9 reglas para educar hijos fuertes

07 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña
¿Quieres educar hijos fuertes? Te damos algunos consejos que podrían ser de ayuda para enseñarles a enfrentarse a las diferentes situaciones de la vida.

Educar hijos fuertes es una labor difícil para los padres, ya que no existe manual o guía para hacerlo. Para lograr que los hijos crezcan con fortalezas y felices puedes enseñarles algunas reglas, de tal manera que aprendan a reaccionar frente a situaciones en la vida.

La fortaleza puede ser sinónimo de responsabilidad, autocontrol, saber tolerar la frustración y no dejarse llevar por el dolor o las malas experiencias, así como cumplir las metas personales pese a las dificultades.

No es un camino fácil. Por eso, a continuación exponemos algunas recomendaciones que pueden ser útiles para educar a los hijos en fortaleza.

Reglas para educar hijos fuertes

1. Enseñarles que existen límites

Explícale a tus hijos que existen límites y que las acciones tienen consecuencias. Cuando no obedezcan a las instrucciones que se les dan, podemos avisarles de que no podrán realizar las actividades que ellos deseen. Un buen método para que los niños crezcan siendo fuertes puede ser reafirmar las buenas conductas y corregir las que no están tan bien.

2. Apoyar las cosas buenas para criar hijos fuertes

Niña apoyo madre

Cuando resuelvan un problema sin tu ayuda, demuéstrales tu apoyo con un gesto amable o de cariño. Es mejor que una llamada de atención o castigo aunque lo merezcan.

Dedicarles a los hijos palabras ofensivas podría afectar de manera negativa sus sentimientos. Exprésales con un abrazo lo maravillosos, inteligentes y bellos que son. Ayuda así a cultivar la autoestima de tus pequeños.

Leer también: Fortaleza emocional: una vez descubierta, nada ni nadie puede detenerte

3. Darles el ejemplo

Los hijos suelen imitar las conductas de los padres, sean buenas o malas. Por esta razón, es importante que siempre reforcemos los buenos hábitos, así como las buenas costumbres.

Puedes practicarlo diariamente y así podrás ver que poco a poco estarás educando hijos fuertes: niños que respetarán las normas y aprenderán los hábitos correctos.

4. Dejarlos correr riesgos

Algunos padres suelen ser sobreprotectores con sus hijos, incluso protegiéndolos de situaciones que no lo ameritan. En consecuencia, el niño se quejará por todo lo que le pase y siempre querrá recibir consuelo.

Ciertamente resulta positivo apoyarlos de manera física y emocional, pero hasta un límite, ya que los niños deben resolver por sí mismos las situaciones que se les presenten, de esta forma se educan hijos fuertes.

5. Comunicarse con los hijos

Con una palabra, una mirada o un simple gesto podemos expresar a nuestros hijos lo que sentimos. Es por esto que siempre es bueno tener tiempo para hablar con ellos.

Hablar con los hijos

Déjales que te expliquen cómo se sienten o qué sienten en momentos determinados. Pregúntales qué piensan sobre un tema. Con esta acción les expresarás que les escuchas y que su opinión es importante.

6. Reconocer que los padres también se equivocan

Es importante que reconozcas y te disculpes cuando te equivoques con tus hijos. Pedirles disculpas a los pequeños por un error cometido no significa que seamos malos padres.

Por el contrario, les mostrarás que sabes reconocer tus errores. También les podrás enseñar que las personas pueden equivocarse y lo importante de reconocerlo y corregirlo.

7. Evitar las comparaciones para tener hijos fuertes

Hay situaciones en donde, sin darnos cuenta, los padres comparamos a nuestros hijos con sus hermanos, familiares o amigos. Evita las frases como: “tu hermana es más inteligente que tú”, “tu prima sí puede y tú no”.

Si les expresas cosas como “tú puedes bailar igual que tu hermana, tú eres tan fuerte como tu amigo”, lograrás que su sentimiento de frustración cambie y se animen a intentarlo de nuevo. Recuerda que cada niño es único, no todos actúan de la misma forma.

8. Eres su padre no un amigo

Establecer disciplina entre padre e hijo.

Es cierto que debe existir confianza entre padres e hijos. Sin embargo, los niños tienen que saber que el trato que le dan a sus padres debe ser diferente al que le dan a sus amigos.

Deben saber que estás en un escalón superior, les darás cuidados y protección, pero también deben cumplir las normas. Ser buen padre no es aprobar constantemente las acciones de tus hijos, es enseñar y aconsejarles cuando lo necesiten.

Te interesa leer: ¿Cómo acercarnos a nuestros hijos para poder aconsejarlos?

9. Apoya a tu hijo para que reconozca sus emociones

Como padres, siempre pensamos que los hijos deben estar constantemente felices, ya que son niños y no tienen porqué preocuparse. Sin embargo, al igual que los adultos, ellos sienten diversas emociones. Por esta razón, se deben educar hijos fuertes para que puedan diferenciar los sentimientos en el momento que se manifiesten.

Finalmente, con el constante cambio de la sociedad, se deben educar hijos fuertes para que puedan tolerar las diferentes situaciones que se les presenten durante el transcurso de sus vidas.

Para lograrlo, además de darles una buena educación académica, puede ser importante enseñar sobre las emociones durante la niñez, así podrán ser personas exitosas.

Nota: lo que aquí hemos expuesto es información orientativa. Te recomendamos consultar con un especialista si necesitas ayuda con la educación de tus hijos.

  • Kamii, C. (1982). La autonomia como objetivo de la educacion: Implicaciones de la teoria de Piaget. Infancia y Aprendizaje. https://doi.org/10.1080/02103702.1982.10821934
  • Bedoya, L. Giraldo, A. Montoya, N. Ramírez, L. M. (2013). La autonomia en la primera infancia desde el trabajo por proyectos. Disertación Doctoral Para La Facultad Educación de La Universidad Pontificia Bolivariana, Bolivia.
  • Banco Mundial. (1996). Prioridades y estrategias para la educación. Examen Del Banco Mundial.