9 increíbles beneficios que aportan las manzanas

Si es posible, conseguiremos manzanas ecológicas y las consumiremos con piel, ya que así obtendremos más cantidad de fibra y favoreceremos el tránsito intestinal, a la vez que combatimos la retención de líquidos

Las manzanas son una de esas frutas que se pueden disfrutar casi que en cualquier época del año. Es deliciosa y  rica en nutrientes que aportan increíbles beneficios al cuerpo para mejorar su salud.

Sus principales virtudes provienen de su aporte en compuestos antioxidantes y pectina. Su acción en el organismo ayuda a elininar los radicales libres y estimular la desintoxicación.

Además, es una de las frutas que más sensación de saciedad aporta, por lo que está muy recomendada para quienes desean bajar de peso.

Existen muchas otras razones por las que esta fruta es una de las mejores que se pueden ingerir a diario en la dieta. A continuación te revelamos 9 beneficios.

1. Las manzanas son buenas para el corazón

Manzanas beneficiosas para el corazón

La manzana contiene una cantidad importante de sustancias químicas naturales que ejercen una poderosa acción antioxidante para proteger el organismo.

Gracias a esto pueden neutralizar los radicales libres que oxidan las células sanas. Dichos radicales aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y cáncer.

Por otro lado, su fibra soluble disminuye la absorción del colesterol por parte del intestino y ayuda a regular sus niveles.

Ver también: Remedio natural para desintoxicar el cuerpo y fortalecer el corazón

2. Tienen acción diurética

Por sus concentraciones significativas en potasio, las manzanas tienen una acción diurética que combate la retención de líquidos y sus problemas asociados.

Los pacientes con enfermedades inflamatorias o hipertensión arterial pueden mejorar sus síntomas comiendo una  manzana todos los días.

No obstante, aquellos que sufren de insuficiencia renal, deben tomarla bajo supervisión médica. Estas enfermedades obligan a llevar un control estricto de los niveles de potasio.

3. Combaten el estreñimiento y la diarrea

Las manzanas combaten el estreñimiento y la diarrea

En la cáscara de la manzana se concentra una cantidad importante de fibra insoluble que ayuda a la evacuación intestinal. Así las manzanas nos ayudan a alejar el estreñimiento tomándolas diariamente.

Por otro lado, en su pulpa se concentra una proteína llamada pectina. Esta proteína participa en la regulación del tránsito intestinal disminuyendo la pérdida de agua durante la diarrea.

En la fruta también hay unos fitoquímicos conocidos como taninos, que tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias.

4. Dientes más sanos

Cuando se mastica una manzana se estimula la producción de saliva en la boca, lo que ayuda a reducir de forma considerable las bacterias que causan la caries dental y otros tipos de infecciones.

Aunque una manzana no puede sustituir al cepillo de dientes y la pasta dental, sí es bastante útil en aquellos momentos en los que no se tienen estos elementos de aseo a mano.

5. Ayudan a prevenir la enfermedad de Alzheimer

Neuronas

Los radicales libres son algunos de los muchos factores que propician las enfermedades neurológicas.

Por su contenido en antioxidantes, la ingesta de zumo de manzana natural ha demostrado ser beneficiosa para reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer o envejecimiento cerebral prematuro.

6. Protegen contra el Párkinson

En consumo de alimentos ricos en fibra, como la manzana, desempeñan un papel importante en la prevención contra la enfermedad de Parkinson.

Esta enfermedad es un trastorno degenerativo que se caracteriza por el deterioro de las células nerviosas productoras de dopamina del cerebro.

Los radicales libres pueden influir en el desarrollo de esta enfermedad. Por lo tanto los antioxidantes de las manzanas pueden ayudar evitar su producción.

Te recomendamos leer: ¿Cómo detectar y sobrellevar el mal de Parkinson?

7. Disminuyen el riesgo de diabetes

Las manzanas reducen el riesgo de diabetes

La fibra soluble que contienen las manzanas juega a favor de la reducción de los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo diario es un remedio natural para disminuir el riesgo de padecer diabetes.

8. Ayudan a evitar los cálculos biliares

Los cálculos biliares se forman cuando hay exceso de desechos en el sistema. Dichos elementos evitan que la bilis desempeñe su función en la digestión de las grasas.

Al no ser utilizada, la bilis se solidifica y forma los cálculos. Como consecuencia se originan una serie de síntomas que empeoran de forma significativa la salud.

Entre los desechos se encuentra con frecuencia el colesterol, componente que puede regularse mejor con un consumo habitual de manzanas.Una dieta rica en fibra, soluble e insoluble, mantiene a raya el colesterol y ejerce un papel relevante en la prevención de la obesidad.

9. Desintoxican el hígado

Desintoxican el hígado

El consumo excesivo de comida basura o la automedicación están aumentando la tasa de personas con diversas enfermedades relacionadas con la intoxicación del hígado.

Aunque este órgano tiene la capacidad de depurarse a sí mismo, la sobrecarga innecesaria dificulta mucho su labor. Por suerte, con la ingesta diaria de zumo de manzana natural se puede apoyar su desintoxicación para que el hígado trabaje mejor.

Sin embargo no olvides nunca que lo mejor para la salud es evitar los malos hábitos. Así mismo ante cualquier problema lo mejor es consultar a un profesional médico que garantice un tratamiento adecuado.

Pero por supuesto nunca está de más esforzarse en introducir más a menudo elementos beneficiosos como las manzanas en nuestra dieta. Si no conocías estas ventajas esperemos que te sirvan para apreciar más esta fruta.