9 señales que nos alertan una deficiencia de calcio en el cuerpo

Katherine Flórez · 16 febrero, 2020
Además de las fracturas óseas o los problemas dentales, la caída del cabello, así como la piel seca o las uñas quebradizas pueden responder a una deficiencia de calcio en el organismo.

El calcio es el mineral más abundante  en el cuerpo humano, presente en mayores proporciones en los huesos y los dientes, aunque también en cantidades significativas en las sangres, las neuronas y demás tejidos.

Se estima que un 70 % del sistema óseo está compuesto por este mineral que también desempeña un rol fundamental en la salud del sistema nervioso y las células de todo el organismo.

De hecho, está comprobado que participa en la coagulación de la sangre, regula el ritmo cardíaco y permite la relajación y contracción de los músculos.

Por tan importantes funciones para el cuerpo, no es de extrañar que su carencia puede originar patologías crónicas como la osteoporosis, los problemas articulares e incluso cardiovasculares.

Para descubrir de forma oportuna esta deficiencia, basta con tener en cuenta algunas señales que envía el cuerpo a través de unos síntomas que parecen no tener algún tipo de relación con los huesos pero que, sin duda, se producen por la ausencia de este mineral.

1. Calambres musculares

Los calambres musculares pueden ser el resultado de una sobrecarga de tareas sobre el músculo o la carencia de potasio.

No obstante, cuando se produce con frecuencia y al realizar muchos de los movimientos cotidianos puede ser un indicio de la falta de calcio en los huesos.

Si el dolor aparece en los muslos, las pantorrillas y los brazos, considera aumentar el consumo de este mineral en tu dieta.

Lee también: Cómo combatir los calambres musculares rápidamente

2. Insomnio

El insomnio puede aparecer como consecuencia de una deficiencia de calcio y magnesio, alteraciones hormonales, malos hábitos de vida, entre otros factores.

Por lo tanto, cuando una persona tiene problemas para lograr un buen descanso por las noches, es posible que deba hacerse un análisis de sangre para ver si está alimentándose correctamente y si le falta algún nutriente.

Cabe señalar que también existe cierta relación entre los niveles de nutrientes en la sangre (como el calcio) y problemas como la ansiedad y la depresión.

3. Problemas en los dientes

Problemas de dientes

Los dientes tienen un alto contenido de este mineral en su estructura. Por lo tanto, una disminución también afecta de forma directa su salud. Si presentan caries u otras infecciones dentales, color amarillento o fragilidad puede ser que exista una deficiencia de calcio o algún otro nutriente.

4. Piel seca y uñas débiles

Por participar en la regeneración celular, el calcio desempeña un importante papel en la restauración de la piel y las uñas. Cuando no hay cantidades suficientes es común que se presenten problemas como la sequedad, el agrietamiento y, en el caso de las uñas, el quiebre.

5. Trastornos capilares

La sequedad, la caída y la fragilidad en el cabello son muestras suficientes para considerar que hay deficiencia de nutrientes.

Aunque estos trastornos se pueden producir por muchas razones, no está de más pensar que puede ser un signo de que hay que mejorar la alimentación. Para hacerlo de la forma más adecuada, lo ideal siempre es consultar con el médico y el nutricionista.

6. Dolor articular y óseo

Dolor articular y óseo

El dolor que se presenta en las articulaciones y en los huesos tiende a alertar de enfermedades crónicas como la artritis y la artrosis. Sin embargo, puede deberse a una fractura o a la pérdida de densidad ósea debido a la deficiencia de calcio.

7. Presión arterial alta

Muchos son los minerales que participan en la regulación de la presión arterial. El calcio es uno de los responsables de mantenerla bajo control, razón por la cual una deficiencia podría causar hipertensión.

8. Dolores menstruales

Aunque los dolores menstruales o el llamado síndrome premenstrual pueden variar de mujer a mujer y originarse por los cambios hormonales, en algunos casos podría tener alguna relación con la cantidad de calcio que está presente en el organismo.

9. Fracturas en los huesos

Huesos saludables

Al causar la pérdida de la densidad ósea, la deficiencia de calcio en los huesos puede originar fracturas o esguinces en los tendones.

Al ser esencial para conservar los huesos fuertes, una deficiencia supone un alto peligro para su salud y puede ser la causa de enfermedades como la osteoporosis.

Si después de leer esto consideras que tienes deficiencia de este mineral, no dudes en consultar al médico para recibir el tratamiento adecuado. A nivel general, puedes aumentar el consumo de alimentos que lo contienen, como por ejemplo:

  • Arroz.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Lácteos.
  • Brócoli.
  • Repollo.
  • Naranja.
  • Col rizada.
  • Espinacas.
  • Frutos secos.

Nota final

Para saber si tienes los niveles de calcio en la sangre bajos, es posible que el médico te pida que te realices un panel metabólico básicoCabe destacar que se trata de una prueba sencilla, que no requiere ningún tipo de medida especial. Al igual que en un análisis de sangre de rutina, lo único que hay que hacer es presentarse en el laboratorio en ayunas.

Cuando hay una deficiencia de calcio (u otros nutrientes) no todas las personas presentan síntomas, por ello, lo más recomendable es hacerse el análisis de sangre y seguir las pautas del médico una vez dé a conocer el diagnóstico.

No siempre es necesario aplicar un tratamiento cuando los niveles de calcio no están dentro de los límites normales. Es posible que corrigiendo algunos hábitos de vida, como la dieta, se pueda solventar la situación. Por otra parte, hay que tener en cuenta que pueden haber ciertos medicamentos afectando los niveles de calcio.

En algunos casos el médico podría indicar que se tome algún suplemento durante un tiempo. Sin embargo, siempre recomendará optar por el consumo de alimentos que contengan calcio y otros nutrientes, ya que esto contribuye positivamente con la salud y brinda beneficios adicionales.