9 remedios naturales para aliviar la sequedad vaginal

Si la sequedad vaginal está vinculada a períodos de estrés la valeriana nos ayudará a relajarnos y a mejorar la condición. El consumo de agua también es fundamental

La sequedad vaginal es un síntoma común de la menopausia dada la disminución en la producción de estrógenos.

También puede ocurrir antes de llegar a esta etapa, pero es menos habitual y suele tener otros tipos de causas.

Un 80% de las mujeres entre 50 y 55 años experimentan este síntoma que, además de causar incomodidad, afecta de forma directa la vida sexual.

El problema es que la vagina pierde su lubricación natural y se produce una sensación de ardor, picazón e irritación, sobre todo al mantener relaciones sexuales.

Afortunadamente, existen varios tratamientos naturales que ayudan a regular el pH vaginal para restaurar los fluidos y evitar este problema.

En el presente artículo te queremos compartir los 9 mejores para que no dudes en emplearlos cada vez experimentes esta molestia. ¡Toma nota!

1. Yogur natural

Yogur natural

El yogur 100% natural, sin químicos o saborizantes, contiene cultivos vivos que benefician la flora bacteriana que mantiene la vagina protegida y húmeda.

Tanto su consumo como su aplicación en las zonas externas favorecen la lubricación natural y el alivio de posibles infecciones.

No olvides leer: 9 usos que le puedes dar al yogur natural en la salud y la belleza

2. El aceite del árbol del té

El aceite esencial de árbol de té tiene propiedades antimicrobianas que contribuyen a eliminar las bacterias dañinas que alteran el pH vaginal.

La aplicación de tres o cinco gotas en las áreas externas de la vagina alivia la sequedad y los malos olores.

3. Gel de aloe vera

Cómo congelar gel de aloe vera

El prodigioso gel que contiene la hoja de aloe vera es uno de los mejores remedios contra la falta de lubricación en la zona V.

La ventaja es que es bastante hidratante y muy sensible con la delicada piel que caracteriza esta área del cuerpo.

Se puede aplicar por sí solo o combinado con una pequeña cantidad de leche.

4. Semillas de alholva

El tratamiento con semillas de alholva consiste en beber una o dos tazas diarias de su infusión con el fin de apoyar la producción de hormonas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de alholva (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir el agua y añádele las semillas de alholva.
  • Cuando rompa el hervor, retíralo del fuego y déjalo tapado hasta que enfríe.
  • Pásala a través de un colador y consúmela.

5. Semillas de fenogreco

Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco son otro de los remedios externos que podemos emplear para restaurar los fluidos naturales de la zona vaginal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora las semillas de fenogreco en una olla con agua y ponla a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, retíralo del fuego y déjalo tapado hasta que se enfríe.
  • Cuela el líquido y úsalo para lavar las zonas externas de la vagina.

6. Valeriana

La infusión de valeriana es un buen complemento para aliviar la sequedad, en especial cuando esta está vinculada con el estrés.

Ingredientes

  • 1 cucharada de valeriana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Hierve la taza de agua y agrégale la cucharada de valeriana.
  • Déjalo reposar 10 minutos, cuela e ingiérelo.
  • Toma una taza al día.

7. Manzanilla

Infusión de manzanilla

La manzanilla cuenta con propiedades antiinflamatorias y calmantes que permiten tratar de forma natural la sensación de picor, el exceso de sequedad y la irritación vaginal.

Ingredientes

  • 2 puñados de flores de manzanilla
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega dos puñados de flores de manzanilla a un litro de agua hirviendo, tápalo y déjalo enfriar.
  • Cuando esté listo, usa el líquido para un baño de asiento.
  • Repítelo cada vez que lo consideres conveniente.

8. Caléndula y malva

La caléndula tiene propiedades antiinflamatorias y antibióticas que podemos emplear para aliviar las infecciones vaginales y sus alteraciones de pH.

Combinada con un poco de malva potenciamos estas virtudes y obtenemos un remedio eficaz para recuperar la lubricación de la zona.

Ingredientes

  • 5 litros de agua
  • 1 taza de caléndula (160 g)
  • 1 taza de malva (160 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca las plantas en un balde con 5 litros de agua y déjalas macerar durante 12 horas.
  • Pasado este tiempo, calienta un litro del líquido obtenido y úsalo tibio en baños de asiento.
  • Repite el tratamiento durante cinco días, o más si es necesario.

 ¿Quieres conocer más? Lee: Propiedades medicinales y estéticas de la caléndula

9. Aceite de sésamo

Aceite de sésamo

El aceite de sésamo es un gran lubricante natural que protege frente a las infecciones y posibles alteraciones de la flora microbiana vaginal.

Aplicando unas pocas gotas en la zona afectada durante una semana se logrará una mejora notable.

Para obtener mejores resultados con estos tratamientos caseros, aumenta el consumo de agua a 8 o 10 vasos al día.

Además, procura consumir más alimentos ricos en vitamina E, nutriente que apoya el alivio de este tipo de síntomas.

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar