9 alimentos que se deben evitar cuando se sufre dolor articular

Katherine Flórez 20 enero, 2016
Las bebidas con cafeína, y en menor medida las que contienen teína, pueden aumentar la inflamación, a la vez que provocan un descenso de vitaminas y minerales esenciales

El dolor en las articulaciones puede estar causado por algún tipo de lesión o el desarrollo de una afección crónica como la artritis, la osteoartritis o la tendinitis, entre otras.

En muchos casos desaparece de manera espontánea, mientras que, en otros, hay que soportarlo en repetidas ocasiones y diferentes intensidades.

Padecerlo implica una disminución en la calidad de vida, en especial cuando afecta la movilidad o las habilidades para hacer tareas cotidianas que antes parecían sencillas.

Por fortuna, en la actualidad está demostrado que se puede mitigar de muchas maneras, empezando por la adopción de hábitos de vida saludables.

En este sentido es importante tener en cuenta que hay determinados alimentos que es mejor evitar para no empeorar la condición.

A continuación compartimos los 9 más importantes y las razones de por qué es mejor prescindir de ellos en la dieta.

1. Lácteos

Lácteos

La leche y sus derivados no son los mejores alimentos para las personas con problemas en las articulaciones.

Esto se debe a que contiene un tipo de proteína llamada caseína que puede aumentar la inflamación y el dolor en la zona afectada.

En lugar de elegir este tipo de fuente de proteínas, opta por aquella contenida en legumbres y vegetales.

Lee también: Recetas para sustituir los lácteos

2. Maíz

Este vegetal que muchos suelen incluir en su dieta regular cuenta con una cantidad importante de ácidos grasos omega 6, los cuales aumentan la inflamación.

Si tienes artritis reumatoide o cualquier enfermedad que comprometa las articulaciones es mejor evitar el maíz fresco o incluido en alimentos procesados.

Para remplazarlo se puede elegir aceite de oliva, semillas de lino y otros tipos de alimentos con ácidos grasos omega 3.

3. Carnes rojas

Carnes rojas

Este tipo de carnes es mejor incluirlas en la dieta en pequeñas porciones y de forma moderada. Aunque no son del todo perjudiciales, cuando se comen en exceso incrementan el riesgo de artritis reumatoide y otras patologías inflamatorias asociadas al deterioro de los tejidos.

El hierro que contienen, que es bueno para la producción de hemoglobina, en cantidades elevadas puede impactar de forma negativa, al causar hinchazón y dolor.

Lo que se puede comer en su lugar son carnes más saludables como el pollo, el pavo y los pescados.

4. Huevos

Este alimento es muy saludable y supone una fuente de proteína importante para el organismo. El inconveniente es que, al ser de origen animal, contienen ácido araquidónico en su yema, una sustancia que aumenta la respuesta inflamatoria.

Lo más conveniente es reducir al máximo su consumo y procurar comer solo sus claras.

5. Refrescos azucarados

Refrescos azucarados

Los refrescos azucarados, incluyendo las gaseosas, están compuestos por una cantidad de químicos que afectan la salud en muchos aspectos.

En el caso de las articulaciones resultan muy perjudiciales porque el exceso de azúcar y el ácido fosfórico las deterioran poco a poco.

Pese a que muchos parecen una buena opción para hidratarse, lo más conveniente es elegir alternativas naturales como los zumos de fruta, el agua y las infusiones.

6. Café

Tomar varias tazas de café al día cuando se padece alguna condición en las articulaciones puede agravar la situación.

La cafeína que contiene este alimento ocasiona una disminución en las vitaminas y minerales esenciales, a la vez que aumenta la inflamación y los demás síntomas.

Una alternativa más conveniente es el café descafeinado o las infusiones que no contienen esta sustancia estimulante.

7. Comidas rápidas

Comidas rápidas

Este tipo de comidas son las menos recomendadas para los pacientes con trastornos inflamatorios y articulares.

El elevado contenido de grasas saturadas, azúcares y carbohidratos sobrecarga los órganos del cuerpo y dificulta la eliminación de las toxinas.

Visita este artículo: 8 jugos y remedios para eliminar toxinas del cuerpo

Como consecuencia, incrementa la inflamación y hay una acumulación de grasa en el organismo que, a mediano plazo, produce sobrepeso.

8. Patatas

Las patatas aportan una cantidad significativa de potasio que resulta beneficiosa para el organismo.

No obstante, los pacientes con artritis u otro problema articular la deben evitar porque aporta pequeñas cantidades de una toxina llamada solanina que puede empeorar la condición.

9. Frutos secos

No es que los frutos secos resulten dañinos para la salud o sean pobres en nutrientes, lo que ocurre es que algunos contienen grandes cantidades de omega 6, un ácido graso esencial que aumenta la inflamación en las coyunturas.

Los frutos secos que lo contienen son:

  • Los piñones.
  • Las nueces.
  • Las nueces de Brasil.

La reducción del consumo de los alimentos aquí citados es determinante para el tratamiento de los dolores en las articulaciones.

Se debe procurar modificar la dieta como complemento de los tratamientos recetados por el médico.

 

 

Te puede gustar