9 errores en las relaciones que cometemos casi todas

Cometer errores en las relaciones no tiene nada de malo... sí quedarnos sin hacer nada para mejorarlos. Por ello es fundamental identificar los fallos para trabajar en ellos. ¡Y disfrutar de una pareja plena!

No se trata de sentirnos culpables o responsables, sino de aprender de los fallos para ser una mejor persona y disfrutar a pleno de nuestra pareja.

En el siguiente artículo te contaremos cuáles son los errores en las relaciones que solemos cometer casi todos. ¡Lo mejor es que tienen solución!

¿Cuáles son los más frecuentes errores en las relaciones?

Nadie ha nacido sabiendo cómo tener una pareja y ser felices… y si bien las relaciones no son sencillas, a veces nosotros mismos las hacemos aún más complicadas. Existen ciertos patrones negativos que repercuten en nuestra relación y que pueden interferir en su estabilidad:

1. Darlo todo por hecho

Nos referimos a dejar de lado las demostraciones de afecto, los gestos cariñosos o los detalles que estaban presentes al inicio de la relación. Es cierto que en los comienzos las cosas eran completamente diferentes, pero de vez en cuando, un ramo de rosas o un desayuno en la cama no vienen mal.

Darlo todo por hecho también tiene que ver conque a veces creemos que ya conocemos a nuestra pareja y sabemos cómo actuará o qué pensará ante una situación específica. Sin embargo, eso puede traer como consecuencia algunos problemas y discusiones.

2. No hablar

Sin duda es otro de los errores en las relaciones que más causan separaciones o rupturas. Comunicarse con la pareja es fundamental porque no solo permite expresar sentimientos, sino que además evita los malos entendidos.

Y por supuesto, es necesario que sepamos de qué manera hablar: elegir el momento adecuado, utilizar un tono acorde, dejar que el otro haga preguntas y sobre todo, recordar que somos mejor oyendo que hablando.

Evita problemas: 7 formas de mejorar la comunicación de pareja

3. Quejarse todo el tiempo

A nadie le gusta estar al lado de alguien que siempre busca el lado negativo de las cosas. Si tu pareja hace algo y te quejas, pero si no lo haces también críticas, entonces puedes convertirte en alguien ‘indeseable’.

Además, ten mucho cuidado de quejarse de tu relación con amigos o familiares, sobre todo si él está presente. Eso puede generar muchos conflictos. Si hay algo que no te gusta, díselo en privado y como una crítica constructiva, no como un fallo.

Resolver conflictos de pareja.

4. Pensar que se tiene razón todo el tiempo

El ‘yo estoy en lo correcto’ es uno de los errores en las relaciones más comunes. Y atención, porque no se trata tampoco de permitir que el otro siempre se salga con la suya, sino de escuchar y de llegar a un acuerdo.

Pensar que nuestra posición es la única nos lleva a enfrentarnos incluso por cosas sin importancia. No olvides que una pareja está formada por dos partes y que cada uno tiene derecho a pensar diferente. Sin embargo, tendrás más puntos de contacto que en contra. ¡Es solo una cuestión de ponerse de acuerdo!

5. Ser dependiente

Pasar tiempo con nuestra pareja está bien… Pero convertirse en una ‘garrapata’ aferrada que no se despega por nada del mundo es cansador y desgastante. Es verdad que al principio queremos estar con él lo más posible, pero luego, cada cual debe tener sus actividades propias.

La dependencia emocional también está basada en las inseguridades, en creer que el otro no nos quiere, que nos engaña o que es más feliz estando lejos nuestro. Ten en cuenta que si eres muy apegada a él, terminará aburriéndose.

6. No dedicarle tiempo

Todo lo contrario a lo anterior, muchas veces caemos en el error de organizar demasiados planes sin nuestra pareja: salidas con amigas, paseos en solitario, cursos, clases de gimnasia, talleres de cocina, visitas a familiares, eventos sociales…

Es verdad que existen actividades que mejor no ir con nuestro novio o esposo, pero también es bueno compartir tiempo de calidad con él. Dejar de hacer cosas placenteras juntos, solo verse un rato por las noches cuando llegan del trabajo y pasarse el fin de semana con otras personas puede repercutir en la relación.

Equilibrio en una pareja para no discutir.

7. Mentir en cuestiones de dinero

Nuestra intención puede ser muy noble: evitar peleas. Pero a la larga, no decir la verdad en cuánto a presupuesto o gastos se refiere puede generar problemas mayores. Mentir sobre cuánto debes pagar en la tarjeta de crédito, esconder facturas de compras que has realizado o reducir el valor de las cosas que consumes no está para nada bien.

En lugar de ello, es mejor sentarse y hablar de dinero sin tapujos. Establezcan una cantidad mensual para ciertos gastos, hagan cuentas, piensen en ahorros y organicen mejor los ingresos. No olvides que dos mentes piensan mejor que una. ¡Y pueden dejar de lado las deudas si trabajan en equipo!

8. Idealizar

Este es otro de los errores en las relaciones cuando recién comienzan, pero que pueden mantenerse en el tiempo y ser bastante dañinos. Nadie es perfecto y si bien es fundamental identificar las bondades del otro, también es necesario conocer y aceptar sus defectos.

Idealizar nos cambia la perspectiva de la situación, nos lleva a tener ideas ilusorias y a no afrontar la realidad. Por ello, apoya sus habilidades, pero reconoce también sus fallos… ¡Y ayúdale a mejorarlos!

Toma nota: Cuando aceptes tus defectos nadie podrá usarlos en tu contra

9. Tener prisa

Queremos hacer mil cosas en muy poco tiempo y eso no solo atañe a nuestra vida propia, sino también a la compartida. Cada etapa es hermosa en una relación y no tendríamos por qué saltarla o pasarla rápido.

Ten la paciencia suficiente y disfruta de cada momento. Vivan el hoy con un ojo mirando hacia el futuro y recuerda que la ansiedad no te permite tener los pies en el presente. Experimenten los cambios con calma, vayan sin prisas y pásenlo de maravillas.