Las 9 señales del rostro sobre la salud

Al mirarnos al espejo podemos notar fácilmente nuestro cansancio después de una jornada intensa, las consecuencias de un malestar gripal y mucho más.

Existen ciertas señales del rostro que pueden ayudar a conocer el estado de salud actual, en líneas generales. Por supuesto, hay que tener en cuenta que no se trata de un diagnóstico exacto, sino más bien, de una serie de pistas que pueden darnos una idea de qué aspectos pueden necesitar atención.

Una vez que hemos identificado una señal, lo más conveniente es tratar de repasar los hábitos de vida y corregir todo aquello que no esté aportando beneficios a la salud. Y en caso de tener mayores inquietudes, lo mejor será acudir al médico para una evaluación.

Presta atención a las señales del rostro

Las señales del rostro no siempre se identifican a la primera. Muchas veces, ha de pasar cierto tiempo para que nos demos cuenta de que algo no está como de costumbre o como debería.

Por ejemplo, las personas que no suelen tener ojeras notan con más facilidad que algo no está bien con su salud cuando presentan unos círculos oscuros bajo sus ojos; mientras que una persona ojerosa, puede que tarde un poco más de tiempo en darse cuenta de que quizás debe prestar más atención a su salud.

Según la medicina tradicional ayurvedacon solo observar el estado de la piel del rostro se pueden sacar muchas conclusiones acerca del estilo de vida: qué se come y bebe, si se hace deporte o no, si se fuma, etcétera.

A continuación, te presentamos cuáles son las señales del rostro que debes de tener en cuenta si se presentan de forma persistente.

1. Ojeras muy marcadas

Ojeras

Las ojeras suelen indicar que hay un problema respiratorio, por ello, las personas asmáticas suelen tener unas ojeras más marcadas de lo normal. Sin embargo, esta señal también puede indicar una hierra baja en hierro o malos hábitos de descanso.

2. Resequedad

La piel reseca es una de las señales del rostro más evidentes y de origen muy variado. Puede deberse a malos cuidados, una rutina de belleza inapropiada, déficit de vitamina A (u otros nutrientes), alteraciones hormonales, entre otros.

Si a la resequedad se le suma el estreñimiento, la caída del cabello, la obesidad, el cansancio extremo un el ciclo menstrual irregular puede significar que hay algún problema en la tiroides.

3. Enrojecimiento

El enrojecimiento de la piel es otra de las señales del rostro que hay que prestar atención cuando se mantiene en el tiempo. Dentro de las posibles causas de su aparición se encuentra la ingesta excesiva de café o alimentos picantes, déficit de vitamina D, alergias u otros problemas cutáneos.

4. Acné

joven con acné

El acné es una de las señales del rostro más difíciles de precisar en cuanto a salud. Puede indicar desde un problema dermatológico hasta una mala alimentación.

6. Ictericia

Cuando la piel se torna amarillenta, evidentemente esta es una de las señales del rostro de que existe un problema hepático, principalmente hepatitis o cirrosis. 

6. Palidez

Si tu rostro tiene una palidez extrema aún cuando has comido y no te sientes enfermo, quizás se deba a que te falta hierro, o hay una deficiencia en la producción de hemoglobina en tu sangre.

7. Inflamación

La inflamación es otra de las señales del rostro más evidentes que existen. Sus causas pueden ser muy variadas: desde un golpe hasta retención de líquidos o consumo excesivo de alcohol.

8. Arrugas

Arrugas bajo los ojos

La arrugas son las señales del rostro más evidentes y desagradables que existen. Y a pesar de que el envejecimiento de la piel puede deberse a una sobreexposición al sol o incluso al tabaquismo, también pueden aparecer de forma prematura como consecuencia de un problema de salud.

Se considera que según la zona donde aparezcan indican un padecimiento u otro. En resumen:

  • Vena temporal (cuello) prominente: angustia, ira o presión arterial elevada.
  • Horizontales: muchas preocupaciones pero también consumo excesivo de grasa, azúcares y líquidos.
  • Vertical en el lateral derecho de la ceja: hígado debilitado.
  • Vertical en el lateral izquierdo de la ceja: bazo debilitado.
  • Horizontal cerca de la nariz: propensión a alergias, problemas intestinales o digestivos.
  • Patas de gallo: problemas visuales o hígado débil.
  • Bolsas debajo de los ojos: retención de líquidos o problemas renales.

9. Demacración

Una de las señales del rostro más contundentes es la delgadez extrema. Por ello, si el rostro está muy demacrado, es evidente que es necesario acudir al médico de inmediato.

Consideraciones

A pesar de que es bueno prestar atención a las señales del rostro, no debemos llegar al punto de agobiarnos por cualquier cambio que notemos. Recordemos que hay muchos cambios que son pasajeros, como las ojeras después de una noche de insomnio.