9 beneficios que obtienes cuando consumes cerveza con moderación

Al ser un producto natural la cerveza puede ayudarnos a mejorar muchos aspectos de nuestra salud, siempre y cuando no excedamos el consumo más allá de 2 vasos diarios

La cerveza es una bebida tradicional que se consume en cientos de países de todo el mundo. Sus características y efecto refrescante hacen que muchos la prefieran para los días de calor, los momentos con los amigos o tras finalizar una jornada de trabajo.

Como ocurre con otras bebidas alcohólicas, el beberla en exceso puede desencadenar una serie de reacciones negativas en la salud.

No obstante, por las propiedades nutricionales que la caracteriza, está demostrado que ingerirla de forma moderada tiene varios beneficios para el organismo.

Y es que, aunque muchos no lo saben, esta bebida aporta tan solo 45 calorías por cada 100 ml y es una fuente de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

En esta ocasión queremos repasar sus 9 bondades principales para que no dudes en consumirla una que otra vez a la semana. ¡Conócelos!

1. La cerveza fortalece los huesos

Fortalece los huesos

Además del calcio, el silicio es uno de los minerales esenciales para mantener una buena salud ósea.

La cerveza contiene grandes cantidades de este mineral, lo que favorece el aumento de la densidad en los huesos en las personas mayores.

No obstante, ingerir más de dos vasos al día está asociado con un incremento en el riesgo de fracturas.

Lee también: Cuidado: Subir y bajar de peso afecta a la salud de tus huesos

2. Riñones más sanos

Una de las razones por las que sentimos ganas de orinar tras ingerir cerveza es porque tiene un gran efecto diurético.

Como está compuesta en un 90% de agua, es muy baja en sodio y con mucho potasio, su ingesta estimula la eliminación de los líquidos retenidos.

Además, gracias a su contenido de lúpulo, ingerirla de forma moderada reduce hasta un 40 % el riesgo de padecer cálculos en los riñones.

3. Previene las enfermedades neurodegenerativas

Previene las enfermedades neurodegenerativas

La ingesta controlada de esta bebida participa en la producción de nuevas células nerviosas, por lo que mejora la memoria.

El silicio que contiene actúa en el proceso de eliminación de los metales tóxicos vinculados con diversas enfermedades degenerativas.

4. Es anticancerígena

Uno de los polifenoles de la cerveza, el xanthohumol, es conocido por ser un poderoso antioxidante que inhibe el crecimiento de las células cancerígenas.

Este derivado del lúpulo podría usarse como remedio preventivo contra el cáncer de próstata y de colon.

Además, por su composición de nutrientes, también se considera como un complemento del tratamiento hormonal en las mujeres.

5. Es antiinflamatoria

Mujer con dolor de rodilla

El lúpulo, uno de sus ingredientes principales, tiene un efecto antiinflamatorio y antibacteriano que reduce el riesgo de afecciones asociadas con la edad.

Este compuesto activo sería una gran ayuda en el control de la artritis y otras patologías derivadas del exceso de inflamación.

6. Mejora la digestión

Las fibras y propiedades antiinflamatorias de la cerveza hacen que sea una buena aliada de la salud digestiva.

Por tratarse de un líquido fermentado, ayuda a alimentar las bacterias buenas de la flora intestinal y regula el pH del estómago.

Se puede utilizar para combatir los gases, la inflamación y el dolor. Además, es un buen remedio para el estreñimiento gracias a su fibra dietética.

7. Es rica en vitaminas y minerales

Para fabricar esta bebida se utilizan granos como la cebada y el trigo, además de agua y levadura. Los granos están cargados con una gran cantidad de nutrientes que sobreviven y se potencian con el proceso de fermentación y filtrado.

Es una fuente natural de:

  • Vitaminas del grupo B (en especial ácido fólico)
  • Minerales (silicio, potasio, magnesio, calcio, selenio)
  • Fibra

Visita este artículo: 8 alimentos ricos en calcio

8. Controla el colesterol

Combate el colesterol

Los que consumen bebidas alcohólicas de forma moderada tienen niveles altos de colesterol bueno (HDL).

Este tipo de grasa saludable reduce el exceso de lípidos en la sangre, lo cual evita la obstrucción.

La cerveza también reduce los niveles de fibrinógeno, una proteína que aumenta la formación de coágulos de sangre.

Además, gracias a su riqueza en polifenoles, controla la presión arterial alta y protege la salud cardíaca.

9. Previene el envejecimiento

Los compuestos activos de la cerveza controlan el proceso de inflamación del organismo y reducen las probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas.

Por otro lado, se destaca su alto contenido de antioxidantes, moléculas capaces de inhibir el daño oxidativo causado por los radicales libres.

En conclusión, aunque tenga la etiqueta de ser una bebida alcohólica, tomar cerveza en pequeñas cantidades le hace mucho bien a nuestro cuerpo.

Disfrútala con tranquilidad en un momento de relajación o agrégala en tu dieta un par de veces a la semana.

 

 

 

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar