9 aspectos que te hacen sentir más hambre después de comer

Lorena González · 24 marzo, 2017
Ya sea por sus aditivos o por su aporte de azúcares, hay determinados alimentos que no sacian el hambre y, en su lugar, nos hacen comer de más

A menudo, aunque acabemos de terminar comer, seguimos teniendo hambre, lo que puede provocar que acabemos ingiriendo más calorías de la cuenta.

Aunque no somos conscientes de ello, esto a veces se produce por una serie de aspectos que nosotros mismos somos llevamos a la práctica y que hacen que acabemos con más apetito.

Toma nota y evítalos. Conseguirás comer menos así.

1. Cuidado con las papas fritas

Papas fritas

Si ya lo sospechabas, estabas en lo cierto. Las papas fritas de bolsa, especialmente las saladas, son adictivas.

Y es que les ponen ingredientes como sales que hacen que no seamos capaces de tomar solo una.

  • Si al probarlas no puedes detenerte, y estás buscando bajar de peso, lo mejor será que ni las abras y, de ser posible, no las tengas en tu casa.

Solo así evitarás comer de más.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 errores que sueles cometer al hacer dieta para bajar de peso

2. Edulcorantes artificiales

Aunque pueda parecer que lo son, lo cierto es que los edulcorantes no son más sanos que el azúcar. Los alimentos procesados dulces también nos crean dependencia.

En el caso de los edulcorantes artificiales se ha demostrado que no activan en el cerebro las alertas de saciedad, lo que sí hace el azúcar natural, por lo que acabas tomando más.

Una buena solución es endulzar tus productos de manera natural. Puedes hacerlo con la miel de agave o la planta de estevia.

3. Pan blanco y pasta

pan con aceite

La harina procesada carece de nutrientes, por lo que tienes que comer más para sentirte satisfecho.

  • Además, el pan blanco y la pasta tienen un alto índice glucémico, lo cual hace que tu insulina se eleve. Así, te provoca más hambre y te da ganas de comer cosas dulces.
  • Por ello, la mejor opción pasa por consumir alimentos que contengan granos enteros o combinar la pasta o el pan con proteínas.
  • Tómalos con queso, pollo o frijoles para sentirte saciado y no comer más.

4. Alcohol

Si hay algo que engorda eso es el alcohol. Y es que las bebidas alcohólicas tienen muchas calorías vacías, disminuyen tus defensas y no controlas tanto lo que comes, por lo que puede hacer que acabes comiendo de más.

Si vas a beber, procura que sea con el estómago lleno y con moderación. Intenta también beber agua carbonatada en lugar de otro tipo de bebida.

5. Glutamato monosódico

Aunque no lo creas, ingieres más cantidad de glutamato monosódico de la que piensas. Se trata de un aditivo para mejorar el sabor muy usado en China y que también ha comenzado a usarse ya en la industria de la comida procesada.

¿Su objetivo? Crear adicción a la comida. Si te preguntabas por qué hay tanta obesidad en la actualidad, mira las latas, los restaurantes de hamburguesas y toda la comida empaquetada.

Para evitar ingerir este ingrediente lo mejor será que revises las etiquetas de los alimentos procesados que compres para ver si contienen o no glutamato monosódico.

6. La comida procesada

Comidas procesadas

La comida procesada en general, como pueden ser los pastelillos, las patatas fritas, las pizza congelada, etc. contienen altos contenidos de sales, azúcares artificiales y otros aditivos.

Estos son los culpables de que, al probarlos, siempre quieras más.

  • Intenta hacer tus propios postres con el dulce natural de las frutas.
  • Procura también comprar alimentos que estén lo menos procesados posible. Está demostrado que al consumir menos comida procesada, te sacias antes y disminuye tu antojo por comer sin parar.

Visita este artículo: El tocino y otras carnes procesadas podrían causar cáncer: OMS

7. Cereales azucarados

Los cereales azucarados están llenos de harinas refinadas, y no son la mejor forma de empezar el día, ya que causarían alzas y bajas en los niveles de insulina en la sangre.

Y es que es perjudicial para el metabolismo comer alimentos tan ricos en carbohidratos justo cuando nos despertamos, ya que los niveles de cortisol son altos.

Con estos niveles elevados es más difícil metabolizar los azúcares ingeridos, lo que nos hará sentir cansados y con hambre.

Piensa muy bien antes de empezar el día con cereales ricos en azúcar procesada, porque lo único que hacen es aumentar tus ganas de comer.

8. Pizza

pizza

¿Te has preguntado por qué siempre comerías una porción más de pizza?

  • La pizza es una combinación de masa hecha de harina refinada, aceites hidrogenados, quesos procesados y conservantes.
  • Esta combinación puede tener un impacto muy perjudicial en tus niveles de azúcar en la sangre, así como en la producción de hormonas que indican saciedad y en las regiones reguladoras del hambre en el cerebro.

Así, lo único que consigue es aumentar la sensación de hambre.