9 alimentos que favorecen tu salud hepática cada día

La alcachofa cocida es muy recomendable para depurar el hígado. Además de desintoxicarlo, sus enzimas y vitaminas nos permiten mejorar sus funciones. También se aconseja consumir el agua de la cocción

Promover y cuidar de nuestra salud hepática es algo que deberíamos hacer todos los días. Para conseguirlo, debemos conocer qué tipo de alimentos son capaces de cuidar de nuestro hígado, y por ello es importante saber que estos suelen dividirse en dos categorías.

Los primeros son aquellos capaces de desintoxicar este órgano tan importante de nuestro organismo. Los segundos son los que optimizan y favorecen sus funciones básicas.

Para mantener una buena energía en el día a día es esencial mantener un adecuado equilibrio en cada uno de estos alimentos y, ante todo, disponer de una adecuada salud hepática.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de este tema tan relevante. ¿Tomamos nota?

Alimentos para desintoxicar el hígado

Jugo de remolacha

Remolacha o betabel

La remolacha o betabel actúa como un tónico purificador de la sangre. Gracias a ella conseguimos desintoxicar y depurar el hígado de manera muy efectiva.

Nos servirá ante todo para eliminar esos materiales más pesados que, en ocasiones, afectan a nuestra salud hepática. Si, por ejemplo, llevas mucho tiempo tomando algún tipo de medicación, ya sabes que muchas de las sustancias de los fármacos tienden a almacenarse en el hígado.

No dudes pues en tomar cada mañana un jugo natural de remolacha. Procura tomarlo concentrado o combinado con una zanahoria. ¡Es muy saludable!

Lee también cómo limpiar el hígado para bajar de peso

El ajo

¿Eres de las que empieza el día tomando un diente de ajo en ayunas? Entonces debes saber que estás haciendo mucho por tu hígado.

  • Gracias a la alicina presente en los ajos conseguimos mejorar los procesos de desintoxicación del hígado.
  • El ajo depura el organismo en general y actúa como un buen antibiótico.
  • Si tras comer el ajo temes tener mal aliento, no dudes en masticar una hojita de menta.

La cebolla

Otro antibiótico natural del que no deberíamos prescindir. La cebolla es rica en azufre, y gracias a este mineral conseguimos depurar el hígado de metales pesados como, por ejemplo, el mercurio.

Lo más saludable es consumir una pequeña cantidad de cebolla cruda cada día en nuestra ensalada. Lo que te permita el organismo.

El brócoli

¿Eres de las que odia o de las que adora el brócoli? Es importante saber que todas las verduras crucíferas, como es el caso del brócoli, la coliflor, o el repollo, son ricas en sustancias químicas que neutralizan muchas toxinas que suelen almacenarse en el hígado.

Gracias al brócoli y a los glucosinolatos presentes en estas hortalizas ayudamos a nuestra salud hepática, permitiendo que se lleve a cabo la desintoxicación de una forma más óptima.

Un vaso de agua tibia con el jugo de un limón

En nuestro espacio te lo recomendamos en numerosas ocasiones: beber el zumo de limón con un vaso de agua tibia por las mañanas nos ayuda a depurar el organismo.

Y no solo eso:

  • Estimulamos la producción de bilis.
  • Mejoramos el movimiento del intestino.
  • Fortalecemos el sistema inmunológico.

Descubre qué frutas son las más adecuadas para combatir el hígado graso

Alimentos que optimizan la salud hepática

alcachofa

Alcachofas

La alcachofa es uno de los mejores alimentos para cuidar de nuestro hígado. No solo nos permite desintoxicarlo, sino que, gracias a sus enzimas y a las vitaminas, mejoramos sus funciones y lo regeneramos.

  • La alcachofa es muy adecuada tanto para el hígado como para la vesícula biliar.
  • Mejora las digestiones.
  • Depura las grasas y activa al hígado perezoso o al hígado graso.
  • Combate el estreñimiento.
  • Para beneficiarte de ellas la puedes tomar cocida con un poco de limón y aceite de oliva, e incluso beber el agua con la cual has hecho la cocción.

Pomelo o toronja

El pomelo o toronja es una fuente natural de antioxidantes que nos van a ayudar a fortalecer el hígado.

La vitamina C es muy importante para proteger las células hepáticas del ataque de las toxinas, de ahí que sea muy adecuado incluir en nuestro desayuno un pomelo. ¿Te animas hoy mismo?

Los aguacates

Hay quien piensa que contienen un índice calórico muy elevado. Ahora bien, los ácidos grasos presentes en los aguacates son muy saludables para el hígado.

  • Permiten que se pueda sintetizar el glutatión, un elemento básico para desintoxicar el organismo.
  • Son ricos en vitaminas y minerales que fortalecen y mejoran la salud hepática.

¿Quieres leer más? Conoce los 8 beneficios del aguacate

Los granos enteros

Cuando hablamos de granos enteros nos referimos, por ejemplo, al trigo sarraceno, el centeno, el arroz entero e integral…

  • Los granos enteros son ricos en vitaminas del complejo B, un tipo de nutrientes que favorecen nuestra salud hepática. Nos permiten metabolizar mejor las grasas, aportan fitonutrientes y minerales esenciales como el hierro, magnesio, zinc y cobre, muy importantes para el hígado.
  • Recuerda que es importante consumirlos siempre enteros. ¿La razón? Porque conservan las tres partes del grano, porque nos aportan carbohidratos, fibra dietética, vitaminas del complejo B, y esos antioxidantes que al ser divididos o al procesarlos se suelen perder.

Elige siempre harinas integrales, evita los alimentos procesados y eleva ante todo el consumo de fruta y verdura natural. Todo ello forma parte de esa nutrición saludable que, junto con un poco de ejercicio diario, te permitirá cuidar de tu salud hepática.

 

Te puede gustar