9 remedios naturales para el vitiligo

Yamila Papa Pintor·
17 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
02 Diciembre, 2018
A pesar de que se hayan podido proponer diversos remedios caseros para el vitíligo, lo más recomendable es seguir las indicaciones del médico.
 

Según la sabiduría popular existen varios remedios naturales para el vitíligo. Estos están pensados como complementos a una dieta adecuada y, por supuesto, todo un estilo de vida saludable.

Los remedios vienen a ser –principalmente– bebidas y jarabes que, según se cree, ayudan a reforzar las defensas, mejorar la salud de la piel, entre otras cuestiones. ¿Sientes curiosidad por saber más al respecto? En ese caso, sigue leyendo todo lo que vamos a comentarte.

Un poco más acerca del vitíligo

El vitíligo es una enfermedad de la piel que aunque aún no tiene una cura, sí tiene un tratamiento. De acuerdo con el Dr. Shinjita Da, el tratamiento consiste principalmente en usar protección solar a diario (ropa y filtros solares adecuados), medicamentos tópicos (cremas con corticosteroides y calcipotrieno, entre otras sustancias), fototerapia, psoralenos y, según sea el caso, blanqueamiento de la piel no afectada y cirugía.

Según el Manual MSD, esta enfermedad puede afectar hasta un 2 % de la población. La extensión de las manchas y la velocidad con que se produce la pérdida de color siguen siendo impredecibles, por ello, aún existen ciertas dificultades a la hora de tratarla.

Los expertos de Mayo Clinic explican que el tratamiento no previene la pérdida continua del color de la piel ni evita su recurrencia.

Posibles causas y principales manifestaciones

Los característicos parches o manchas de color blanco o rosado aparecen de forma impredecible mayormente en la cara, el tórax, las manos, las axilas y las ingles.

 
Qué saber sobre el vitiligo

Aún no se conocen las causas exactas del vitíligo –que afecta por igual a niños, jóvenes y ancianos–, más allá de su etnia, edad y sexo. No obstante, se considera que los siguientes factores influyen en el desarrollo de la enfermedad:

  • Estrés.
  • Heridas.
  • Herencia.
  • Diabetes mellitus.
  • Anemia perniciosa.
  • Cambios hormonales.
  • Enfermedad de Addison.
  • Trastornos del estado del ánimo.
  • Mal funcionamiento de la glándula tiroidea.

La relación entre el vitíligo y el sistema inmunitario

Más allá de estas posibles causas, la teoría más extendida es que está provocada por un problema del sistema inmunitario. El cuerpo reacciona de una manera diferente ante los leucocitos: considera que son un invasor perjudicial y por ello los destruye.

Si bien no se trata de una enfermedad grave ni mortal, es algo molesta, y para muchos es un motivo de vergüenza.

En la cuarta parte de los pacientes se produce lo que se conoce como “repigmentación espontánea”. Entre los factores para que esto suceda podemos destacar:

  • Comienzo reciente (no superior a los 6 meses).
  • Edad del paciente (si es joven).
  • Ubicación de las manchas (área facial, a excepción de los labios).
 

Remedios caseros para tratar el vitíligo

Aunque no cuentan con una base científica, según la sabiduría popular, estos remedios pueden contribuir con la salud de la piel y reforzar el tratamiento para el vitíligo. Cabe destacar que están concebidos como complementos para un estilo de vida saludable.

1. Batido natural para reforzar la salud de la piel

Zumo de berenjena y pepino

Ingredientes

  • ½ pepino.
  • Gel de aloe vera fresco.
  • 1 yogur natural (125 g).

Preparación

  • En una licuadora coloca el medio pepino troceado, un pote de yogur natural y el gel de un tallo de aloe vera.
  • Mezcla hasta obtener un batido homogéneo.
  • Sirve y consume con moderación dentro de un estilo de vida saludable.
  • Nota: se puede sustituir el aloe vera por una pieza de fruta que tenga un alto contenido de antioxidantes.

2. Aceite de germen de trigo

Se dice que la aplicación de aceite de germen de trigo podría ayudar a mitigar las manchas y, al mismo tiempo, frenar su expansión hacia otras áreas de la piel. Esto sería por su contenido de vitaminas del grupo B y E.

Para aprovecharlo, solo tendrías que hacer lo siguiente:

  • Embebe un algodón con aceite de germen de trigo y esparce generosamente sobre las manchas.
 
  • Una vez pasados 5 minutos –o cuando se haya absorbido– se puede tapar la zona. No es necesario lavar o enjuagar.

3. Licuado de polen de abeja y kiwi

Se dice que el consumo de esta bebida podría brindarle a la piel los nutrientes que necesita para estar saludable. Si bien la receta original se elabora con polen de abeja, también se podría elaborar con miel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de polen de abeja (15 g).
  • 1 kiwi.

Preparación

  • Antes de desayunar, prepara una mezcla con 1 cucharada de polen de abeja y 1 kiwi pelado y cortado en rebanadas.
  • Pon en la licuadora y bate bien.
  • Consúmelo a diario, dentro de una dieta equilibrada.

 4. Pimienta negra

Se cree que esta especia tan usada en la cocina tiene la capacidad de aumentar la producción de melanina en la piel.

Uno de los principales compuestos de la pimienta es la piperina, que estimula la generación de melanocitos. Para poder disfrutar de estos beneficios se debe usar de manera externa.

En algunas tiendas se pueden conseguir cremas o aceites con pimienta negra como componente principal, pero también las puedes elaborar en casa de la siguiente manera.

Pimienta negra y vitiligo
 

Ingredientes

  • ¼ taza de pimienta negra en grano (62 g).
  • 1 taza de aceite de oliva (200 g).

Preparación

  • Primero, calienta en aceite de oliva a fuego moderado y añade la pimienta negra.
  • Deja que se cocinen durante 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, retira del fuego, deja que se enfríen y filtra el líquido en un frasco de vidrio.
  • Aplica con un algodón en las zonas afectadas.

¿Qué es lo más adecuado para el vitíligo?

Para tratar el vitíligo de la forma adecuada, lo mejor es seguir el tratamiento que paute el médico. Asimismo, es recomendable consultar con el profesional acerca del uso de estos remedios naturales que acabamos de comentarte, para que sepas cuál podría ser el mejor para ti y por qué.

Recuerda que si no consultas con el médico primero, te expones a sufrir diversas reacciones adversas y a hacer que el problema empeore. Por tanto, no desestimes el apoyo que te brinda el profesional.

 
  • Whitton, M. E., Ashcroft, D. M., & González, U. (2008). Therapeutic interventions for vitiligo. Journal of the American Academy of Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2008.06.023

  • Abu Tahir, M., Pramod, K., Ansari, S. H., & Ali, J. (2010). Current remedies for vitiligo. Autoimmunity Reviews. https://doi.org/10.1016/j.autrev.2010.02.013

  • Gawkrodger, D. J., Ormerod, A. D., Shaw, L., Mauri-Sole, I., Whitton, M. E., Watts, M. J., … Young, K. (2011). Vitiligo: Guidelines for the Diagnosis and Management of Vitiligo. In British Association of Dermatologists’ Management Guidelines. https://doi.org/10.1002/9781444329865.ch1