9 consejos para comer sano sin complicarte la vida

Comer sano no tiene por qué ser un sinónimo de dietas estrictas o planes que producen sufrimiento. Hay algunas medidas sencillas para disfrutar una buena dieta sin complicaciones.

Uno de los grandes desafíos para mejorar la figura y calidad de vida es modificar por completo los hábitos alimentarios. Aunque hay muchos otros hábitos que se deben tener en cuenta, comer sano resulta imprescindible tanto para la salud como para el peso.

El gran obstáculo que se ponen algunos es que relacionan la palabra “dieta” con aquellos regímenes que implican pasar hambre para alcanzar resultados. Además, pocos tienen en cuenta que la alimentación sana no es cuestión de unos días, sino que debe ser permanente.

Por este motivo es conveniente conocer algunos “tips” que mejoran de manera significativa la dieta sin que eso implique complicarse demasiado. ¿Lista para empezar? A continuación te compartimos en detalle los 9 mejores.

1. Consume canela en lugar de azúcar

¿Sabías que la canela es un potente activador del metabolismo? Además de tener un sabor exquisito, esta maravillosa especia facilita el control de los niveles de glucosa en la sangre. Gracias a esto, su consumo habitual ayuda a mantener un óptimo nivel de energía y reduce la ansiedad por la comida dulce.

Canela como sustituto del azúcar.

  • Consejo: espolvorea canela en el yogur, infusiones o leche.

2. Cambia el café por té

No es necesario renunciar por completo a una buena taza de café. Sin embargo, considerando que el exceso de cafeína puede ser contraproducente, lo idóneo es remplazarlo por algún té. Hay muchas hierbas e infusiones que mejoran el metabolismo y ayudan a perder peso.

  • Consejo: empieza el día con un té de jengibre y limón o té rojo.

3. Ingiere más legumbres

Todas las variedades de legumbres se pueden incorporar en un plan de alimentación sano. Dado que son alimentos muy saciantes y nutritivos, resultan perfectos para complementar la dieta. De hecho, su consumo 3 veces a la semana puede reducir hasta en un 22% el riesgo de obesidad.

  • Consejo: incluye legumbres en tus sopas o ensaladas. ¡Hay muchas variedades!

4. Apuesta por las grasas buenas

No es necesario suprimir por completo las fuentes de grasa para comer sano. Para que la alimentación sana no sea compleja, lo mejor es aprender a distinguir entre las fuentes de grasas “buenas” y las grasas saturadas o trans.

  • Consejo: aumenta el consumo de aceite de oliva, aguacate y pescado. Evita grasas dañinas como los aceites hidrogenados, mantequillas y cortes de carne grasa.

Leer también: Prepara un exquisito pescado al horno en sus jugos

5. Consume un extra de vegetales para comer sano

Los vegetales en todas sus variedades contienen muy pocas calorías a cambio de altas concentraciones de nutrientes esenciales. Por este motivo, no es nada extraño que se recomiende su consumo en todas las comidas principales.

Vegetales frescos.

  • Consejo: ingiere un “plus” de verduras, por ejemplo, en un smoothie, ensalada o sándwich.

6. Toma un desayuno diario

Atrás ha quedado esa creencia de “ahorrar calorías” ignorando el desayuno. Aunque a muchos les cueste trabajo creerlo, esta primera comida del día es una de las más importantes. Dado que proporciona fuentes de energía y nutrientes, es clave para poner en marcha el metabolismo.

  • Consejo: asegúrate de comer proteínas, antioxidantes y fibra en el desayuno. Ten en cuenta que debe corresponder al 25% del total de calorías diarias.

7. Limita el consumo de sal

Uno de los principales obstáculos para tener una vida saludable a través de la dieta es el consumo excesivo de sal. Si bien este ingrediente realza el sabor de casi todos los platos, sus dosis altas representan un peligro para la salud cardíaca y renal.

  • Consejo: incorpora sal con moderación en las comidas. Opta por condimentar con especias saludables o vinagres.

8. Consume condimentos picantes

Añadir especias picantes en las comidas puede ser muy beneficioso para “impulsar” las funciones del metabolismo. Sus principios activos tienen un ligero efecto termogénico que aumenta la tasa del metabolismo basal para ayudar a procesar la grasa de forma más eficiente.

Curry.

  • Consejo: incorpora chili, pimienta, curry y pimentón en tus platos. Evita estos ingredientes si padeces problemas digestivos como la gastritis.

9. Evita los carbohidratos en la cena

Si uno de los objetivos de comer sano es bajar de peso, lo aconsejable es disminuir al máximo el consumo de carbohidratos en la cena. Si bien este macronutriente debe incluirse en la dieta diaria, su ingesta a esta hora del día puede incidir en el sobrepeso.

Te interesa leer: Qué tanto engordan los carbohidratos

  • Consejo: consume carbohidratos al desayuno o almuerzo. Procura hacer cenas ligeras, basadas en vegetales y carnes magras.

¿Te animas a seguir estos consejos para comer sano? Como lo puedes ver, son medidas sencillas que se pueden tener en cuenta dentro de la dieta. Por ende, las puedes considerar cada día para alimentarte mejor.

Te puede gustar