9 remedios naturales para las bajadas de tensión crónicas

Elena Martínez · 22 abril, 2017
Aunque existen diferentes remedios naturales para superar las bajadas de tensión siempre será conveniente consultar con un especialista antes de comenzar cualquier tratamiento por si pudiera tener alguna contraindicación en nuestro caso

Todos podemos sufrir bajadas de tensión puntuales por un movimiento brusco, por un exceso de calor o como efecto secundario de un medicamento.

No obstante, hay quienes sufren este problema de manera habitual, lo cual puede implicar riesgos importantes en su vida diaria.

En este artículo compartimos 9 remedios naturales y muy efectivos para superar las bajadas de tensión crónicas con plantas medicinales, alimentos, consejos y terapias al alcance de todos. 

¿Por qué tengo bajadas de tensión?

Si estás preocupado porque sufres bajadas de tensión de manera habitual, deberías hacer dos cosas sin perder tiempo:

  • Conseguir un tensiómetro casero para poder controlarte la presión arterial cada día y hacer un seguimiento de la evolución.
  • Acudir al médico para realizarte análisis generales y descartar posibles déficits o trastornos.

También es fundamental saber desde cuándo te pasa y si ha podido cambiar algo en tu vida desde ese momento: alimentación, estrés, situaciones emocionales, medicación, etc.

Migrañas

No te pierdas Cómo regular tu tensión de modo natural con ajo, limón y miel. ¡Muy saludable!

Un tratamiento a fondo

Aunque estos remedios que detallamos a continuación son muy efectivos, si las bajadas de tensión persisten de manera frecuente deberemos centrarnos también en:

  • Nuestra alimentación
  • Posibles déficits nutricionales
  • Estilo de vida.

De este modo podremos averiguar si debajo de este síntoma se esconde otro problema de salud, y así solucionar los dos a la vez.

Remedios naturales

1. Regaliz puro

El regaliz es un excelente alimento para subir la tensión. De hecho, las personas hipertensas deben cuidar mucho su consumo sin control.

  • Podemos tomarlo al natural, en su forma de tronco masticable, o bien en pastillas o infusión concentrada. Debemos evitar, no obstante, las golosinas que dicen llevar regaliz.

2. Jengibre

El jengibre es un estimulante natural sin efectos negativos como la cafeína del café.

Esta raíz exótica acelera nuestro metabolismo y activa nuestro organismo en todos los sentidos.

 Es también muy conveniente cuando las bajadas de tensión van acompañadas de mareos e incluso náuseas.

  • Podemos tomarlo en crudo, rallado con la comida, en infusión, en jugos y batidos o en polvo. Su sabor es ligeramente picante.
Infusión de jengibre

Descubre Lo que sucede con tu cuerpo cuando bebes agua de jengibre en ayunas

3. Infusión de romero y miel

Un remedio de toda la vida es la infusión de romero con miel, que también muy adecuada para niños, ya que no les supondrá ningún riesgo.

  • Prepararemos una infusión bien concentrada de hojas de romero frescas o secas y lo endulzaremos con miel de abeja, a poder ser una variedad de color oscuro.
  • Podemos tomarla de manera puntual o bien como tratamiento, una infusión a media mañana y otra a media tarde durante 10 días.

4. Masaje auricular

En la oreja se refleja todo nuestro organismo, como si tuviéramos dibujado un feto en el vientre de la madre, con la cabeza abajo, justo en la zona del lóbulo.

  • Por este motivo, masajear la oreja con las manos de arriba hacia abajo nos ayudará a activar el organismo.
  • Por su parte, hacerlo al revés nos relajará.
  • Podemos usar un poco de aceite vegetal.

5. Polen

El polen es un superalimento procedente de las abejas que podemos tomar cada día, a modo de una cucharadita diaria, para subir la tensión de manera gradual.

Lo podemos mezclar con un poco de jugo, yogur, etc.

6. Aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta nos aporta una dosis de vitalidad, frescor y energía en un instante.

Podemos llevar siempre a mano un botecito de aceite esencial de uso oral. En caso de hipotensión, nos pondremos una gota de este aceite bajo la lengua.

No debemos confundir este aceite con las esencias sintéticas, que carecen de propiedades medicinales.

Aceite esencial de menta

7. Baños alternos de pies y piernas

Una terapia casera muy efectiva son los baños de pies y piernas, alternando agua fría y agua caliente.

  • Empezaremos por agua caliente durante pocos segundos y terminaremos siempre con el agua fría. Con menos de un minuto será suficiente.
  • Lo podemos hacer una vez al día o en momentos de necesidad.

8. Flores de Bach

Podemos adquirir un preparado de esencias florales específico para superar la hipotensión:

  • Escleranto.
  • Rescate.
  • Rosa silvestre.

Tomaremos 4 gotas debajo de la lengua 4 veces al día, durante, al menos, 21 días.

¿Lo sabías? Descubre la relación entre las flores de Bach y los dolores de espalda

9. Agua de mar

El agua de mar de uso comestible es un alimento que contiene los minerales y oligoelementos en las proporciones que nuestro organismo necesita.

Así, nos puede ayudar a tratar la hipotensión relacionada con déficits nutricionales de manera sencilla y natural.