9 razones por las que el kiwi no debería faltar en tu dieta

Daniela Echeverri Castro·
07 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
29 Enero, 2019
Si no comes esta fruta porque te disgusta si sabor ácido puedes probarla en su variedad amarilla. El kiwi gold es dulce y tiene las mismas vitaminas que el verde.

El kiwi es una fruta exótica muy popular. Físicamente se caracteriza por tener una forma ovalada con cáscara de color marrón. Su pulpa es de color verde vivo y en la que a su vez hay unas pequeñas semillas de color negro. Desde hace muchos años esta fruta se ha ganado un lugar muy especial entre las más recomendadas. 

Está comprobado que el kiwi tiene el doble en contenido de vitamina C que la naranja, además de vitaminas del grupo B, E y minerales como el magnesio, el cobre o el potasio. Su consumo regular en la dieta puede contribuir a prevenir y tratar diferentes enfermedades.

Si aún no conoces por qué no debería faltar en tu plan de alimentación, hoy te vamos a contar 9 importantes razones para que lo empieces a considerar.

Regula la salud intestinal

Regula-la-salud-intestinal

Los beneficios digestivos del kiwi se le atribuyen a su aporte de fibra, soluble e insoluble, que lo hacen ser ligeramente laxante. La fibra favorece el movimiento intestinal. Por este motivo, ablanda las heces y facilita su eliminación para evitar el estreñimiento, según un artículo publicado en la revista “Alimentary Pharmacology & Therapeutics”.

Por otro lado, tiene la capacidad de regular la flora intestinal, de manera que ayuda a disminuir las bacterias nocivas que se acumulan en el intestino. La fibra promueve el crecimiento selectivo de las bacterias de la microflora a partir de la fermentación.

Lee también: 5 alimentos para repoblar la flora intestinal

Bueno para el sistema cardiovascular

Su alta concentración de antioxidantes, incluyendo la vitamina C, disminuye la agregación plaquetaria que puede provocar  aterosclerosis. Además, puede ayudar a controlar los niveles de triglicéridos elevados.

También por su aporte de fibra puede ayudar a regular los niveles de colesterol para reducir el riesgo cardiovascular. El aporte de antioxidantes contribuye a reducir este riesgo, según la revista “Current Pharmaceutical Design”.

Fortalece el sistema inmunológico del cuerpo

Para que el organismo tenga una buena respuesta inmunológica, se requiere de un aporte nutricional significativo que fortalezca este sistema.

El ácido fólico presente en el kiwi, sumado a su alto contenido de vitamina C, estimula la producción de glóbulos rojos y blancos, y la formación de anticuerpos. De hecho el consumo de grandes cantidades de vitamina C se asocia con un menor riesgo de contraer infecciones respiratorias, según la ciencia.

Combate la anemia

La vitamina C es esencial para una adecuada absorción de hierro de los alimentos. Por esto se recomienda consumir kiwi como apoyo para hacerle frente a la anemia.

Perder peso

Los frutos cítricos en general son un gran apoyo para aquellas personas que están a dieta para adelgazar de forma saludable.

El kiwi es de las frutas más recomendadas, ya que su alto contenido de vitamina C, fibra y antioxidantes ayudan mejorar la salud del organismo. A su vez, proporcionan al mismo tiempo una sensación de saciedad durante más tiempo. Por otra parte dosis adecuadas de vitamina C se asocian a una correcta oxidación de los lípidos a la hora de realizar ejercicio.

Piel saludable

Piel-saludable

Los antioxidantes que contiene el kiwi ayudan a frenar el daño oxidativo causado por los radicales libres. Así, contrarrestan la acción de estas moléculas que provocan envejecimiento prematuro.

Este fruto exótico nos aporta una cantidad significativa de antioxidantes. A su vez, su concentración de vitamina C ayuda a mejorar la producción de colágeno.

Embarazo y menopausia

Por su contenido en  ácido fólico se recomienda consumir kiwi para ayudar a controlar los cambios hormonales. La ingesta de antioxidantes también resulta fundamental en los procesos de menopausia para reducir el riesgo de enfermedades asociadas al aumento del estrés oxidativo.

Ideal para diabéticos

Por tratarse de una fruta de bajo índice glucémico se puede incluir en cualquier tipo de dieta enfocada a la reducción de peso y control de la diabetes. Sin embargo, es bajo en calorías y carbohidratos, pero rico en vitaminas, minerales, agua y antioxidantes.

Mejora la salud visual

Contiene luteína, un pigmento de la familia de los carotenoides, que puede contribuir a mejorar la salud de los ojos. Incluso, ayuda a prevenir enfermedades visuales y daños provocados por el estrés ambiental.

Lee también: Cómo cuidar la salud de tus ojos

¿Cómo me puedo comer un kiwi?

Cómo-me-puedo-comer-un-kiwi

Por ser una fruta dulce, pulposa y de un sabor delicioso, el kiwi se puede comer de diversas formas. 

  • La forma más común de comerlos es cortándolo por la mitad para cucharearlos.
  • Otra opción es pelarlos, cortarlos en rodajas o trocitos para incluirlos en ensaladas, tartas o postres, entre otras recetas.
  • Una de las maneras más deliciosas y nutritivas de aprovecharlo es incorporándolo a batidos y zumos combinado con otras frutas y verduras.

Incluye esta fruta en tu dieta habitual. Recuerda que para gozar de un correcto estado de salud es necesario combinar una alimentación variada y equilibrada con la práctica de ejercicio de manera regular.

 

 

 

  • Wang, H., Cao, G., & Prior, R. L. (1996). Total antioxidant capacity of fruits. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf950579y

  • Gadda, L., Innocenti, E. B., & Savoldelli, A. (2002). KIWI: Building Innovative Knowledge Management Infrastructure within European Public Administration. In Electronic Government. https://doi.org/10.1016/j.physe.2005.03.023

  • Le Duc, D., Renaud, G., Krishnan, A., Almén, M. S., Huynen, L., Prohaska, S. J., … Schöneberg, T. (2015). Kiwi genome provides insights into evolution of a nocturnal lifestyle. Genome Biology. https://doi.org/10.1186/s13059-015-0711-4

  • Christodoulides S., Dimidi E., Fragkos KC., Farmer AD., et al., Systematic review with meta analysis: effect of fibre suplementation on chronic idiophatic constipation in adults. Aliment Pharmacol Ther, 2016. 44 (2): 103-16.
  • Jain AK., Mehra NK., Swarnakar NK., Role of antioxidants for the treatment of cardiovascular diseases: challenges and opportunities. Curr Pharm Des, 2015. 21 (30): 4441-55.
  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.