9 cenas rápidas para perder peso

Para que el metabolismo siga activo es importante cenar. Por eso la cena se hace imprescindible, siempre con elecciones saludables que nos ayuden a lograr nuestro objetivo.

¿Qué cenar cuando sigues una dieta para perder peso? En este artículo te mostramos ejemplos de cenas rápidas y ligeras que puedes preparar fácilmente y que son perfectas para tu dieta de adelgazamiento.

La importancia de cenar al hacer dieta

Estar a dieta no significa saltarse comidas o limitarnos a platos solo basados en verduras y proteínas. De hecho, este es un error muy habitual en aquellas personas que siguen dietas para perder peso rápidamente, como las llamadas “dietas milagro“.

En efecto, para seguir una dieta saludable que nos permita perder peso de manera progresiva y con resultados estables, lo recomendable es seguir una alimentación equilibrada, que contenga todos los nutrientes necesarios.

Además, debemos aumentar la frecuencia de las comidas. Lo ideal son cinco al día, pero menos copiosas.

Por otra parte, no olvides que al llevar una dieta equilibrada estás cuidando de manera directa tu salud. Además, para bajar de peso de forma eficaz y llevar una vida sana, debes realizar ejercicio físico de forma regular, mantener siempre una dieta equilibrada, y decir adiós a los malos hábitos.

Sopa de verduras

Por tanto, no debemos evitar cenar. Se trata de una comida importante que nos prepara para afrontar el largo ayuno de las horas de sueño. Por eso, permitiremos que nuestro cuerpo descanse mejor y consuma energía adecuadamente mientras mantiene las funciones fisiológicas vitales al dormir.

¿Cómo debe ser una cena cuando queremos adelgazar?

En primer lugar, para elaborar cenas adecuadas para una dieta de pérdida peso, debemos combinar alimentos ricos en hidratos de carbono (como el arroz, la avena o la pasta) con otros como las verduras y las hortalizas.

Así, conseguiremos una buena cantidad de energía junto con nutrientes esenciales, como vitaminas y minerales.

Cenas saludables para adelgazar

Por otra parte, emplear carnes, pescados o lácteos en la cena también nos aportará proteínas. Estos nutrientes también los podemos conseguir a partir de productos como las legumbres o el tofu, lo que resultará especialmente interesante si se sigue una alimentación vegetariana o vegana.

En definitiva, la cena ideal debería integrar una mitad de verduras, un cuarto de alimentos ricos en proteínas y otro cuarto rico en hidratos de carbono. De este modo, conseguiremos cantidades adecuadas de todos los nutrientes necesarios.

Por otro lado, lo más recomendable será recurrir a métodos de cocina que requieran poco aceite. Ejemplos de estos métodos son:

  • A la plancha.
  • Papillote.
  • Al horno.
  • Salteado en wok.

Además, este tipo de cocinados son muy sencillos y nos permiten preparar platos deliciosos.

Por otra parte, recuerda que debemos cenar al menos dos horas antes de irnos a dormir.

Ideas de cenas rápidas y ligeras

A continuación, te mostramos algunos ejemplos de menús para cenas rápidas y ligeras. Por supuesto, puedes variarlos para adecuar a tus gustos

Cena 1:

  • Para comenzar, ensalada de rúcula con tomate.
  • A continuación, pechugas de pollo a la plancha.
  • Puedes incluir 2 rebanadas de pan integral.
  • De postre, yogur desnatado o una pieza de fruta.

Cena 2:

  • Para comenzar, sopa juliana con fideos.
  • A continuación, caballa con verdura al papillote.
  • Finalmente, yogur desnatado o una pieza de fruta.
Sopa juliana

Cena 3:

  • Para comenzar, puré verde de calabacín con patatas.
  • A continuación, sándwich de pavo con queso.
  • De postre, yogur desnatado con muesli.

Cena 4:

  • De primero, ensalada veraniega de lentejas (pimiento rojo, verde, cebolleta, maíz dulce, pepinillos).
  • Después, tortilla de berenjena.
  • Finalmente, yogur desnatado y una infusión.

Cena 5:

  • Para comenzar, espárragos blancos aliñados.
  • A continuación, rape al horno con patata y cebolla.
  • Finalmente, yogur desnatado o una pieza de fruta.

Cena 6:

  • De primero, ensalada de espinacas frescas.
  • Después, espirales de pasta integral con atún y gambas.
  • De postre, macedonia de frutas.

Cena 7:

  • Para comenzar, ensalada de patata, cogollos con zanahoria rallada y brotes de soja.
  • De segundo, brocheta de pavo con piña.
  • Finalmente, yogur desnatado o una pieza de fruta.
Ensalada de patata

Cena 8:

  • Para empezar, parrillada de verduras: berenjena, pimiento, cebolla y espárragos trigueros.
  • A continuación, papillote de merluza al horno con hierbas aromáticas y 1 patata pequeña.
  • De postre, yogur desnatado con muesli.

Cena 9:

  • De primero, acelgas con garbanzos salteados.
  • De segundo, revuelto de setas y gambas con 1 huevo.
  • Como postre, macedonia de frutas.

 

  • Sánchez Benito, J.L, "Efectos del ejercicio físico y una dieta saludable. Nutr. clín. diet. hosp. 2009; 29(1):46-
  • CARCAMO VARGAS, GLORIA I., MENA BASTÍAS, CARMEN PATRICIA, "ALIMENTACION SALUDABLE", Horizontes Educacionales, 2006
  • Construyendo un estilo de alimentación saludable, 2007, Oficina de la UNESCO en Montevideo