9 cosas que suceden en tu cerebro cuando comienzas a ejercitarte

Daniela Castro 10 julio, 2016
Además de sus beneficios en el plano físico al hacer ejercicio también podemos mejorar considerablemente nuestro cerebro y nuestra salud psicológica. Basta con practicar 30 minutos diarios para empezar a notar sus bondades

La mayoría de las personas sabe que la práctica habitual de ejercicio físico es uno de los mejores hábitos para su salud.

Esta es la forma más efectiva de ganar masa muscular, fortalecer las articulaciones y mejorar la resistencia física ante determinadas actividades.

Además, es una de las claves principales para hacerle frente al sobrepeso y prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

No obstante, pese a ser conscientes de estos beneficios tan importantes, la conexión entre el deporte, el cerebro y los estados de ánimo aún no son del todo claros.

Son muy pocos los que saben que también impacta de forma directa la salud cerebral, mejorando las funciones cognitivas y regulando algunas emociones.

Como sabemos que muchos no saben cómo se dan estos procesos, a continuación queremos compartir esas 9 cosas que ocurren a nivel cerebral tras hacer ejercicio.

1. Mejora la memoria y el aprendizaje

Mejora la memoria

El aumento de flujo sanguíneo que se produce durante la actividad física también alcanza a beneficiar el cerebro.

Gracias a esto, el oxígeno se transporta en cantidades adecuadas y las células cerebrales se activan para llevar a cabo sus respectivas funciones.

Como resultado, hay una mayor concentración mental y, por si fuera poco, comienzan a desarrollarse nuevas células para mejorar la memoria y el aprendizaje.

2. Protege contra las enfermedades neurodegenerativas

Siguiendo con el beneficio anterior, el cerebro se llega a acostumbrar tanto al aumento del flujo sanguíneo que, a largo plazo, desarrolla la capacidad de apagar o encender ciertos genes.

Las nuevas neuronas estimulan la memoria en el hipocampo y protegen frente a enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson.

De hecho, al activarse todos los días podría evitar el deterioro relacionado con la edad y los derrames cerebrales.

Ver también: ¿Estás en riesgo de padecer párkinson? Estas 7 señales te ayudarán a descubrirlo

3. Previene la ansiedad

Previene la ansiedad

Los ejercicios que activan la mayor parte de grupos musculares del cuerpo son una gran terapia para las personas que sufren de ansiedad.

Estos estimulan la producción de hormonas como la serotonina y la dopamina, conocidas por sus efectos calmantes sobre la salud mental.

4. Combate la depresión

Al hacer actividad física de bajo y alto impacto se dispara la producción de algunos tipos de neurotransmisores asociados con el bienestar.

Esto explica por qué muchos terapeutas están recomendado su práctica diaria como complemento del tratamiento contra la depresión.

Todo indica que su realización aumenta los niveles de endorfinas y serotonina, llamadas popularmente “hormonas de la felicidad”.

Tantos son sus efectos contra esta condición mental que muchos atreven a asegurar que es mejor que los antidepresivos convencionales.

5. Disminuye la fatiga laboral

Disminuye la fatiga laboral

La fatiga laboral se produce cuando el oxígeno no llega de forma óptima al cerebro y este se ve obligado a hacer sobresfuerzos para activar sus funciones.

Dado que los ejercicios físicos aumentan el flujo sanguíneo y la oxigenación, su práctica continua reduce el continuo cansancio y la debilidad.

6. Aumenta el apetito sexual

Las mujeres cuya libido está disminuida pueden obtener maravillosos beneficios con la práctica de yoga, ejercicio cardiovascular o entrenamiento de fuerza.

Estos mejoran el apetito sexual, aumentan la seguridad en la intimidad y aseguran un correcto flujo sanguíneo.

En el caso de los hombres también resulta beneficioso, en especial porque mejora su función eréctil.

7. Mejora la autoestima

Mejora la autoestima

Junto con los neurotransmisores que benefician el estado emocional, la actividad física regular fortalece y estimula un área del cerebro llamada vía frontoestriatal que, cuanto más fuerte es, más autoestima le genera a la persona.

8. Elimina el estrés

Las personas que se sienten estresadas por sus condiciones de trabajo o problemas personales pueden sentir una inmensa relajación con la práctica de 30 minutos de ejercicios diarios.

Esta actividad terapéutica mejora la habilidad física que responde al estrés con el aumento de la noreprineprina en el cerebro.

Además, ha demostrado disminuir los niveles de cortisol, una hormona señalada como la responsable de este estado emocional.

Te recomendamos leer: 10 efectos negativos que el estrés le provoca a tu imagen

9. Mantiene joven el cerebro

Mantiene joven el cerebro

Este hábito desencadena los genes y factores de crecimiento implicados en el reciclaje y rejuvenecimiento del cerebro.

Estos factores envían señales a las células del bulbo raquídeo y a las células satelitales musculares para que se conviertan en neuronas y células musculares.

Con esto se abre una gran posibilidad para que el cerebro, los neuromotores y las fibras musculares se conserven biológicamente jóvenes.

Como acabas de notar, adoptar este hábito no solo es excelente para quemar calorías y mejorar el cuerpo.

Su práctica continua regula varias funciones cerebrales y te ayuda a gozar de una mejor salud mental.

 

Te puede gustar