9 ejercicios para mejorar la atención en los niños

Prestar atención es una destreza que madura poco a poco en los niños. Por supuesto, es fundamental para favorecer el aprendizaje y la relación con el entorno que les rodea.

La atención es fundamental para recibir correctamente la información que se necesita en los procesos cognitivos. Los niños pueden ser dispersos. Es normal que así sea. No obstante, es necesario mejorar la atención para que el proceso de aprendizaje rinda los frutos esperados.

La capacidad para atender dependerá de factores como la edad, el nivel de maduración o incluso la personalidad. Hay niños más distraídos y soñadores que otros. Incluso entre hermanos es posible encontrar diferencia en lo que se refiere a prestar atención.

Cuando el niño no presta mucha atención a las instrucciones para realizar un trabajo o una tarea, seguramente le costará mucho más lograr el resultado esperado que si hubiera atendido correctamente. Esa dificultad puede generar frustraciones, lo que se pueden prevenir con facilidad.

¿Cómo mejorar la atención de los niños?

En la actualidad hay muchos elementos que distraen y captan la atención del niño. Son muchos y muy rápidos los estímulos que manejan los niños cuando, por ejemplo, navegan por internet o juegan videojuegos. Así, cuando van a la realidad del aula escolar, les cuesta mantenerse atentos y concentrados.

Más allá de que un niño sea más propenso a dejarse llevar por sus pensamientos que otro, nos agrada proponerte estos 9 ejercicios para realizar en el hogar. Como se trata de niños, más que con ejercicios, vamos a mejorar la atención con juegos.

1. Un clásico: el rompecabezas

Los juegos de rompecabezas son clásicos para mejorar la atención y estimular el aprendizaje. Existen múltiples opciones adaptadas a las edades y capacidades de los niños. En lo que detectes que tu niño ya reconoce las piezas y lo arma cada vez con mayor rapidez, pon a su disposición uno nuevo.

2. Descubre las diferencias

Otro juego ampliamente conocido son los libros o pasatiempos con ilustraciones prácticamente similares, en las que hay que detectar unas diferencias casi imperceptibles. En internet también puede encontrar este tipo de juegos ideales para mejorar la atención.

3. Observa y ordena

Dispón de un cierto número de objetos (pueden ser juguetes de tu hijo) sobre una mesa y dales un orden. Pídele a tu hijo que los observe y memorice la forma en que están ordenados. Luego cambia el orden de los juguetes y pídele que los ordene como estaban inicialmente.

Descubre: 5 mejores ejercicios para mejorar nuestra memoria

4. Ya no está

De nuevo en una mesa, presenta un número de objetos o juguetes a tu hijo. Pídele que los observe detenidamente. Luego dile que cubra sus ojos y esconde uno de los objetos. Cuando el niño vuelva a mirar pídele que te diga cuál es el que ya no está.

5. Los juegos de memoria

¡Otro clásico que no pasa de moda! Para memorizar hay que prestar atención. Puedes encontrar juegos de memoria en tarjetas impresas o en versiones digitales. Mientras son más pequeños, las imágenes deben ser más sencillas, pero a medida que crecen busca opciones más desafiantes.

6. Identifica la palabra clave

Dale una serie de palabras clave a tu hijo. Lee un cuento y pídele que anote mentalmente cuántas veces mencionas esas palabras claves. Otra variante es que le pidas aplaudir cuándo las menciones.

7. Ubica los dígitos

Localiza en internet tablas de números y pídele a tu hijo que ubique un número en específico. Si son pequeños, selecciona números de un dígito. A medida que crezcan busca versiones más complejas de estas tablas.

8. Colorea mandalas

Los mandalas son un excelente ejercicio de concentración, ya que implican repetir un mismo patrón de colores. De nuevo la recomendación básica es buscar opciones adecuadas a la edad del niño para que efectivamente puede mejorar la atención.

¿Lo sabías? Descubre por qué tus hijos deberían pintar mandalas

9. Sopa de letras

Para los niños que ya saben leer, encontrar palabras en las tradicionales sopas de letras siempre es un reto interesante y divertido. Puedes hacer pequeñas competencias para ver quién consigue más palabras en el menor tiempo posible.

Consideraciones finales

Cuando se trata de mejorar la atención de los niños hay muchas opciones. Lo más importante es comenzar con lo más fácil y estimular al niño a hacerlo mejor cada vez. En la medida que se vaya progresando, aumenta la complejidad para que el niño se sienta retado a mejorar y a superarse.

Recuerda que son normales las dificultades que presentan los niños para prestar atención. Es una de las destrezas cerebrales que tarda en madurar y consolidarse. Sin embargo, con estos sencillos ejercicios puedes ayudar a tu hijo a mejorar la atención de forma fácil y divertida.

  • Duncan, G. J., & Magnuson, K. (2011). The nature and impact of early achievement skills, attention skills, and behavior problems. Whither opportunity, 47-70.
  • Ericsson, I. (2008). Motor skills, attention and academic achievements. An intervention study in school years 1–3. British Educational Research Journal, 34(3), 301-313.
  • Jensen, E. (2009). Teaching with poverty in mind: What being poor does to kids' brains and what schools can do about it. ASCD.