5 remedios naturales para limpiar tus oídos sin dañarlos

Francisco María García · 3 diciembre, 2018
Aunque no son la mejor opción, si te decides por los bastoncillos para limpiar tus oídos recuerda que solo son para la parte externa, no más allá del oído medio

A la hora de limpiar tus oídos, deberías tener especial cuidado ya que esta es una zona muy sensible de nuestro cuerpo y podrías hacerte daño. Por ello, en este artículo te mostramos 5 remedios naturales para limpiar tus oídos correctamente y sin sufrir riesgo alguno. ¡Sigue leyendo!

Algunos vicios en la limpieza de oídos

Muchas personas limpian sus oídos introduciendo elementos como bastoncillos o palillos. De esta manera, creen que podrían eliminar el cerumen. Sin embargo, esto podría hacer que esos elementos extraños alteren el pH y disminuyan la capacidad de defensa contra gérmenes.

Por otro lado, el oído tiene tres partes: una parte externa (oído externo), un conducto (oído medio) y en el fondo la membrana del tímpano (oído interno). En el conducto es donde aparece el cerumen, que es la protección natural del oído y la que se encarga de evitar que el agua u otros gérmenes en nuestros oídos. Por tanto, veamos ahora cómo limpiarlos correctamente.

Ver también: Cómo reducir los zumbidos en los oídos con 7 remedios de origen natural

5 remedios naturales para limpiar tus oídos sin dañarlos

1. Usar una solución salina

Ingredientes

  • ½ taza de agua tibia (125 ml).
  • 1 cucharada de sal fina (10 g).

¿Qué debes hacer?

  • Primero, en media taza de agua tibia incorpora 1 cucharada de sal fina y remueve bien.
  • Después, empapa un trozo de algodón en esta solución y exprime unas gotas en el oído. 
  • Seguidamente, mantén la cabeza ligeramente inclinada, con el oído en tratamiento hacia arriba.
  • Finalmente, tras algunos minutos, inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución salga.

2. Agua oxigenada

Agua oxigenada

Ingredientes

  • ½ taza de agua tibia (125 ml).
  • ½ taza de agua oxigenada (125 ml).

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, mezcla el agua tibia y el agua oxigenada.
  • Seguidamente después, procede de la misma manera que con la solución salina y aplica la mezcla con algodón o con un gotero.

3. Aceite de bebé, de oliva o aceite mineral

Ingredientes

  • Unas gotitas de aceite de bebé, de oliva o mineral, según prefieras.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, coloca unas gotas en el oído para ablandar la cera y deja que el aceite actúe toda la noche.
  • Después, para evitar que el aceite salga antes de llegar a la cera colocar una bolita de algodón.
  • A la mañana siguiente, quita el tapón de algodón y elimina el exceso de aceite.

4. Vinagre y alcohol

Vinagre y alcohol

Ingredientes

  • Un par de gotitas de vinagre blanco y alcohol.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, mezcla partes iguales de vinagre blanco y alcohol.
  • Después, con la cabeza inclinada, vierte unas gotas de esta preparación en el oído y deja actuar unos minutos.
  • Finalmente, vuelve la cabeza hacia el lado opuesto para drenar el líquido.

No te olvides visitar: Combate la sinusitis con este remedio de rábano picante y vinagre blanco

5.  Tratamiento con agua esterilizada

Ingredientes

  • Dos gotas de agua esterilizada a temperatura corporal.

¿Qué debes hacer?

  • Inyecta el agua esterilizada con una jeringa en tus oídos durante unos minutos y seca bien después.

Finalmente, recordarte que si vas a usar bastoncillos procura llegar sólo hasta la zona externa del oído. Incluso en el caso de que aparezca un dolor, leve o intenso, es recomendable que consultes a un especialista. Así, detectará si hay algún problema y cuál sería la mejor solución para eso.