9 razones para dejar de fumar que seguro no has escuchado

Ekhiñe Graell · 20 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 31 diciembre, 2018
¿Has calculado la cantidad de dinero que inviertes al año en tabaco? Además del aspecto económico, te invitamos a conocer otras importantes razones para dejar de fumar.

En general a los fumadores no les gusta que se les pregunte si saben que el cigarrillo es malo para su salud, aunque lo sepan. Sin embargo, si tú o alguien cercano está enganchado, te interesará conocer estas 9 razones para dejar de fumar.

Razones para dejar de fumar relacionadas con tu salud y la de tu familia

1. Si fumas, es muy probable que tus hijos también lo hagan

No es ninguna sorpresa que los hijos de fumadores sean más propensos a fumar. Lo llamativo es que, incluso si dejas de fumar antes de que nazcan, tus hijos pueden llegar a adquirir este hábito.

Un estudio publicado en la revista Pediatrics halló que los hijos de fumadores y exfumadores tenían una probabilidad de fumar de entre el 23 y el 29 %. En cambio, este valor era solo del 8% para los hijos de los no fumadores.

Cabe destacar que hasta la descendencia de quienes incursionaban en el tabaco secundariamente era 3,5 veces más propensa a fumar que la de aquellos padres que nunca fumaron.

No obstante, estos resultados deben interpretarse en términos de asociación, ya que la conducta de fumar de padres e hijos podría establecerse de modo bidireccional.

2. Estás consumiendo más nicotina de la que piensas

Otra de las razones para dejar de fumar está en la nicotina. Es decir, a pesar de que hayas limitado tu costumbre de fumar, es muy probable que sigas expuesto a la misma concentración de nicotina.

En este sentido, una de las investigaciones de la Escuela de Salud Pública de Harvard ha llegado a confirmar que existe una tendencia significativa en el aumento de la nicotina presente en los cigarrillos, siendo este del 1.6% durante el período 1998–2005.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que las personas que optan por los cigarrillos light fuman con más frecuencia y con inhalaciones más profundas. Esta práctica, lejos de reducir la cantidad de nicotina que se obtiene, lo que hace es compensar o incluso elevar los niveles de la misma.

3. Fumar te hace más débil

La evidencia creciente ha demostrado que la nicotina deteriora el sistema cardiovascular, afectando a las células endoteliales y provocando graves enfermedades como la aterosclerosis. Trabajos como el de Yong Zhang y su equipo aportan nuevos datos en esta dirección.

Asimismo, el hábito de fumar puede debilitar el sistema musculo-esquelético, tal y como señala una reciente revisión desarrollada por la Universidad de Florida.

En dicha publicación se indica que, entre otras consecuencias, los fumadores presentan una menor densidad de la masa ósea, un mayor riesgo de fracturas, periodontitis y efectos adversos en articulaciones, músculos, tendones, cartílagos y ligamentos.

4. El tabaco te hará enfermar más fácilmente

A las razones para dejar de fumar habría que sumar el impacto que el cigarrillo tiene sobre los mecanismos de defensa del organismo. Los químicos del humo causan inflamación y daño celular, lo que puede alterar la regulación del sistema inmunológico.

En uno de los artículos del profesor Zhenhua Dai y colaboradores se destaca que este efecto tiene lugar tanto exacerbando las respuestas patógenas como atenuando aquellas que son defensivas.

Es más, la exposición al humo del cigarrillo se relaciona con infecciones en el tracto respiratorio. Un ejemplo de ello es el experimento realizado por el grupo de Maisem Laabei, en el que se confirma dicha asociación respecto a la bacteria Staphylococcus aureus.

Hallazgos en la misma línea han sido los de un ensayo llevado a cabo por la Universidad de Colorado, el cual constata la acción perjudicial de la nicotina sobre los macrófagos encargados de hacer frente a la bacteria de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis).

No te olvides de leer: La búsqueda del momento ideal para dejar el tabaco

5. Fumar es lo mismo que exponerse constantemente a una máquina de rayos X

Un conocido estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine estimó que fumar un paquete y medio cada día supone una dosis de radiación equivalente a 300 radiografías de tórax al año.

Dados los límites del cuerpo humano, los 30 cigarrillos diarios (79,5 milisieverts) no dejarían espacio para las radiografías que pudiéramos necesitar en cualquier momento, como una mamografía (0,4 milisieverts).

Razones para dejar de fumar referidas al aspecto económico

6. Perderás cerca de 2.920 dólares en tabaco al año

La siguiente de las razones para dejar de fumar es el dinero. Si un paquete de cigarrillos cuesta aproximadamente unos 8 dólares, fumando todos los días una cajetilla se sumarían un total de 2.920 $ anuales.

7. Con el tabaco se mantienen redes criminales

Según los datos y las cifras que aporta la OMS, uno de cada 10 cigarrillos y demás productos de tabaco que se consumen son de origen ilícito.

Tal tipo de comercio implica actividades ilegales, como el contrabando, la fabricación ilícita y la falsificación, lo que deriva en grandes problemas sanitarios, económicos y de seguridad a nivel mundial.

A pesar de ello, el mercado ilícito cuenta con el respaldo de diversos agentes, desde pequeños vendedores ambulantes hasta redes de delincuencia organizada que trafican con armas y personas.

