9 motivos por los que es importante acudir a un dietista profesional

Solicitar la ayuda de un especialista en dietas no se trata únicamente de bajar de peso. Existen otras razones relacionadas con tu salud por las que deberías buscar su apoyo.

Normalmente pensamos que acudir a un dietista profesional tiene como propósito elaborar un régimen alimentario especialmente diseñado para adelgazar.

La apreciación es cierta, pero a medias. Esa no es la única función que puede cumplir un dietista. No solo diseña las dietas cuando queremos bajar de peso. De hecho, su verdadera labor es la de enseñarnos a comer bien.

Hoy, te daremos los detalles de los diversos motivos por los que deberías acudir a un dietista profesional con frecuencia.

9 motivos por los que debes acudir a un dietista profesional

1. Tener diabetes y problemas cardiovasculares

dieta para la prediabetes

Si padeces de diabetes tipo 1 o 2, algún problema cardiovascular o hipertensión arterial, necesitas ser tratado por un especialista en nutrición y dietética. En tu condición de salud la alimentación desempeña un papel fundamental.

Acudir a un dietista profesional es una necesidad indispensable si sufres de una de las condiciones mencionadas. Él te ayudará a diseñar un plan de alimentación que te servirá para garantizar el consumo de los nutrientes que necesitas, de una manera saludable y segura para ti.

2. Deseas bajar de peso

Si tu deseo es perder unos kilos, requieres la asesoría de un profesional en nutrición. Él planificará un régimen alimentario de acuerdo con la meta que quieras lograr.

Para ello, el dietista tomará en cuenta tu estado de salud, tu condición física, tus antecedentes familiares, tu edad y peso en el momento de evaluarte, entre otros factores.

Con esos datos te dará algunas recomendaciones sobre tu alimentación diaria para que consigas bajar de peso, de una forma que no resulte peligrosa para tu salud.

3. Quieres subir de peso

La mayoría de la gente piensa que no existen personas que deseen subir algunos kilos. No obstante, en ciertas ocasiones es necesario, y algunas personas deben acudir a un dietista profesional porque necesitan aumentar su peso.

En este caso, el especialista preparará una dieta tomando en cuenta los rasgos particulares del paciente, así como el objetivo que su cuerpo debe alcanzar.

4. Sufrir de problemas digestivos

Mujer en consulta de digestivo

Si eres de las personas que con frecuencia presenta problemas estomacales, intestinales o indigestiones, debes acudir a un dietista profesional para que te evalúe oportunamente y detecte cuales son los alimentos que te están ocasionando daño.

Asimismo, el nutricionista solicitará la participación de otros especialistas de la medicina si sospecha que tus problemas digestivos no se deben propiamente a algún alimento, sino a una razón orgánica. Generalmente, en estos casos el dietista trabaja de la mano con el gastroenterólogo.

¿Lo sabías? 5 trastornos digestivos que pueden influir en el sobrepeso

5. Si quieres llevar una alimentación saludable

No necesariamente debes querer bajar o subir de peso para solicitar la asesoría de un dietista. Aunque creas que tienes un peso adecuado y te sientas bien con ello, nunca está de más ocuparse de la salud.

  • Una persona que desee mantener un peso saludable debe comer de manera inteligente. En esta labor, el dietista aporta una ayuda muy valiosa.
  • Los profesionales de la nutrición están capacitados para explicarte las cualidades de los alimentos y las mejores formas de cocinarlos. Además, puede enseñarte a leer las etiquetas de los productos.

6. Mejorar el rendimiento deportivo

Todo buen deportista debe estar asesorado por un experto en nutrición, quien cuenta con los conocimientos para evaluar si la relación grasa-músculo del atleta es la correcta.

De igual manera, te conviene acudir a un dietista profesional para que te ayude a mejorar el rendimiento. Él elaborará una dieta óptima según tus requerimientos y la disciplina en la que te desenvuelves.

7. Estás embarazada

El embarazo es uno de los momentos de la vida en que más pendiente debes estar de tu salud. No solo se trata de tu propia vida, sino también la del bebé.

En este periodo requieres de una asesoría oportuna respecto a los nutrientes que debes consumir, dependiendo de la etapa en que te encuentres. Por su parte, el nutricionista puede ayudarte a mantenerte en un peso aceptable. Recuerda que en ningún caso debes permitirte subir de peso exageradamente.

Si eres lactante, también te conviene la orientación dietética. Te ayudará a saber los componentes que debes consumir para garantizar la alimentación eficaz del bebé y la tuya.

Descubre: Qué dieta es adecuada para la etapa de embarazo

8. Trastornos alimentarios

Lamentablemente, cada vez son más frecuentes los trastornos relacionados con la alimentación, como la obesidad, la bulimia y la anorexia.

En estos casos, el nutricionista vela por la alimentación adecuada del paciente. A su vez, es indispensable la participación de otros profesionales de la salud como los psicólogos.

9. La tercera edad

La vejez está asociada con el desarrollo de diversas condiciones de salud, que exigen la toma de medicamentos. En este caso, la labor del dietista es diseñar el plan alimentario más beneficioso para el paciente, en función de los padecimientos que tenga.

A su vez, también puede aportar su ayuda para procurar que el adulto mayor coma sabroso. No podemos pasar por alto que a medida que pasan los años las papilas gustativas se deterioran.

Como vimos, son muchas las situaciones en que deberías acudir a un especialista en dietas. De esa manera, te asegurarás de contar con el apoyo y el conocimiento de alguien que entiende el proceso que estás viviendo.