9 formas en que puedes usar el limón

Además de tener múltiples usos para el hogar el jugo de limón puede ayudarnos a asentar el estómago y eliminar las náuseas, e incluso mineralizarnos y reducir las agujetas después del deporte

El limón es una de las frutas más benéficas que puedes encontrar. Lo mismo sirve para aderezar ensaladas que para condimentar pescados o preparar un agua con numerosos beneficios.

Pero sus usos no acaban ahí. De hecho, se ha comprobado que esta fruta tiene múltiples usos en el hogar. Prueba a sacarle jugo por completo a tus limones y aprovéchalos para tener una vida más sana.

1. Elimina náuseas

Síntomas y causas de los mareos y náuseas

Ya sea que estés sufriendo náuseas matutinas por embarazo o que un viaje en auto o avión te las ocasione, siempre son molestas. Con dos gotas de aceite de limón bien frías exprimidas sobre un terrón de azúcar tendrás suficiente.

Una vez que tengas el terrón de azúcar preparado con aceite esencial de limón, espera a que se disuelva en tu boca. En pocos segundos las náuseas habrán desaparecido sin ningún esfuerzo extra.

2. Deja reluciente tu plata

En muchos hogares es común tener cubiertos de plata, en especial cuando son herencia familiar. Por ello, usarlos y mantenerlos en perfecto estado es muy importante, al igual que la joyería de plata.

En este caso necesitas colocar el jugo de diez limones en un recipiente de plástico. Dentro de este debes colocar tus joyas o cubiertos con manchas negras.

Déjalos reposar y luego pásalos por agua tibia y seca con un paño de gamuza. Este procedimiento es mucho más seguro que los químicos comerciales habituales.

Ver también: Cómo tratar la alergia a la joyería de fantasía

3. Elimina las bacterias de tu esponja de baño

¿Alguna vez has pensado qué pasa con tu esponja de baño luego de algunas semanas de uso? Aunque no lo creas, la humedad del baño y las bacterias que elimina de tu cuerpo se acumulan.

Esto las convierte en una fuente de malos olores y algunas infecciones. Por suerte, no es necesario que cambies de esponja cada semana. Tan solo necesitas desinfectarla una vez al mes.

Para esto, junta el jugo de 15 limones y mézclalo con agua caliente. En esta combinación introduce tu esponja y déjala reposar por 24 horas. Al sacarla estará como nueva y podrás usarla como el primer día.

4. Repele hormigas

Repeler-las-hormigas

¿Las hormigas han tomado por asalto tu cocina? Seguro que no las quieres entre las frutas o cerca de tus hijos. De igual forma, seguro que la idea de usar químicos repelentes tampoco te agrada del todo.

En este caso usa las cáscaras del limón en las zonas donde las veas con mayor frecuencia. También asegúrate de colocar algunas cáscaras cerca de los lugares por los que entran a tu casa.

Es probable que algunas hormigas ya se hayan instalado dentro de tu hogar. En este caso, pulveriza un poco de jugo de limón directamente sobre su camino habitual. Esto elimina sus rastros de feromonas y evita que otras entren.

5. Mantén limpio tu horno de microondas

Muchas personas acostumbran a calentar sus sopas y demás alimentos en el microondas. El problema con esta costumbre es que el horno se llena de malos olores y restos de alimentos. Un remedio sencillo es el limón natural.

Puedes aplicar las gotas de limón en la esponja con la que lavarás el horno, al mismo tiempo que el jabón. Otra alternativa es colocar una taza de agua con el jugo de un limón en la bandeja del horno.

Prende el horno un minuto o dos, para que el agua se evapore dentro del mismo. Luego limpia con una esponja suave.

6. Bronceador natural

Utilizar protector solar

¿Alguna vez has deseado obtener un bronceado pero no puedes ir al playa? Este ya no tiene por qué ser un problema. Tan solo necesitas elaborar una infusión.

Ingredientes

  • ½ litro de agua
  • 3 bolsitas de té verde
  • El jugo de medio limón.

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrega las tres bolsitas de té verde.
  • Permite que se realice la decocción durante 10 minutos y añade el jugo de limón.
  • Deja enfriar y aplícalo durante la noche. Al día siguiente tendrás un tono bronceado en la piel sin necesidad de irte a la playa.

Aunque este remedio es natural, lo mejor es no usarlo constantemente. Debido a que el limón es irritante, podrías experimentar algunas molestias en la piel con el uso prolongado.

7. Desinfecta el sanitario

El sanitario suele acumular sarro y a medida que pasa el tiempo es más difícil eliminarlo. Cuando veas que este problema comienza a surgir en tu baño, usa aceite esencial de limón.

Una cucharadita mezclada con cualquier pulverizador de sarro en polvo y dos cucharadas de vodka eliminarán el problema. Combina todos los ingredientes y déjalos actuar en tu sanitario de 10 minutos a media hora.

A continuación, lava como de costumbre y obtendrás un baño limpio con el mínimo esfuerzo.

8. Elimina las manchas de vino tinto

Copa de vino

Uno de los mayores miedos para cualquiera son las manchas de vino tinto sobre la ropa. Esta bebida resulta difícil de eliminar con los jabones tradicionales. En cambio, el limón es muy efectivo y te quitará el problema muy rápido.

Antes de lavar tu prenda, extiéndela, remójala y espolvorea sobre la mancha. Luego aplica un poco de jabón de pasta y justo encima el jugo de un limón recién exprimido. Deja reposar 10 minutos y enjuaga con agua hirviendo.

Te recomendamos leer: 10 grandes beneficios del vino tinto que no conocías

Finalmente, lava como siempre y verás como las manchas han desaparecido.

9. Elimina las agujetas

¿Estas por iniciar una rutina de ejercicio luego de mucho tiempo? ¿Probarás un nuevo deporte? Seguro que temes la aparición de las molestas agujetas. Para eliminarlas solo necesitas consumir un vaso de agua mineralizada con el jugo de un limón.

Un par de horas después las molestias habrán desaparecido y podrás moverte con total comodidad.

Sigue estos consejos y aprovecha el limón para mucho más que aderezar.