9 remedios naturales contra la rosácea

Brunilda Zuñiga 5 diciembre, 2016
Para aliviar los síntomas de la rosácea podemos optar por un tratamiento que combine el uso tópico con el consumo de determinados alimentos para mejorar la condición

La rosácea es un enrojecimiento que aparece en las mejillas y en pequeños vasos sanguíneos alrededor de toda la cara. Para la mayoría de las personas no representa un problema real.

En algunas raras ocasiones pueden presentarse algunas pústulas e inflamación en la piel.

Aunque es habitual que  la rosácea se desarrolle en las mejillas, también puede presentarse en la frente, la barbilla, las orejas, zonas cercanas a los ojos, cuello e incluso el pecho.

No existe una causa específica por la que aparece este problema, aunque suele ser más común en mujeres de piel muy blanca cuando:

  • Hacen mucho ejercicio
  • Hay sentimientos de vergüenza
  • Hay cambios en el clima
  • Ha habido largas exposiciones al sol que ocasionan quemaduras
  • Están sometidas a situaciones de estrés

Si tienes la sospecha de que sufres de rosácea, utiliza alguno de estos remedios:

1. Aceite de coco

La grasa del aceite de coco es, sin duda alguna, mucho mejor para tu cuerpo que las grasas que se obtienen de los alimentos procesados. Aunque todos necesitamos incluir grasa en nuestra dieta para tener células sanas, no todas son las adecuadas.

Si sufres rosácea, existe la posibilidad de que tu cara se inflame debido al consumo de grasas de origen animal de tu dieta.

Por eso, sustituir estos por el aceite de coco hará que la inflamación sea menor.

Lee también: Evita la caída del cabello y las canas con aceite de coco

2. El salmón

Salmón

El alto contenido de ácidos grasos omega 3 de este pescado y otros pescados azules, es una maravillosa y exquisita forma de reducir los síntomas de la rosácea.

Ciertos tipos de proteínas suelen ocasionar que tu cuerpo reaccione mal y se inflame. Si basas tu dieta en el consumo de proteínas, prueba un tiempo con el pescado.

Aunque puede ser complicado si eres más de carnes, al final tu piel agradecerá el cambio.

3. La miel

Aplicar una mascarilla de miel cuando sientes las molestias de la rosácea puede ser una buena opción. La miel tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que evita la aparición del característico color rojizo.

Al mismo tiempo aportarás hidratación y mucha suavidad a la piel. Te recomendamos aplicar una mascarilla de miel una vez a la semana.

De esta forma podrás eliminar los síntomas que tengas y prevenir la aparición de otros.

4. El aceite de lavanda

Aplicar aceite de lavanda directamente sobre el rostro puede generar irritación en algunas personas. Sin embargo, sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias pueden lograr que los vasos sanguíneos de la cara reduzcan su tamaño y sean menos evidentes.

Con esto conseguiremos que el color rojo y el brillo excesivo se vean disminuidos. Si eres de las personas que presentan una reacción a este aceite puedes estar tranquilo. Esto dura solo unas horas.

5. Mascarilla de pepinoPrincipales beneficios del pepino

El pepino tiene fantásticas propiedades de hidratación que ayudan a tu piel a abrir los poros y reducir el tamaño de los vasos sanguíneos de tu rostro.

Esto significa que el enrojecimiento causado por la rosácea disminuirá gradualmente.

  • Lo ideal es que apliques esta mascarilla dos veces por semana cuando los síntomas son severos.
  • Cuando haya menos síntomas, es recomendable aplicar la mascarilla una vez al mes.

6. El aloe vera

El aloe vera es un buen remedio para reducir la inflamación de cualquier parte del cuerpo. En el caso de la rosácea, el gel de aloe vera calma el enrojecimiento a la vez que alivia la inflamación y las molestias secundarias.

Por este motivo, es buena idea tener siempre una planta de estas o un poco del gel a mano. Es tan simple como aplicar un poco cuando comiencen a aparecer los síntomas.

7. El té verde

El té verde contiene catequinas y otros compuestos que, cuando se combinan, se convierten en un excelente remedio para tratar la rosácea.

Sus propiedades antiinflamatorias, fitoprotectoras y su alto contenido de antioxidantes ayuda a erradicar las molestias y mejora tu piel.

  • Puedes aprovechar este té de dos formas: tomando cada día una o dos tazas o aplicando la bolsita de té fría sobre las zonas afectadas.

8. El regaliz

Regaliz

El extracto de regaliz tiene la capacidad de reducir la irritación y el enrojecimiento al tiempo que actúa como un estimulante de la regeneración y el proceso de curación de la piel.

Con esto logras que tus vasos sanguíneos se mantengan contraídos y se reduzca en gran medida la probabilidad de que aparezcan pústulas.

9. La cúrcuma

La cúrcuma es uno de los antiinflamatorios más potentes que podemos encontrar en la naturaleza. Hará que la inflamación se reduzca en todo tu cuerpo, mientras le aporta muchos beneficios gracias a sus antioxidantes.

Para obtener sus beneficios basta con que tomes un té de cúrcuma. Puedes consumirlo solo o con un poco de miel si su sabor no es de tu agrado.

Visita este artículo: 5 usos prácticos de la cúrcuma

No te desesperes por acabar con la rosácea

Estos remedios pueden ayudarte a lidiar con síntomas leves de rosácea.

Si consideras que estás ante un cuadro grave de esta condición, lo mejor será que consultes con tu médico para que te indique cuál es el tratamiento más adecuado.

Te puede gustar