9 remedios naturales para tratar la candidiasis

Yamila Papa 3 mayo, 2015
Los siguientes remedios no deben tomarse como único tratamiento sino como complemento o refuerzo del mismo. Es sumamente importante atender a las indicaciones del médico para recuperarse.

La infección producida por el hongo de la Candida albicans, más conocida como candidiasis, es muy común,  sobre todo, en pacientes femeninas, ya que afecta la vagina. Sin embargo, en la mayoría de los casos no supone una afección grave. Con un tratamiento médico apropiado y algunas medidas adicionales, se puede curar por completo en poco tiempo.

A continuación te comentamos cuáles son las opciones naturales con las que puedes reforzar el tratamiento para la candidiasis pautado por tu médico.

¿Qué es la candidiasis?

La Candida albicans es una levadura que está presente en el organismo, en pequeñas cantidades. Cuando existen ciertos problemas, tales como la obesidad o la diabetes, puede crecer y generar algunas molestias, sobre todo en zonas húmedas y cálidas del cuerpo.

Para que este hongo se multiplique y provoque lo que comúnmente se llama ‘candidiasis’ tiene que darse, al menos, una de estas condiciones:

  • Áreas húmedas o sudorosas de la piel. Los sitios más comunes para sufrir candidiasis son la ingle, las axilas y debajo de los senos, o también entre los dedos de los pies o en las comisuras de la boca.
  • No cambiarse de ropa varios días. De esta manera, la transpiración se seca en el propio cuerpo y genera un hábitat de mayor humedad. Lo mismo puede ocurrir en los bebés que pasan muchas horas con el mismo pañal.
  • Llevar una dieta rica en azúcar y harinas refinadas (blancas), porque esto “alimenta” al hongo.
  • Consumir cierto tipo de medicamentos durante mucho tiempo como, por ejemplo, antibióticos, esteroides o anticonceptivos. Lo que produce esta ingesta en realidad es que se mueran las bacterias buenas que controlan esta levadura.
  • Personas con el sistema inmune deficiente, como pueden ser los pacientes con sida, los que están recibiendo quimioterapia, los que han salido recientemente de una intervención quirúrgica o del hospital, los que están en cama o los que padecen un cierto trastorno en la sangre.

Cuando se tiene candidiasis aparece una erupción cutánea de color rojo en los pliegues de la piel. La misma expande a medida que pasa el tiempo si no se recibe tratamiento de ningún tipo. Puede causar escozor, ardor, hinchazón, dolor y secreción blanca. Al hacerse crónica, la piel afectada se puede volver gruesa y de color blanquecino.

Remedios caseros para la candidiasis

Yogur y canela

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural, sin azúcar.
  • ½ cucharada de canela en polvo.

Preparación

  • Haz una mezcla con ambos ingredientes.
  • Aplica durante 5 noches seguidas sobre la zona afectada, deja actuar unos minutos.
  • Enjuaga.
yogur limon michelle

Agua de lavanda

Ingredientes

  • 1 manojo de flores de lavanda, frescas o secas.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • En un cazo, hierve el agua junto con la lavanda durante 10 minutos.
  • Deja enfriar y cuela.
  • Realiza baños o enjuaga la zona afectada con este preparado, una o dos veces por día.

Caléndula, manzanilla y aceite de árbol de té

Hierbas-aromatica

Ingredientes

  • 150 ml de aceite esencial de almendras.
  • 1 cucharada de pétalos de caléndula.
  • 1 cucharada de flores de manzanilla.
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té.

Preparación

  • Macera los pétalos de caléndula y las flores de manzanilla con el aceite de almendras en un recipiente de vidrio con tapa hermética, durante tres semanas, en un ambiente seco, oscuro y a temperatura ambiente.
  • Cuela y añade las gotas de aceite de árbol de té.
  • Aplica en la zona afectada por la candidiasis usando un paño o algodón limpio.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato-de-sodio-para-alcalinizar-el-cuerpo

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • ½ litro de agua.

Preparación

  • Disuelve el bicarbonato en el agua y aplica la mezcla dos veces al día en la zona afectada por el hongo.
  • Repite durante dos semanas, hasta que los síntomas desaparezcan por completo.

Salvia, tomillo y lavanda

Ingredientes

  • 5 litros de agua.
  • 1 manojo de salvia.
  • 1 manojo de tomillo.
  • 1 manojo de lavanda.

Preparación

  • En lo posible, usa las plantas frescas.
  • Introduce todo en un cazo y pon a calentar.
  • Cuando rompa el hervor, mantén en el fuego 5 minutos más.
  • Retira y deja enfriar.
  • Filtra y vuelve a calentar, sin que queme.
  • Haz baños de asiento o enjuagues con este líquido, dos veces al día.
  • Calentar cada vez que se vaya a utilizar.

Equinácea

Equinacea

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de equinácea.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • En una olla, coloca el agua a hervir.
  • Una vez alcance su punto de ebullición, añade la raíz de equinácea.
  • Deja cocer durante unos 10 minutos.  
  • Cuela y bebe entre 2 y 3 tazas a diario, durante un mes seguido.
  • Este remedio natural también te será de ayuda si tienes cansancio crónico, enfermedades cutáneas, problemas con el sistema inmune o gripe.

Aunque estos remedios naturales se pongan a la disposición a modo de ayuda complementaria al problema, no es recomendable tomarlos como sustituto del tratamiento pautado por el médico. Asimismo, como medida de seguridad, siempre hay que consultar con el profesional antes de proceder a aplicarlos.

Te puede gustar