9 alimentos para evitar el cansancio y dolor de cabeza

Carolina Betancourth · 6 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 30 enero, 2019
No solo el café y el té negro son capaces de espabilarnos y brindarnos energía, las frutas y otros alimentos también pueden hacerlo. ¡Anímate a hacer la prueba!

Hay ciertos momentos del día en los que podemos sentir cansancio y dolor de cabeza o sensación de malestar. Por ejemplo, a media tarde, cuando todo lo que deseamos es salir pronto del trabajo y descansar.

Las personas que tienen trabajos de oficina suelen experimentar esto con frecuencia. Sin embargo, es cierto que lo puede experimentar cualquier persona.

La sensación de cansancio a mitad de la jornada puede ser una respuesta normal del cuerpo ante el sobreesfuerzo físico, el estrés o la falta de sueño.

¿Cansancio y dolor de cabeza? ¡Come fruta!

El problema es que muchos intentan disfrazarlo mediante el consumo de bebidas energizantes o energéticas y otros productos similares que, aunque puedan dar la ilusión de brindan «energía» al momento, no benefician la salud en lo absoluto.

Aunque esté socialmente aceptado el consumo de café y bebidas energizantes, está más que comprobado que la mejor manera de tener suficiente energía a lo largo del día es manteniendo buenos hábitos alimenticios. 

Una dieta saludable puede brindar múltiples beneficios y ayudar a reducir la frecuencia de aparición de esos momentos de bajón en la rutina. La actividad física diaria también resulta sumamente beneficiosa.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

Alimentos saludables que aportan energía

Se ha demostrado que, tanto en momentos de bajón como en el resto de la jornada, resulta mucho más beneficioso consumir varias piezas de fruta al día (400 g en total) que consumir comestibles y bebidas industriales.

Además de las frutas, existen otros alimentos que pueden brindarnos energía, sin hacer que la dieta sea algo monótono o soso. Veámoslas a continuación.

1. Avena

avena contra el cansancio

Primero, considerada como uno de los cereales más completos y saludables, la avena es una de las mejores elecciones para mantener un buen rendimiento físico y mental.

Así, se trata de un alimento energético cuyas vitaminas y minerales benefician la circulación, la salud del corazón y el metabolismo.

Se recomienda para el desayuno, ya que de este modo se utilizan sus nutrientes a lo largo de toda la jornada.

No obstante, también es conveniente consumirla en los momentos de ansiedad por comer, o como alternativa en la merienda.

2. Frutos secos

En segundo lugar, los frutos secos son un alimento con un significativo aporte de calorías que aumenta las energías y la vitalidad.

Contienen vitaminas del complejo B y ácidos grasos esenciales que actúan sobre el sistema nervioso, el cerebro y la salud cardiovascular.

El consumo de un pequeño puñado al día es una buena opción para mantenernos satisfechos y libres de dolencias como las cefaleas o la tensión muscular.

Descubre: Vitaminas del grupo B para un cerebro joven

3. Leche

Leche

El consumo de leche puede contribuir a reducir el cansancio y el dolor gracias a su aporte de triptófano.

Esta sustancia estimula la segregación de serotonina en el cerebro. Ello aumenta el bienestar y el estado del ánimo.

4. Chocolate

Comer unos veinte o treinta gramos de chocolate negro a lo largo de la jornada es una buena forma de mejorar el estado de ánimo y las energías.

Dado que contiene grasas, carbohidratos y un significativo aporte calórico, su consumo moderado contribuye a tener un mejor rendimiento. Sin embargo, este chocolate debe tener al menos un 75 % de cacao.

Cabe destacar que también es una fuente saludable de antioxidantes, sustancias que detienen el envejecimiento celular.

Por su contenido de flavonoides y sus efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular, en un estudio se le llegó a considerar como un «placer saludable».

5. Semillas de lino y chía

Lino

Tanto las semillas de lino como las de chía contienen ácidos grasos omega 3, proteínas y minerales esenciales que aportan energías.

Agrégalas en tus batidos, avena, panes y otras comidas para disfrutar sus propiedades a lo largo del día.

6. Lentejas

Las lentejas también son una fuente importante de hidratos de carbono complejos, hierro, proteínas y otros nutrientes claves para combatir el exceso de cansancio.

Estas se pueden preparar en sopa, o bien,  en ensaladas, tortas y numerosas recetas saludables.

7. Banana

Bananas

En caso de tener cansancio y dolor de cabeza, es recomendable comerse un delicioso plátano.

Aunque se pensaba que esta fruta engordaba, con el tiempo se demostró que sus propiedades son muy beneficiosas tanto para la pérdida de peso como para la salud.

Contiene un poco más de hidratos de carbono en comparación con otras. Además, está considerada como una de las fuentes naturales de energía más eficaces y sabrosas.

Lo mejor de todo es que también contiene triptófano, el aminoácido que promueve la formación de serotonina en el cerebro.

8. Verduras de hoja verde

Los vegetales de hojas verdes deben hacer parte de todos los tipos de dietas balanceadas. Su color verde se debe a su contenido de clorofila, una sustancia con múltiples beneficios para la salud.

Además, contienen muy pocas calorías, son de alto valor energizante y aportan grandes cantidades de vitaminas (A, C, B, E y K). También hacen un aporte significativo de hierro, magnesio y potasio, tres minerales esenciales para mejorar el rendimiento.

De igual manera, entre los vegetales más recomendados están: las espinacas, las acelgas, el brócoli y la coliflor.

9. Carnes magras

Las carnes magras contienen menos grasa y además tienen menor contenido de hidratos de carbono. Su consumo es esencial para mantener la masa muscular y mejorar la productividad física y mental.

Aportan un aminoácido esencial conocido como tirosina, el cual está relacionado con la concentración y el estado de alerta.

También contienen vitamina B12, un nutriente que combate la depresión y los síntomas de la fatiga.

Nota final

Si bien es cierto que una taza de café puede brindarnos mucho placer, merece la pena moderar su consumo y optar por otras fuentes de energía, tan naturales y sanas como las frutas, las verduras, la avena y los demás alimentos mencionados anteriormente.

Ese trocito de chocolate negro, esa pieza de fruta y ese vaso de agua pueden hacer mucho más por nosotros en caso de tener cansancio y dolor de cabeza, que cualquier bebida energizante.