9 razones por las que debes empezar a tejer a mano

1 abril, 2017
Tejer es una actividad muy indicada para mejorar la motricidad de las manos e incluso nos puede ayudar a aliviar estados de depresión, ya que la mente se concentra y se olvida del resto

Tejer a mano es una actividad muy popular. Aunque se pensaba que era exclusiva de las mujeres mayores, hoy se practica para estimular el cerebro en cualquier edad.

Si bien algunos lo ignoran, se trata de un trabajo muy útil para fortalecer las funciones cognitivas y promover el bienestar físico de todo el cuerpo.

Son tantas las bondades que se han encontrado con su práctica que muchos le han dado el nombre de “lanaterapia” en referencia a sus efectos.

Lo mejor es que, aunque pueda parecer complicado, es fácil de empezar a practicar y todos lo pueden hacer independientemente de la edad que tengan.

¿Necesitas razones para empezar a tejer ahora mismo? ¡No te las pierdas!

1. Ayuda a aliviar la depresión

Ver también: Un truco para tejer una bufanda con una caja

Qué es la depresión

Tejer es una de las manualidades que ayudan a aumentar la sensación de relajación y bienestar, en especial ante los episodios de depresión.

  • Enfocarse en un proyecto de este tipo ayuda a reducir el nerviosismo y otros síntomas negativos que surgen de los estados de tristeza.
  • Durante el tiempo que se le dedica, la mente está distraída y no se limita a pensar en aquellas cosas que provocan angustia y dolor.

2. Protege la salud cerebral

Las personas que practican varios tipos de tejidos, desde edades tempranas, tienen menos probabilidades de sufrir desgaste cognitivo en la edad adulta en comparación con aquellas personas que no ejercitan su cerebro.

  • Este tipo de trabajos potencia ella memoria y, de paso, ayuda a reducir la producción de las sustancias que afectan la actividad cerebral.
  • Incluso, su práctica ayuda a mejorar los problemas de motricidad y la concentración.

3. Ejercita la vista

mandamientos para mantener la vista saludable

Aunque hay muchos ejercicios para fortalecer la salud de los ojos, tejer es una forma sencilla y entretenida de conseguirlo.

  • El movimiento que hacen los ojos de lado a lado ayuda a mejorar la agudeza visual y, al mismo tiempo, contribuye a incrementar la lubricación natural.
  • Estos efectos mantienen la visión activa y disminuyen el riesgo de enfermedades crónicas como las cataratas y la degeneración macular.

4. Reduce los dolores crónicos

Los dolores crónicos como los que produce la artritis reumatoide se pueden disminuir gracias a la práctica diaria del este hábito.

  • El cerebro se concentra en estas manualidades para aplicar muchas de sus habilidades y, gracias a esta distracción, el dolor se reduce de forma significativa.
  • Por otro lado, el ejercicio que realizan las manos mantiene activa la circulación y disminuye la inflamación, lo cual es clave para su alivio.

5. Aumenta la felicidad

Incrementa la sensación de bienestar

Las personas que tejen de manera habitual suelen estar menos preocupadas y, en lugar de esto, sienten una agradable sensación de felicidad.

Durante esta tarea el cerebro libera serotonina, un neurotransmisor que promueve el bienestar mental.

6. Controla el estrés

Aunque al principio puede parecer complicado, tejer es una terapia relajante que puede ayudar a calmar los episodios de estrés y ansiedad.

  • La técnica y la concentración que exige son suficientes para mantener la mente activa mientras se distrae de aquello que le genera este tipo de estados emocionales.
  • Además, gracias a que se puede practicar en cualquier lugar, es perfecta para complementar esos espacios tranquilos en los que se suele despejar la mente.

7. Aumenta la creatividad

tejer a mano

Las personas que gustan de los tejidos suelen mejorar su capacidad de imaginar y crear, lo que posibilita un sinfín de proyectos, tanto con este tipo de manualidades como en otros aspectos de su vida.

8. Mejora la coordinación

Al pasar la lana por una aguja y luego por otra se mejora de forma sorprendente la coordinación cerebral.

Si a esto se le suma la complejidad de los tejidos y el reto que significa poder realizarlos, la destreza mental incrementa y, junto a esta, el ritmo y la concentración.

Si bien parece sorprendente, tejer es una de las terapias que más se recomiendan para aquellas personas con problemas motrices.

¿No lo sabías? Lanaterapia: Los grandes beneficios para la salud de tejer a mano

9. Eleva la autoestima

Construye y mejora la autoestima

El hábito de tejer, además de ser un excelente pasatiempos, es un desafío que implica alcanzar unos objetivos.

  • Cumplir ese proyecto se convierte en un reto personal que, con el tiempo, contribuye a aumentar la autoestima.
  • Superar las dificultades que implica y conseguir una bonita prenda o accesorio es un regalo que, a nivel personal, nos hará sentir mejor.

Como puedes notar, más allá de ser la clásica actividad de entretenimiento de las abuelas, tejer es una gran terapia para mantener el bienestar.

Anímate a ponerlo en práctica y comprueba por ti mismo todas estas bondades.

 

 

 

Te puede gustar