9 alimentos que no necesitan refrigeración para conservarse

Carolina Betancourth 24 octubre, 2015
Al introducir ciertos alimentos en la nevera es probable que cambie su textura y que pierdan su sabor original, por lo que conviene almacenarlos a temperatura ambiente

No podemos negar que el refrigerador es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en nuestro hogar, siendo una gran herramienta para alargar la vida útil de diversos alimentos.

Tras saber que las bajas temperaturas pueden inhibir el crecimiento bacteriano que acelera el proceso de descomposición de las comidas, todos hemos tomado la decisión de almacenar casi todas las provisiones que compramos en el mercado para alimentarnos en el trascurso de la semana o mes.

Lo que ahora se viene a aclarar es que estamos cometiendo un error al introducir todo tipo de alimentos dentro de este. Lo cierto es que hay algunos que no deben someterse a bajas temperaturas porque se pueden estropear con más facilidad debido a la humedad y el frío que implica esta técnica de conservación.

Conocer cómo almacenar de forma adecuada las frutas, vegetales y otros productos nos trae muchos beneficios. En esta ocasión revelamos esos 9 alimentos que erróneamente se guardan dentro de la nevera.

1. Papas

Papas

Al ser sometidas a temperaturas muy bajas, los almidones que contienen se convierten en azúcar y alteran su sabor.

La mejor forma de conservarlas en perfecto estado es dentro de una bolsa de papel en un armario, o bien, en un cajón oscuro y fresco.

Te recomendamos leer: ¿Sirve el café para mejorar nuestro rendimiento mental?

2. Tomates

Los tomates no necesitan ningún tipo de refrigeración… ¡Les encanta la temperatura ambiente!

Cuando estos se introducen en la nevera, el frío suele alterar su sabor y su textura y, además, si están muy verdes, hace más lento su proceso de maduración.

Para que nada de esto ocurra se deben poner en un lugar fresco y seco, alejado de la luz solar. Por ser un fruto que se madura tan fácil, lo ideal es comprar pequeñas cantidades cada vez que se necesiten para disfrutarlos bien frescos.

3. Albahaca

Como el alimento anterior, la albahaca también se conserva mejor lejos del frío. Dentro del refrigerador suele marchitarse rápido y pierde su agradable sabor.

Un truco para almacenar por más tiempo esta hierba consiste en introducirla dentro de una bolsa plástica con pequeños agujeros que le permitan oxigenarse.

4. Cebolla

Cebolla

Esta hortaliza no necesita refrigeración y lo mejor es mantenerla en un lugar fresco y seco para que dure fresca varios días.

Por ser un alimento que se extrae de la tierra, el ambiente del refrigerador le resulta agresivo y acelera su proceso de envejecimiento. Un sencillo tip es introducirlas en bolsas de papel y conservarlas en un armario o cajón fresco y oscuro.

5. Aguacate

La mayoría de aguacates que venden en el mercado están duros y necesitan unos días al calor para lograr esa textura de su madurez. Una forma fácil de lograrlo es envolviéndolos en papel periódico y colocándolos en un lugar cálido de la cocina.

Estos solo deben ir al refrigerador después de partirlos o preparados en salsa, pero es importante saber que las bajas temperaturas modifican un poco su sabor. Lo mejor es consumirlos de inmediato.

6. Plátano

Al introducir este alimento dentro de la nevera, el frío inhibe su maduración y puede generar un cambio en su sabor y textura. Por si fuera poco, cuando se dejan durante mucho tiempo, la cáscara adquiere un color oscuro poco atractivo.

7. Miel

Miel

¡Cuidado con echarla a perder! Este alimento tiene un montón de propiedades conservantes que no necesitan de temperaturas frías para mantenerlo en buen estado.

De hecho, cuando esta pasa muchos días en la heladera, casi siempre se cristaliza y pierde esa textura líquida que permite incorporarla con facilidad en muchos platos.

8. Café

Para mantener el delicioso sabor y aroma tostado del café, este siempre debe permanecer en un lugar fresco, seco y alejado de las bajas temperaturas.

Ver también: ¿Sirve el café para mejorar nuestro rendimiento mental?

9. Melón

Al ir al mercado se puede ver que los melones están alejados del refrigerador, casi siempre separados en canastos en un lugar fresco y seco.

Esto se debe a que las bajas temperaturas tienden a hacerlos harinosos y con un sabor más insípido. Por lo tanto, al llevarlos a casa se deben almacenar igual.

¡A corregir el error!

A corregir el error

Tras conocer esos alimentos que se conservan en mejores condiciones fuera de la nevera, a partir de ahora es bueno ponerlos en un lugar adecuado.

Organizándolos bien no solo se podrá alargar su vida útil, sino que ayudará a evitar desperdicios y pérdidas de dinero.

Te puede gustar