9 motivos por los que deberías empezar tu día tomando limonada

Katherine Flórez · 23 abril, 2016
Un vaso de limonada con agua tibia para empezar el día con un tiene los mismos beneficios que un café, ya que activa el cerebro pero, a cambio, tiene menos calorías

La limonada es una de las bebidas más refrescantes y deliciosas que podemos preparar en casa. Muchos prefieren disfrutarla en los días de calor, pero es perfecta para casi cualquier momento de la semana.

Su ventaja sobre otros tipos de jugos y refrescos es que es muy baja en calorías y contiene muchos nutrientes que benefician la salud.

Gracias a esto podemos incorporarla en todos los tipos de dietas, e incluso, ingerirla varias veces al día.

Por todos los beneficios que aporta, hace algún tiempo se viene haciendo popular la tendencia de consumirla a primera hora del día.

En este momento nuestro cuerpo absorbe mejor todas sus propiedades y las aprovecha para llevar a cabo varias funciones de la jornada.

Para que te animes a adoptar este hábito a partir de ahora, a continuación te damos 9 buenos motivos. ¡No te los pierdas!

1. Te ayuda a hidratar el cuerpo

Consumir agua

Una de las razones por las que se recomienda beber limonada en ayunas es porque durante la noche el cuerpo pierde hidratación.

Los líquidos se expulsan a través del sudor y la orina, por lo que hay que reponerlos con una bebida saludable.

2. Previene las infecciones urinarias

Las propiedades antivirales y antimicrobianas de esta bebida son clave para prevenir y tratar las infecciones que afectan el tracto urinario.

Su consumo diario en ayunas ayuda a expulsar las bacterias dañinas que suelen proliferarse en el ambiente de los riñones y la vejiga.

3. Es muy baja en calorías

Limon-para-depurar-el-cuerpo

Muchos prefieren ingerir café por la mañana porque es una bebida que activa el cerebro y lo despierta para dar inicio a las tareas del día.

No obstante, pocos saben que la limonada tiene beneficios similares al café a cambio de menos calorías.

Exprimir un limón en agua añade solo 6 calorías y un alto contenido de vitaminas, minerales y fibra.

4. Previene el daño oxidativo

Los limones proporcionan una cantidad importante de fitonutrientes, un tipo de antioxidante que previene la oxidación.

Esto quiere decir que, al ingerirlo, protege el cuerpo del envejecimiento prematuro desde el interior.

5. Proporciona vitamina C

LIMON

Como muchos ya saben, un limón puede contener más de una sexta parte de la cantidad diaria de vitamina C recomendada.

Este nutriente esencial frena el daño celular, participa en la regeneración de la piel y apoya la recuperación de varios tipos de lesiones.

6. Equilibra el pH del cuerpo

Muchos piensan que, por su sabor ácido, el limón es un alimento que empeora la acidez de la sangre.

Sin embargo, está demostrado que es uno de los mejores alcalinos naturales, el cual ayuda a metabolizar y restablecer el pH del cuerpo.

7. Fortalece el sistema inmunológico

Las-bacterias-en-los-intestinos-afectan-el-sistema-inmunológico

Otra de las funciones de la vitamina C que aporta el limón es la de aumentar la respuesta inmunológica del cuerpo.

El beber limonada al empezar al día mejora las defensas y previene el desarrollo de enfermedades virales.

8. Mejora la digestión

Muchos de los trastornos que afectan al sistema digestivo se pueden aliviar bebiendo agua con limón en ayunas.

Por su aporte de fibra y significativo contenido de agua previene el estreñimiento, alivia la inflamación y combate la acidez estomacal.

9. Ayuda a mantener la piel joven

Piel de una mujer

El alto contenido de antioxidantes que le aporta al cuerpo también beneficia la salud de la piel. Estos agentes combaten los radicales libres y previenen la aparición de arrugas prematuras.

Por otro lado, la vitamina C incrementa la producción de colágeno y desempeña un papel importante en su elasticidad.

Además, mantiene la hidratación cutánea, reduce el exceso de producción de grasa y previene el acné.

¿Cómo preparar una limonada para empezar el día?

Para obtener todos los beneficios mencionados, lo más aconsejado es preparar una limonada tibia y sin ningún tipo de endulzante.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Coloca el vaso de agua en una olla, caliéntalo a fuego medio y déjalo hasta que llegue a una temperatura soportable para el consumo.
  • Exprime el jugo de un limón y mézclalo con el agua tibia o caliente.

Modo de consumo

  • Ingiérelo todos los días, inmediatamente después de levantarte.
  • Espera entre 30 y 45 minutos para consumir el desayuno.

Como puedes notar, esta bebida es maravillosa y sirve para muchas cosas más que refrescar. Anímate a tomarla cada mañana y nota como tu cuerpo empieza a estar más saludable.