9 tips para combatir el estreñimiento más difícil de manera natural

Mantenernos activos es fundamental para favorecer los movimientos peristálticos y combatir así el estreñimiento. Si pasas mucho tiempo sentado, procura levantarte cada poco para evitar problemas

La recomendación más habitual para combatir el estreñimiento es llevar una alimentación rica en fibra, eligiendo alimentos como frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.

No obstante, muchas personas siguen sufriendo este trastorno a pesar de mantener una dieta equilibrada.

En este artículo te damos 9 tips para terminar con el estreñimiento más difícil de manera natural y te damos a conocer algunas claves relacionadas con el funcionamiento del intestino que quizás no conocías.

Combatir el estreñimiento desde la causa

Para terminar con un trastorno de manera natural debemos tener en cuenta la causa que lo provoca, para no limitarnos a ocultar o aliviar los síntomas.

Por este motivo, combatir el estreñimiento cuando es crónico o complicado puede ser una cuestión compleja y diferente para cada persona.

A continuación destacamos factores que podrían estar provocando o agravando este trastorno intestinal, para que puedas superarlo de manera efectiva y definitiva.

1. Bebe agua

Bebe mucha agua

Si aumentamos el consumo de fibra, siguiendo el buen consejo de cualquier nutricionista, deberemos aumentar también la ingesta de agua ya que, en caso contrario, podríamos empeorar este trastorno.

Beber agua nos ayuda a digerir la fibra, evitar la hinchazón y a facilitar el tránsito intestinal, sobre todo a aquellas personas que suelen consumir alimentos enriquecidos en fibra o salvado.

Deberemos beber, al menos, 8 vasos de agua al día, en ayunas y separados de las comidas.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 síntomas de que no bebes suficiente agua

2. Combate los nervios

Muchos casos de estreñimiento rebelde están causados por estados de nerviosismo que afectan a los movimientos intestinales.

En este caso, para combatir el estreñimiento tendremos que relajar el sistema nervioso con ejercicio, respiración consciente y suplementos naturales como la pasiflora, la melisa o la lavanda.

3. Revisa la tiroides

Qué saber sobre la tiroides

Siempre conviene que, ante cualquier problema recurrente o crónico, nos realicemos análisis para conocer nuestro estado general de salud.

En el caso del estreñimiento, uno de los factores que pueden empeorarlo sin motivo aparente es una mala función de la tiroides.

Si los análisis lo confirmaran, nuestro tratamiento debería estar enfocado a regular el funcionamiento de esta glándula para mejorar, de manera indirecta, la función del intestino.

4. Pon fin al sedentarismo

El sedentarismo afecta a una gran parte de la población, no solamente a quienes no practican deporte de manera habitual, sino también a quienes suelen pasar muchas horas diarias sentados y sin apenas levantarse.

La falta de movimiento y ejercicio inmoviliza cada vez más nuestro abdomen, que necesita movimiento para facilitar el peristaltismo intestinal.

Esto es fundamental para empujar las heces hacia el exterior de nuestro cuerpo.

5. Cuidado con los laxantes

indigestión-y-reflujo-ácido

Las personas que han intentado combatir el estreñimiento con laxantes químicos o incluso algunos naturales con efectos irritantes como, por ejemplo, el sen, pueden sufrir, a la larga, un trastorno intestinal crónico.

Los laxantes no deberían ser más que remedios muy esporádicos para crisis de estreñimiento puntuales.

Si hemos consumido laxantes deberemos tomar suplementos de flora bacteriana para repoblarla y alimentos ricos en mucílagos como, por ejemplo:

6. Una ayuda para el hígado

En algunos casos, una función debilitada del hígado y la vesícula biliar puede dificultar la evacuación intestinal. Si tenemos malas digestiones, problemas de vista o patas de gallo prematuras es posible que sea nuestro caso.

Para mejorar la función hepática y biliar deberemos consumir alimentos amargos y suplementos. Opta por aquellos a base de cardo mariano, el diente de león, el boldo o la alcachofera. 

7. Cualquier lugar es bueno

Combate el estreñimiento

Muchas personas no pueden ir de vientre si no están en su casa. Esta mala costumbre perjudica, a la larga, la función intestinal.

Por este motivo deberemos buscar la manera de ir al baño siempre que nuestro cuerpo nos lo pida. 

8. Ingredientes claves en tu dieta

Algunos alimentos tienen propiedades laxantes muy beneficiosas para mejorar la función intestinal de manera suave y natural:

  • Ciruelas pasas
  • Kiwi maduro
  • Manzana asada con su peladura
  • Semillas de chía y de lino
  • Avena cocida
  • Psilio

Visita este artículo: Cómo hacer gel de semillas de chía y cuáles son sus beneficios

9. Mírate el vientre

Nuestro último tip es para que tomes conciencia de tu vientre y no dudes en escucharlo para darle lo que necesita.

En ocasiones puede ser tan sencillo como un automasaje con aceite, unas caricias o la aplicación de calor durante un rato antes de acostarte.