9 errores que te impiden tener el cuerpo de tus sueños

Todos queremos tener el cuerpo de nuestros sueños pero en muchas ocasiones no nos cuidamos lo suficiente o, simplemente, seguimos una dieta nefasta.

Presta atención de estos errores que son los que te están impidiendo tener el cuerpo de tus sueños.

1. Hacer ejercicio cardiovascular demasiado largo

Es mejor hacer 30 minutos de cardio que una hora. Muchas personas creen que los entrenamientos cardiovasculares son buenos para el corazón, pero esto hay que hacerlo con medida.

Si se realizan de manera demasiado prolongada estos ejercicios puede tener un efecto negativo en el sistema cardiovascular.

  • Lo más recomendable es no exceder los 30 minutos de ejercicio.

¿Quieres conocer más? Lee: Un nuevo culpable de las enfermedades cardiovasculares

2. Seguir una dieta baja en calorías

bebida dieta

Hay que tener cuidado con las dietas bajas en calorías.

Aunque es cierto que este tipo de opciones son buenas para la salud y pueden desacelerar el envejecimiento del corazón así como prevenir las enfermedades cardiovasculares, debes saber que la grasa también es necesaria.

Ten en cuenta que, al entrenar el organismo, necesitamos también recibir una determinada cantidad de proteínas, grasas y carbohidratos.

  • Para ello hay que incluir en nuestra dieta determinados alimentos como el salmón y el aguacate.

3. Las bebidas energéticas que tienen electrolitos

Las bebidas energéticas no son lo más adecuado para preservar el bienestar de tu organismo. Sobre todo si las tomas tras un entrenamiento.

Este tipo de minerales, contienen una gran cantidad de azúcar así que realmente lo mejor será no consumir estas bebidas.

4. No renuncies a los líquidos durante los entrenamientos

Beber agua

No renuncies a beber agua o cualquier otro tipo de líquido durante los entrenamientos. Y es que lo cierto es que hay muchas personas que prefieren no beber nada cuando están haciendo ejercicio, pero esto no es lo más recomendable.

  • Hay que tener en cuenta que el organismo pierde mucho líquido en los entrenamientos así que hay que aportarle la hidratación que necesita.

5. Hacer ejercicio no significa comer más

Debes tener en cuenta que hacer ejercicio no es sinónimo de comer más. No por ello tendrás que tomar alimentos que tengan más calorías o, de lo contrario, al final no conseguirás llevar a cabo tu objetivo.

Ten en cuenta que hacer ejercicio de manera regular no es un motivo para comer demasiado.

  • Si quieres que tu peso se mantenga en un nivel normal o baje debes hacer ejercicio pero también cuidar tu alimentación.
  • En una hora quemas 500 calorías en el gimnasio de media. Si te pasas con la comida lo recuperarás antes de lo que crees.

6. Ten cuidado con el momento en el que haces ejercicio

demasiado ejercicio

No hagas ejercicio si estás en ayunas y tampoco si tienes el estómago lleno.

En estos supuestos puede ocurrir que, ya sea por cansancio o por agotamiento, no puedas terminar tu entrenamiento.

  • Lo mejor que puedes hacer es comer dos horas antes de ir al gimnasio: tendrás energía pero te sentirás a la vez ligero.

7. No vayas a la sauna después de hacer ejercicio

Aunque creas que la sauna te ayudará a sudar y, por tanto, a eliminar toxinas, debes tener en cuenta el momento más idóneo para ir.

  • En una sesión intensa en el gimnasio pierdes mucho líquido y sube tu presión arterial.
  • Si vas en ese momento a la sauna lo único que puedes conseguir es encontrarte mal o incluso desmayarte.
  • Antes de ir, bebe agua y dúchate.

Visita este artículo: Cómo tonificar tus glúteos en casa con 5 simples ejercicios

8. Cuidado con los estiramientos

Haz estiramientos

Si eres de las personas que no hace estiramientos tras la sesión de deporte, cuidado. Es fundamental que no ignores esta rutina que se debe realizar siempre tras un entrenamiento intenso.

  • Si la haces correctamente evitarás el posterior dolor muscular que suele aparecer al día siguiente.

9. La frecuencia

La frecuencia es otra de las claves en las que muchas personas fallan. Solo si se hace ejercicio de manera regular se lograrán cumplir los objetivos.

Y es que el ejercicio regular y la alimentación sana son lo que harán que tengas un cuerpo esbelto. No hace falta que hagas ejercicio a diario, pero sí unas veces a la semana.

De hecho si haces ejercicio a diario el nivel de la hormona cortisol aumentará, lo cual puede hacer que subas de peso. Bastará con hacer tres veces por semana.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar