9 consejos para cuidar las uñas por dentro y por fuera de manera natural

Aunque solo reparamos en ellas para cuestiones estéticas, lo cierto es que debemos cuidar de nuestras uñas por el bien de nuestra salud y protegerlas frente a las agresiones externas.

Si queremos cuidar las uñas de manera natural y permanente deberemos tener en cuenta los productos que utilizamos en las manos y cómo las protegemos de los agentes externos.

No obstante, también deberemos cuidar la alimentación, ya que las uñas son un reflejo de nuestra salud y, con su aspecto, pueden indicarnos la falta de algunos nutrientes.

Descubre en este artículo cómo cuidar las uñas a nivel interno y externo para que estén siempre bonitas, fuertes y saludables. 

1. Elige un esmalte no tóxico

Los esmaltes de uñas convencionales contienen ingredientes que pueden resultar tóxicos para la salud, como por ejemplo los siguientes:

  • Tolueno.
  • Formaldehído.
  • Ftalato de dibutilo.
  • Alcanfor.
  • Tosilamida.
cómo cuidar las uñas: esmaltes no tóxicos

Las etiquetas con el nombre de los componentes no suelen ser demasiado grandes, por lo que puede resultar difícil de comprobar. No obstante, la mayoría de esmaltes que no especifican que son orgánicos o no tienen sustancias tóxicas suelen incluirlos en su composición.

Estas sustancias sintéticas no solamente no benefician a nuestras uñas, sino que también podrían llegar a los vasos sanguíneos y afectar de manera negativa al organismo.

2. Quitaesmalte sin acetona

Los quitaesmaltes también suelen ser demasiado agresivos para las uñas, ya que su contenido en acetona las reseca y debilita de manera progresiva.

Por lo tanto, es recomendable usar quitaesmaltes sin acetona, que suelen incluir otros ingredientes como el limón. Hay que insistir un poco más para quitar el esmalte, pero el resultado vale la pena.

3. Usa guantes para cuidar las uñas

Al hacer varias tareas domésticas sin guantes, exponemos a nuestras uñas a productos demasiado agresivos, como la lejía o los detergentes.

Recomendamos usar siempre guantes, sobre todo si se realizan tareas manuales, al aire libre o con productos fuertes.

Cómo cuidar las uñas: usar guantes

4. Hidrata bien la zona

No basta con hidratarsse las manos. Para cuidar las uñas, hay que nutrirlas con algún producto natural de un alto contenido graso que nos podemos aplicar cada noche antes de acostarnos.

Para no manchar las sábanas y que la piel absorba mejor el producto, se pueden usar guantes de algodón para dormir. Se recomiendan, sobre todo, los siguientes aceites naturales hidratantes muy nutritivos:

  • Ricino.
  • Aguacate.
  • Almendra.
  • Germen de trigo.
  • Rosa mosqueta.
  • Manteca de karité.
cuidar las uñas: nutrirlas

5. Descubre los masajes de manos

Si a la hora de aplicarnos la loción hidratante, además, nos realizamos un masaje de manos, aumentaremos la absorción del producto y mejoraremos la circulación. A la vez, conseguiremos una agradables sensación de relajación y bienestar.

6. Mejora la circulación

Para las manos frías o sufren de mala circulación, además los masajes periódicos, se pueden hacer baños de manos con agua, alternando temperaturas fría y caliente. Se pueden usar dos recipientes, y meter las manos de manera alterna para conseguir el contraste que activará la circulación.

7. Protege las manos del sol y del frío

Para cuidar las uñas debemos acostumbrarnos a usar protector solar cuando nos expongamos a la radiación del sol en las horas de máxima intensidad.

También deberemos protegernos del frío y el viento con guantes.

cuidar las uñas: manos con guantes para el frío

8. Lleva alimentación equilibrada

La alimentación repercute en nuestro aspecto. Por este motivo, deberemos llevar una dieta rica en frutas y vegetales, que son los que nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Una manera fácil de consumirlos cada día es mediante jugos y batidos caseros.

9. Toma algunos suplementos beneficiosos

Para cuidar las uñas más frágiles o debilitadas, podemos recurrir a algunos suplementos naturales que son beneficiosos tanto para las uñas como para la piel y el cabello. 

  • Levadura de cerveza o levadura nutricional.
  • Silicio orgánico líquido.
  • Espirulina.
  • Aceite de lino.
  • Aceite de onagra.
  • Biotina.

Antes de tomarlos recomendamos consultar con un médico o terapeuta.