9 tips sencillos para evitar comer más de la cuenta

9 tips sencillos para evitar comer más de la cuenta

Si queremos evitar comer de más es fundamental que aprendamos a medir las raciones y sirvamos la cantidad justa para así no excedernos con las calorías
evitar comer más

Para evitar comer más de la cuenta, controlarnos sin pasar hambre y disfrutar de la comida solamente debemos seguir algunos sencillos consejos.

Descubre en este artículo los 9 tips para comer la cantidad justa para no engordar, reducir la cintura y mejorar la digestión.

Evitar comer de más sin pasar hambre

Siempre que hablamos de controlar la cantidad de comida que ingerimos pensamos en sacrificarnos y pasar hambre.

No obstante, podemos lograrlo si cambiamos algunos hábitos y corregimos errores que nos hacen comer más de lo que necesitamos.

De este modo evitaremos los remordimientos posteriores y conseguiremos tener un peso equilibrado sin ponernos a dieta.

1. Empezar las comidas con agua

Beber un vaso de agua media hora antes de cada comida nos ayuda a activar el sistema digestivo para asimilar mejor los alimentos y también a reducir un poco el hambre para comer con menos ansia.

De este modo lograremos evitar comer demasiado rápido o en cantidad y lo haremos de manera más pausada, eligiendo los alimentos más adecuados.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 maravillosos efectos que notará tu cerebro cuando bebas agua

2. Usar platos pequeños

Usar platos pequeños

Si usamos platos demasiado grandes necesitaremos verlos más llenos de comida por una cuestión visual. Cuando comemos necesitamos sentirnos satisfechos en todos los sentidos para evitar comer más de la cuenta.

Para lograrlo usaremos platos más pequeños y, de este modo, podremos llenarlos sin excedernos en la cantidad. Es justo lo contrario a la moda de usar platos grandes con muy poca cantidad.

3. Poner solamente nuestra ración

Otro consejo fundamental para controlar la cantidad que comemos consiste en servirnos solamente la ración justa.

Evitaremos cocinar más de la cuenta siempre que sea posible, así como llevar la olla o bandeja con más comida a la mesa.

Muchas veces seguimos comiendo con el objetivo de no dejar nada o bien porque nuestro inconsciente necesita terminar lo que hemos empezado.

Por este motivo nos serviremos nuestra ración y guardamos lo que sobre en la nevera o, mejor todavía, en el congelador, para otra ocasión.

4. “Beber la comida”

Los nutricionistas dicen que hay que masticar bien la comida, hasta el punto de poder beberla, y que hay incluso que masticar la bebida.

Al producir saliva no solamente mejoramos la digestión de los alimentos, sino que nos saciamos con más facilidad y comemos menos cantidad. 

Debemos masticar bien cada alimento pero, en especial, los carbohidratos (pan, pasta, galleta, pizza, patata, etc.), que son los que se empiezan a digerir en la boca.

5. Comer sin prisa y sin distracción

Comer sin prisa y sin distracción

Si masticamos bien la comida también contribuimos a comer con más lentitud, lo cual reducirá la cantidad que necesitemos para sentirnos satisfechos.

Tardamos unos 15 o 20 minutos en sentirnos saciados, de manera que es fundamental lo que consumamos en ese tiempo.

También debemos evitar las distracciones como la televisión o las conversaciones importantes para no comer sin darnos cuenta o en situación de nerviosismo.

6. Cuidado con los aditivos

Debemos tener en cuenta que existen algunos aditivos que pueden alterar nuestra capacidad de control sobre la comida como, por ejemplo, el glutamato monosódico.

Este aditivo es un potenciador de sabor presente en muchos aperitivos, encurtidos y saborizantes que nos aumenta el apetito de manera artificial y que también puede tener otros efectos negativos en nuestra salud.

7. Elegir alimentos saciantes

Elegir alimentos saciantes

Para comer menos cantidad y menos calorías sin pasar hambre debemos añadir más alimentos saciantes a nuestra dieta. Los alimentos que nos hacen sentir llenos son los que contienen fibra:

  • Cereales con fibra, es decir, integrales: arroz, avena, centeno, quinoa, etc.
  • Frutas.
  • Vegetales.
  • Frutos secos, semillas y germinados.
  • Setas.
  • Algas.

Visita este artículo: ¿Cuáles son los beneficios de las algas para la salud?

8. Saber compensar

Todos podemos excedernos en alguna comida. Si ya lo hemos hecho, no ganaremos nada con remordimientos.

Lo que debemos hacer es aceptarlo como una excepción y compensarlo en la siguiente comida, manteniendo nuestra rutina de raciones con mesura.

La culpabilidad solamente nos hará sentir peor y no lograr nuestro objetivo.

9. Infusiones como postres

Si eres de las personas que pierden el control con los postres y los dulces, te recomendamos acostumbrarte a terminar las comidas con una infusión digestiva (melisa, manzanilla, menta, anís, hinojo, jengibre, etc.).

Puedes reservar los postres para ocasiones especiales o días en los que hayas comido menos y aficionarte a las infusiones como manera saludable y reconfortante de terminar una comida.