Recuerda que al pagar menos, comprando, por ejemplo, tabaco de contrabando, estarás ayudando a sostener esa cadena de corrupción.

Razones para dejar de fumar relacionadas con el entorno

8. Estás contribuyendo a la mala salud global

La OMS también informa de que cerca del 80 % de los mil cien millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos medianos o bajos, lo que se asocia en mayor medida con el tráfico ílicito que acabamos de comentar.

Además, es de destacar que la exposición involuntaria al humo de los cigarrillos produce el 15 % de las muertes anuales a causa del tabaco (1,2 millones de personas).

Lee más: 8 falsas creencias sobre el tabaco que exponen la salud del consumidor

9. Estás dejando una mancha indeleble de la enfermedad

¿Has oído hablar del humo de tercera mano? Pues es otra de las importantes razones para dejar de fumar y hace referencia a los residuos químicos que quedan en las superficies interiores debido al humo del tabaco.

Estos restos se adhieren a las telas y se van acumulando sobre las superficies. Son difíciles de eliminar porque no basta con abrir las ventanas, usar ventiladores o aire acondicionado ni restringir el hábito de fumar a ciertas áreas de la casa.

De hecho, investigaciones recientes sugieren que el humo de tercera llega a provocar daños en el ADN más allá de lo que se estimaba previamente. Así lo confirma un estudio realizado por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley.

¿Qué aprendemos de las razones para dejar de fumar?

En definitiva, si deseas cuidar de ti y de los tuyos, lo mejor será que dejes el tabaco a un lado.

Existen múltiples razones para dejar de fumar. Aquí hemos hablado de aquellas referidas principalmente a la salud, los motivos económicos y los daños colaterales que los fumadores provocan a su alrededor.

Te invitamos a reflexionar sobre todas estas secuelas tan negativas y a analizar sus consecuencias.

Imagen cortesía de Emil_95.

  • AL-Bashaireh, A. M., Haddad, L. G., Weaver, M., Kelly, D. L., Chengguo, X., & Yoon, S. (2018). The Effect of Tobacco Smoking on Musculoskeletal Health: A Systematic Review. Journal of Environmental and Public Health, 2018, 4184190. https://doi.org/10.1155/2018/4184190
  • Bai, X., Stitzel, J. A., Bai, A., Zambrano, C. A., Phillips, M., Marrack, P., & Chan, E. D. (2017). Nicotine Impairs Macrophage Control of Mycobacterium tuberculosis. American Journal of Respiratory Cell and Molecular Biology, 57(3), 324–333. https://doi.org/10.1165/rcmb.2016-0270oc
  • BMJ (2007). “Light” cigarettes are not less risky. British Medical Journal, 334, 1189. https://doi.org/10.1136/bmj.334.7605.1189-a
  • Connolly, G. N., Alpert, H. R., Wayne, G. F., & Koh, H. (2007). Trends in nicotine yield in smoke and its relationship with design characteristics among popular US cigarette brands, 1997 2005. Tobacco Control, 16(5), e5–e5. https://doi.org/10.1136/tc.2006.019695
  • Hang, B., Sarker, A. H., Havel, C., Saha, S., Hazra, T. K., Schick, S. et al. (2013). Thirdhand smoke causes DNA damage in human cells. Mutagenesis, 28(4), 381–391. https://doi.org/10.1093/mutage/get013
  • Lacoma, A., Edwards, A. M., Young, B. C., Domínguez, J., Prat, C., & Laabei, M. (2019). Cigarette smoke exposure redirects Staphylococcus aureus to a virulence profile associated with persistent infection. Scientific Reports, 9(1), 10798. https://doi.org/10.1038/s41598-019-47258-6
  • Lugade, A. A., Bogner, P. N., Thatcher, T. H., Sime, P. J., Phipps, R. P., & Thanavala, Y. (2014). Cigarette Smoke Exposure Exacerbates Lung Inflammation and Compromises Immunity to Bacterial Infection. The Journal of Immunology, 192(11), 5226–5235. https://doi.org/10.4049/jimmunol.1302584
  • Qiu, F., Liang, C.-L., Liu, H., Zeng, Y.-Q., Hou, S., Huang, S. et al. (2016). Impacts of cigarette smoking on immune responsiveness: Up and down or upside down? Oncotarget, 8(1), 268–284. https://doi.org/10.18632/oncotarget.13613
  • Radford, E. P., Hickey, R. J., & Clelland, R.C. (1982). Radioactivity in Cigarette Smoke. New England Journal of Medicine, 307(5), 309–313. https://doi.org/10.1056/nejm198207293070511
  • Tomić-Petrović, N. (2012). Cosmic Radiation–A Legal and Medical Issue in Aviation. International Journal for Traffic and Transport Engineering. 2(1), 1-10. https://trid.trb.org/view/1136535
  • Vuolo, M., & Staff, J. (2013). Parent and Child Cigarette Use: A Longitudinal, Multigenerational Study. PEDIATRICS, 132(3), e568–e577. https://doi.org/10.1542/peds.2013-0067
  • Wu, X., Zhang, H., Qi, W., Zhang, Y., Li, J., Li, Z. et al. (2018). Nicotine promotes atherosclerosis via ROS-NLRP3-mediated endothelial cell pyroptosis. Cell Death & Disease, 9(2), 171. https://doi.org/10.1038/s41419-017-0257-3