ¼ taza de mayonesa.
  • 1 huevo.

Preparación

  • Para realizarla, mezcla la mayonesa con el huevo.

Aplicación

  • Primero, aplica sobre el cabello, deja actuar media hora cubriendo con una toalla.
  • Quita con shampú y agua caliente.
  • Luego usa acondicionador y termina con agua fría.

Aguacate y plátano

El plátano ofrece una gran cantidad de antioxidantes y minerales que ayudan a tener un cabello más sano. El aguacate contiene muchos ácidos grasos para nutrirlo.

Ingredientes

  • 1 plátano.
  • 1 aguacate o palta.

Preparación

  • Machaca el plátano con la pulpa del aguacate o palta, mezclando bien.

Aloe vera y coco

Ambos ingredientes sirven para hidratar tu pelo, aportando además suavidad y brillo. En caso de no tener aceite de coco puedes usar aceite de oliva también, ya que este brinda los mismos efectos.

Ingredientes

  • 2 hojas de aloe vera.
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g).

Preparación

  • Primero, limpia las hojas de aloe vera y ábrelas para extraer su pulpa.
  • Luego, coloca en un recipiente y mezcla con las cucharadas de aceite de coco.

Aplicación

  • Aplica sobre el cabello y deja que actúe durante 30 minutos, poniendo una gorra de baño o plástica.
  • Lava con abundante agua y luego usa los productos habituales.

Plátano, aceite y miel

  • 2 plátanos maduros.
  • 1 cucharada de miel (15 g).
  • 5 gotas de aceite de almendras o de oliva.

Preparación

  • Aplasta los plátanos.
  • Añade la miel y el aceite.
  • Mezcla hasta que tengas una preparación homogénea.

Aplicación

  • Primero, moja tu pelo con agua tibia y deja envuelto en una toalla un rato.
  • Aplica la preparación sobre el cabello y cubre con una gorra de baño.
  • Deja actuar 30 minutos.
  • Luego, enjuaga bien el cabello y lava como de costumbre.

Tips para evitar el encrespado en el pelo

Cola de caballo para evitar el cabello encrespado y rebelde

  • Utiliza una cola de caballo: lava el cabello, utilizando acondicionador con aceite de coco o de ricino. Enjuaga con agua fría y cepilla con un peine de dientes anchos. Usa una banda cubierta con tela para sujetar el cabello, nunca una banda elástica. Quítala cuando se seque el cabello.
  • Usa peines de cerdas naturales: para cepillarte, elige siempre peines de cerdas naturales y de dientes separados. Los de plástico electrizan aún más el cabello.
  • Utiliza mascarilla antifrizz después de lavarte el pelo y antes de secar. Aunque no requiere aclarar, no lo dejes demasiado tiempo porque ello contribuirá al encrespamiento.
  • Después de lavar el cabello, peina hacia el lado izquierdo, espera unos minutos y hazlo para el otro lado. Luego cepilla como normalmente lo haces.
  • Utiliza productos para cabellos secos, como el shampú y el acondicionador.
  • Evita usar la planchita o el secador porque las altas temperaturas queman, resecan, endurecen y envejecen las fibras capilares, lo mismo que las tinturas.
  • No toques tu pelo todo el tiempo, sólo debes cepillarlo cuando está mojado o húmedo.
  • No te seques con demasiada fuerza con la toalla porque romperás las cutículas.

Si tu tienes cabello encrespado y rebelde, recomendamos que uses alguno de estos remedios caseros. Puedes probar varios y escoger en que te guste más o que mejor se adapte a tus necesidades. Eso sí, recuerda ser constante para que puedas ver un cambio.