9 alimentos que puedes ingerir bajo la presión del estrés

Daniela Castro 22 agosto, 2016
Al incluir en nuestra dieta estos nutrientes podemos hacer frente al estrés ya que nuestro cuerpo disminuye la producción de cortisol y aumenta la de serotonina, que favorece el bienestar

El estrés es una respuesta del organismo ante diferentes situaciones de presión en la cual incrementan los niveles de adrenalina, una hormona que desencadena una serie de respuestas nerviosas que nos preparan  la huida o la lucha.

Aunque no en todos los casos se desarrolla una respuesta física rápida, el organismo sigue reaccionando hasta presentar ansiedad, aceleración del ritmo cardíaco y tensión en los músculos.

La mayor parte de las veces se produce por situaciones problemáticas, condiciones laborales muy sobrecargadas y la exposición continua a ruidos demasiado incómodos.

Además, puede ser el resultado de la práctica de malos hábitos, la deficiencia nutricional y la acumulación excesiva de toxinas.

Por fortuna, está comprobado que los nutrientes de algunos alimentos reaccionan a favor de la salud mental y contribuyen a disminuir los síntomas asociados con este trastorno.

Si bien su consumo no es el único hábito para aliviarlo, sí es un excelente complemento para mejorar el estado de ánimo y la sensación de bienestar.

¿Te interesa conocerlos?

1. Leche

1. Leche

Los fosfolípidos que contiene la leche actúan de forma positiva sobre el estado de ánimo, la función cognitiva y la respuesta al estrés.

Su consumo diario en cantidades moderadas puede mejorar la respuesta psicológica y endocrina frente al estrés y la capacidad de retención en la memoria.

Ver también: 5 posturas para aliviar la ansiedad y el estrés

2. Arándanos

Este delicioso fruto se destaca por su alto contenido de antioxidantes, incluyendo una fuente significativa de vitaminas C y E.

Su jugo natural reduce la producción de cortisol, un tipo de hormona cuyos niveles altos empeoran el estrés.

También contiene potasio, magnesio y manganeso, tres minerales esenciales que alivian la tensión física asociada a este trastorno.

Su ingesta regular apoya el tratamiento de la depresión, el insomnio y la ansiedad.

3. Chocolate oscuro

3. Chocolate oscuro

El consumo diario de una onza y media de chocolate negro reduce los niveles de adrenalina y cortisol mientras incrementa la serotonina.

Siempre y cuanto esté compuesto por más del 60% de cacao, este delicioso alimento combate el estrés oxidativo, la depresión, la fatiga y otros síntomas relacionados con los desequilibrios emocionales.

4. Vino tinto

Una copa de vino tinto al día puede mantener el organismo saludable en muchos aspectos.

Además de proteger la salud cardiovascular gracias a sus antioxidantes, su ingesta activa la circulación sanguínea, controla los desbalances en el sistema nervioso y provoca una sensación de alivio ante los episodios fuertes de ansiedad.

5. Salmón

5. Salmón

El salmón y otros pescados ricos en ácidos grasos omega 3 disminuyen la inflamación y aumentan la producción de neurotransmisores como la serotonina.

Tiene poderosos antioxidantes y minerales esenciales que frenan la producción de cortisol y adrenalina para mejorar la respuesta del organismo ante las situaciones de presión y estrés.

6. Aguacate

La palta o aguacate es un fruto muy saludable que, además de ácidos grasos, aporta vitamina E y minerales que protegen las células cerebrales y el sistema nervioso.

Una porción de este alimento al día puede controlar la presión arterial, los niveles altos de cortisol y la ansiedad.

7. Almendras

7. Almendras

Las almendras y otros frutos secos contienen vitamina E, vitaminas del complejo B, aceites saludables y minerales esenciales que mejoran el estado de ánimo e incrementan los niveles de energía.

Su significativo aporte de fibra ayuda a controlar la ansiedad y disminuye las dificultades digestivas que se producen junto con el estrés.

8. Avena

Ingerir avena a la hora del desayuno contribuye a tener una jornada más calmada y llena de energías físicas y mentales.

Los carbohidratos complejos levantan el estado de ánimo, ya que favorecen la producción de serotonina en el cerebro.

Dado que este tipo de alimentos se digieren más lento, la liberación de este neurotransmisor se da a paso continuo y lento.

Te recomendamos leer: 9 cosas que suceden en tu cerebro cuando comienzas a ejercitarte

9. Alimentos fermentados

9. Alimentos fermentados

Uno de los secretos para mejorar la salud mental está en el intestino, puesto que una flora bacteriana poco saludable ejerce un impacto negativo en la salud cerebral.

Las bacterias beneficiosas que contienen los alimentos fermentados tienen un efecto directo sobre la química cerebral, transmitiendo señales reguladoras del estado de ánimo y del comportamiento mediante el nervio vago.

Por ejemplo, se encontró que el probiótico Lactobacillus rhamnosus reduce la hormona cortisol que incrementa por el estrés.

Entre este grupo de alimentos cabe destacar:

  • El yogur natural
  • El kéfir
  • El brócoli fermentado
  • Pepinos encurtidos
  • Sopa de miso

Al incorporar estos alimentos en tu plan de alimentación podrás reducir la tendencia al estrés y regularás el estado de ánimo.

¡No dejes de probarlos!

Te puede gustar