9 síntomas que experimentas cuando desarrollas una úlcera - Mejor con Salud

9 síntomas que experimentas cuando desarrollas una úlcera

Puesto que la úlcera digestiva es una enfermedad que puede derivar en problemas mucho más graves es fundamental conocer sus síntomas y acudir al especialista para obtener un diagnóstico y tratamiento oportunos

Una úlcera es una especie de llaga que suele desarrollarse en el revestimiento del estómago, o bien, en la primera parte del intestino delgado o duodeno.

Es un síntoma común de los desequilibrios en los jugos ácidos digestivos, aunque también pueden producirse por el daño o deterioro de la pared estomacal.

Su presencia está relacionada con algunas enfermedades y malos hábitos, pero, en general, su principal desencadenante es la infección por la bacteria Helicobacter pylori.

Esta bacteria está presente en, por lo menos, un 80% de la población de los países desarrollados y, de esta cifra, hasta un 17% llegan a desarrollar esta afección.

Suele manifestarse a través de un intenso dolor y sensación de ardor que, de no ser atendidos, también pueden acompañarse con sangrados, vómitos y otros malestares que afectan la calidad de vida.

Debido a esto es primordial conocer sus señales de alerta y consultar al médico tan pronto como se sospeche de su presencia.

¡Descúbrelas!

1. Dolor abdominal

dolor abdominal

El dolor en la zona abdominal es el síntoma más evidente de las úlceras gástricas y duodenales.

Este se produce por la alteración del pH del estómago, lo cual facilita que los jugos gástricos causen agresiones.

Suele aparecer entre el ombligo y el esternón, casi siempre después de ingerir alguna de las comidas principales.

Tiende a manifestarse con oleadas de ardor y sensación punzante, que vienen y van.

Lee también: Síntomas que nos permiten identificar la causa del dolor abdominal

2. Flatulencias

Las flatulencias suelen originarse por la acumulación de gases en el tubo digestivo; sin embargo, también son comunes cuando se generan problemas estomacales como la gastritis y las úlceras.

Vienen de la mano con otros síntomas propios de la indigestión, entre los que se incluyen:

  •  Los eructos.
  • La sensación de llenura.
  • El ardor en la parte superior del abdomen.

3. Distensión abdominal

Distension-abdominal

La inflamación abdominal y la sensación de pesadez van aumentando conforme se desarrolla la úlcera estomacal o duodenal.

Este síntoma es una reacción común del sistema inmunitario, a través del cual busca controlar la proliferación excesiva de los patógenos que la ocasionan.

Además, también es un indicio de dificultades en el proceso de digestión, las cuales conducen a una irritación de los tejidos.

4. Pérdida del apetito

De la mano con los síntomas anteriores puede presentarse una reducción repentina de la sensación de hambre, incluso hasta el punto de desarrollar deficiencias nutricionales.

Dado que las dolencias se producen después de ingerir los alimentos, los pacientes prefieren dejar de comer, o bien, solo tomar una mínima cantidad.

5. Sensación de fatiga

Fatiga

Muchos pacientes con úlceras pueden confundirse con los síntomas de la enfermedad y, de hecho, llegan a pensar que se trata de gripe.

Esto se debe a que también es habitual sentir continuos episodios de fatiga, debilidad, fiebre y otras molestias comunes de este problema.

6. Alteraciones en las heces

Los cambios en el aspecto de las heces es una de las señales que más rápido se deben atender.

Y es que no solo aparecen con las úlceras, sino que pueden estar alertando problemas más graves, como algún tipo de cáncer del sistema digestivo.

Es primordial analizar el color, la consistencia y si presentan algún rastro de sangre.

7. Pérdida de peso

Pérdida incontrolada de peso

Los pacientes con este problema de salud tienden a perder peso rápidamente debido a las deficiencias nutricionales y la deshidratación.

Las úlceras suprimen el apetito y ocasionan continuos vómitos, lo que deriva en una disminución significativa del peso.

Algunos podrían llegar a pensar que es un privilegio, pero lo cierto es que es muy importante atenderlo porque acarrea peligrosas consecuencias en la salud física y mental.

8. Vómitos con sangre

El exceso de producción de jugos gástricos altera el pH digestivo y, a su vez, genera vómitos que conducen a la deshidratación y debilidad.

Incluso, según la concentración de acidez, estos pueden estar acompañados con una hemorragia que dispara las señales de alerta.

Es primordial buscar atención médica inmediata porque indica que la úlcera está presentando complicaciones y puede dar lugar a enfermedades más graves.

Visita este artículo: Cómo combatir la acidez y la gastritis con algunos remedios caseros

9. Reflujo gastroesofágico

Reflujo

Si bien este síntoma aparece tras ingerir una comida demasiado copiosa y ácida, también es habitual que se presente debido al desarrollo de alguna úlcera.

Se caracteriza por una sensación de quemazón en el esófago, acompañado con ácidos que suben desde el estómago.

Por lo general desaparece con el consumo de antiácidos o productos alcalinos, pero en el caso de las úlceras es necesario darle otro tratamiento.

El reconocimiento de varios de estos síntomas es más que suficiente para solicitar exámenes médicos que permitan un diagnóstico oportuno.

Es primordial buscar una solución rápida y, por supuesto, mejorar los hábitos alimenticios.