9 nutrientes para llegar a los 90 con un corazón sano y fuerte

Valeria Sabater 10 febrero, 2017
Para conseguir una buena salud es fundamental un adecuado equilibrio entre nutrientes, por lo que es conveniente incluir en nuestra dieta todo tipo de alimentos naturales

Existen una serie de nutrientes esenciales que puedes incluir en tu dieta para llegar a los 90 con un corazón sano.

Todos sabemos que de poco sirve llegar a estas edades si no disfrutamos de una buena salud.

De ahí, que uno de los mayores objetivos que podemos tener en nuestro día a día sea cuidarnos al máximo. Solo así conseguiremos que nuestra longevidad vaya de la mano de una auténtica calidad de vida.

Una buena salud depende de muchos factores, lo sabemos.

Sin embargo, nuestra alimentación determina, sin duda, el poder disfrutar de un peso adecuado, el mantener equilibrados nuestro colesterol, la tensión arterial o los niveles de azúcar.

Comer bien para vivir mejor es la fórmula mágica en la que debemos invertir siempre que nos sea posible.

Por nuestra parte, te proponemos que empieces a hacer cambios e incluyas en tu dieta estos 9 nutrientes. Con ellos lograrás tener un corazón sano.

1. El omega 3 y los ácidos esenciales

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo de los beneficios de la dieta mediterránea.

  • Dentro de todas las propuestas que nos ofrece este tipo de dieta, se hallan los aceites naturales y el pescado fresco.
  • Es de ellos de donde se obtienen los ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), imprescindibles para reducir el colesterol y los triglicéridos.

Además, al incluir en nuestra alimentación estos nutrientes basados en el omega 3, lograremos prevenir la inflamación cardiovascular.

Descubre 7 tips para tener un corazón sano

2. El magnesio

Cloruro de magnesio

  • El magnesio es un mineral esencial para producir un tipo de energía que favorece la relajación de los músculos, sobre todo de los cardíacos.
  • Mantener unos niveles adecuados de magnesio nos ayudará a prevenir derrames cerebrales y ataques al corazón.
  • Como dato curioso te diremos que, por término medio, son las mujeres quienes más sufren el déficit de este mineral.
  • No dudes en consultar con tu médico la conveniencia o no de tomar complementos dietéticos que incluyan magnesio.

3. La coenzima Q10

La coenzima Q10 trabaja en colaboración con el magnesio, el selenio, la vitamina C, la vitamina E y el cinc.

Un adecuado equilibrio de estos nutrientes garantizará el que podamos llegar a edades avanzadas con un corazón más sano.

Ahora bien, es importante saber que la coenzima Q10 es un antioxidante que se encuentra en determinados alimentos que es mejor consumir con adecuada moderación, y buscando siempre los que sean de origen más sano, más orgánico.

Serían los siguientes:

  • Carne de pollo o pavo.
  • Huevos.
  • Caballa
  • Sardina
  • Salmón

4. La vitamina D

vitamina D

Estamos empezando a reconocer todos los grandes beneficios que nos ofrece la vitamina D.

  • El simple hecho de darnos pequeños pero regulares “baños de sol” nos ayudará a protegernos de una variedad de enfermedades, pero muchas de ellas tienen que ver sobre todo con el corazón.

Encontrarás este nutriente en los huevos, el pescado o incluso en algunos lácteos enriquecidos ya con vitamina D.

5. La vitamina C

La vitamina C es un poderoso antioxidante que no puede faltar en nuestra dieta si queremos llegar a los 90 en plena forma.

  • Previene el daño celular, reduce el colesterol malo (LDL ) y nos ayuda a tener una arterias más fuertes y más flexibles.
  • No dudes en empezar el día con un vaso de agua tibia con limón.
  • Asimismo, recuerda prepararte ricas ensaladas donde combinar, por ejemplo, fresas con espinacas y nueces o trocitos de pechuga de pavo con semillas de granada o kiwi.

Te encantará.

6. Los probióticos

Probióticos

Es posible que te haya sorprendido ver los probióticos en este listado para cuidar del corazón.

  • Ahora bien, debemos empezar a tener un poco más en cuenta nuestra salud intestinal.

Y es que algo tan peligroso como tener una flora bacteriana enferma supone un sistema inmunitario más débil y, a su vez, sufrir una inflamación sistémica.

Una mala salud intestinal hace que absorbamos mal los nutrientes, y de ahí, los graves y progresivos problemas para nuestro corazón.

Descubre 7 complicaciones que ocasiona la hipertensión

7. La alicina

La alicina es un compuesto que se encuentra en el ajo, y es quien le confiere ese olor tan característico.

Además, la alicina también tiene un poderoso efecto en nuestra salud cardíaca y arterial, ya que nos permite relajar la inflamación de los vasos sanguíneos y mejorar así el flujo sanguíneo.

No dudes en incluir ajo en tu alimentación diaria. Para ello, solo tienes que aplastarlos suavemente y reservarlos durante 5 minutos antes de incluirlos en los platos.

De este modo se potencian aún más los efectos de la alicina.

8. El licopeno

tomate

El licopeno es un carotenoide muy importante para protegernos frente a múltiples enfermedades del corazón.

Gracias al licopeno que se contiene en los tomates o las zanahorias aumentamos la flexibilidad de las arterias y mejoramos la función del tejido endotelial para hacer frente a la arteriosclerosis.

La vitamina E

Encontrarás vitamina E en los aguacates, en las espinacas o en las almendras.

Este tipo de alimentos tienen propiedades antioxidantes y protectoras que nos ayudarán a reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar los niveles del bueno (HDL).

Ahora bien, recuerda siempre que es necesario mantener un adecuado equilibrio con el resto de nutrientes.

Padecer un déficit de magnesio o de vitamina C puede hacer que se rompa esa fórmula mágica que tanto cuida de tu salud cardiovascular.

Te puede gustar