9 consejos para eliminar las manchas en las axilas tras el parto

Los cambios hormonales propios del embarazo generan manchas en la piel de muchas mujeres. Las axilas es de las zonas más afectadas. Te decimos cómo puedes tratarlas.

Es común que la piel se manche durante el embarazo. Ocurre a la gran mayoría de las mujeres embarazadas. Pueden aparecer desde unas simpáticas, y hasta coquetas, pecas en las mejillas, hasta unas nada estéticas manchas en las axilas.

Por supuesto todo dependerá del tipo de piel de cada mujer, pero es uno de esos síntomas poco deseados del embarazo. La causa de su aparición está asociada a los cambios hormonales. Pero, aunque tienden a desaparecer tras el parto, es posible que ayudemos a acelerar su eliminación con las soluciones que de inmediato te presentamos.

¿Por qué aparecen las manchas en las axilas?

A algunas mujeres embarazadas se le oscurecen las axilas, a otras no. Igual pasa con la entrepierna y los pezones. Son parte del proceso de cambios que vive el cuerpo, y tras el alumbramiento, cuando las hormonas alcancen de nuevo sus niveles previos al embarazo, lo usual es que se despigmenten.

Manchas oscuras en las axilas.

No obstante, las mujeres con piel más morena tendrán mayores probabilidades de que aparezcan estas manchas que las mujeres de piel clara. Y, ciertamente, también es muy probable que después de que las hormonas se estabilicen no recobres la pigmentación previa al embarazo.

Leer también: Manchas en la piel ¿Qué ocasiona su aparición?

¿Cómo eliminar las manchas en las axilas?

Primero, la prevención. Es importante que tu piel esté bien hidratada, tanto por la ingesta adecuada de líquidos como usando cremas o lociones humectantes. Al exponerse al sol, no olvides usar un buen bloqueador solar para evitar que el “astro rey” sume su aporte a los cambios hormonales.

Evita también los desodorantes con alcohol y en formato roll-on. Existen desodorantes que prometen eliminar las manchas e hidratar la piel, es buena idea probarlos.

El depilado y el rasurado también contribuyen con el oscurecimiento de la piel. Evalúa si puedes distanciar las veces que te depilas o te rasuras durante el embarazo.

1. Orina de tu bebé

Aunque no hay mayor evidencia científica que avale este consejo de las abuelas, lo cierto es que puede ser efectivo.  En lo que retires un pañal húmedo a tu recién nacido, humedece un algodón y frota con ello tu piel. Déjalo secar.

2. Leche materna

Entre las múltiples bondades que tiene la leche materna, está que puede ayudar a aclarar las zonas de tu piel que se hayan oscurecido durante el embarazo. Simplemente, extrae un poco de leche, aplícala sobre las manchas en las axilas y deja secar la piel al aire. También la puedes probar en manchas previas al embarazo.

Leche materna para quitar las manchas oscuras de las axilas.

3. Avena

Elabora una pasta con dos cucharadas de avena, una cucharada de miel y el jugo de un limón. Coloca la mezcla sobre tus axilas y déjala actuar por unos 15 minutos. Luego la retiras con agua templada. Este procedimiento lo puedes hacer mientras el bebé toma su siesta y tú dedicas unos minutos para ti y tu belleza.

4. Glicerina

Mezcla unas 10 gotas de glicerina, 10 gotas de limón y 10 gotas de aceite de almendras o de oliva en un recipiente. Aplica esta mezcla sobre las manchas de las axilas antes de bañarte. Espera unos minutos y luego báñate como sueles hacerlo.

5. Yogurt

Es bueno hacer una exfoliación suave una vez a la semana. Para ello, prepara una mezcla con una cucharada de yogurt natural y una cucharada de avena. Lo aplicas en las axilas realizando un masaje suave. Dejas actuar por cinco minutos y lo retiras con agua tibia. Luego es ideal que apliques una crema humectante.

6. Agua oxigenada

Todas las noches puedes aplica agua oxigenada, volumen 10, sobre la piel de las axilas. Utiliza un algodón para aplicar el agua oxigenada. Tu piel debe estar muy limpia. Deja actuar por 5 minutos y retira con abundante agua fría.

7. Aceite de coco

El aceite de coco es un gran aliado para la belleza de la piel. Prepara una pasta con aceite de coco y avena, ponla sobre las axilas y deja actuar por 15 minutos. Luego la retiras con agua.

Aceite de coco para las manchas oscuras de las axilas.

8. Peeling químico

Este tratamiento cosmético elimina capas de la piel manchada. Utiliza distintos ácidos para restaurar el color de la piel, como el salicílico, que favorece la eliminación de la melanina; el mandélico, que aumenta el colágeno, o el kójico, que tiene propiedades antioxidantes para la piel. Este tratamiento podrías aplicarlo si no amamantas.

9. Láser

El tratamiento con rayos láser se focaliza en la mancha, sin dañar el tejido de la piel, con lo cual ayuda a despigmentar las manchas en las axilas. Pero exigen más de una sesión antes de ver algún resultado, por lo que puede no compaginar con el cuidado de un recién nacido.

Recomendaciones finales

No sometas la delicada piel de las axilas a tratamientos extremos, menos aún después del parto, cuando la sensibilidad está literalmente a flor de piel. Además, el cuidado de un recién nacido es exigente, y no dejará mucho tiempo libre para someterte a tratamientos estéticos, que generalmente conllevan varias sesiones.

Evita usar el bicarbonato de sodio, que aunque es un excelente aliado para la salud, la belleza y el blanqueado de los dientes, puede resultar muy abrasivo para esta zona tan delicada. En vez de lograr el aclarado, puedes empeorar las manchas en las axilas.

Si además de las manchas tienes picazón e irritación, es recomendable que visites a un dermatólogo para que evalúe las causas y te pueda ofrecer una solución más precisa.