9 tips sencillos para cuidar tus uñas por dentro y por fuera

Elena Martínez Blasco · 7 marzo, 2019
Para cuidar tus uñas de forma saludable, además de aplicar productos a nivel externo, debemos consumir alimentos que nos aporten los nutrientes necesarios para así mantenerlas fuertes y sanas

Para tener unas uñas bonitas debemos seguir una rutina de belleza diaria muy sencilla. No obstante, también debemos tener en cuenta la alimentación, la cual aporta los nutrientes necesarios para que sean fuertes y no se rompan con facilidad.

Descubre en este artículo 9 tips fáciles pero eficaces para conseguir unas uñas saludables y espléndidas.

Cuidar las uñas por fuera y por dentro

Si queremos que un tratamiento de belleza sea efectivo, duradero y no implique riesgos para la salud debemos basarlo en remedios naturales.

Los efectos quizás no serán inmediatos pero, a la larga, tendremos resultados mucho más satisfactorios.

Para lograrlo no debemos centrarnos solamente en el tratamiento tópico. También es importante tener en cuenta los factores que influyen como la alimentación. 

Lee también: Combate los hongos en las uñas con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio

9 tips sencillos para cuidar tus uñas

1. Nútrelas cada nocheNo te las muerdas nunca

Durante las horas de la noche podemos aprovechar para nutrir nuestras uñas, ya que es un tiempo en el que nuestro cuerpo está en descanso y absorbe mejor los nutrientes que le aplicamos. Además, de este modo podremos usar productos que por el día podrían resultar demasiado grasos.

Recomendamos nutrir las uñas con aceite de ricino. Este tiene una textura muy densa y una gran capacidad para mantener la hidratación, a la vez que crea una capa protectora del exterior.

Es uno de los mejores remedios para darles grosor. Si nos molesta tener las uñas aceitosas podemos utilizar unos guantes de algodón.

2. Blanquéalas

Las uñas pueden amarillear con el tiempo o incluso tener pequeñas manchas por diferentes motivos. Un remedio casero, sencillo y natural para blanquearlas consiste en frotarnos medio limón, ya que este cítrico tiene un alto poder blanqueante y limpiador, además de dar brillo.

Podemos hacerlo dos o tres veces por semana, antes de aplicarnos el aceite de ricino por la noche.

3. Exfóliate las manos

Exfoliar las manos una vez por semana nos ayuda a que tanto estas como las uñas queden suaves y jóvenes.

Y es que de esta forma facilitamos la eliminación de las células muertas que se acumulan en las capas superficiales y que dan una textura áspera y un aspecto apagado.

Puedes exfoliarte con productos caseros como el bicarbonato de sodio, el azúcar o la sal. Si tienes las manos secas, combínalos con un poco de aceite vegetal.

4. Hidrata las manos durante el día

Durante el día podemos usar una crema hidratante de manos y, de este modo, también ayudaremos a que las uñas mantengan la humedad. Recomendamos usar cremas naturales, libres de aditivos químicos, elaboradas con aceites vegetales y esenciales.

5. Bebe agua

Beber agua para hidratar las uñas

Con el paso de los años, nuestro organismo se va deshidratando de manera progresiva, por lo que estamos más predispuestos a tener arrugas y sequedad de la piel, el cabello y las uñas.

No obstante, podemos retrasar el envejecimiento prematuro bebiendo, por lo menos, un litro y medio de agua al día. Procuraremos hacerlo siempre fuera de las comidas para que cumpla su función hidratante.

Lee también: 10 alimentos para eliminar las arrugas

6. Que no te falten estas vitaminas

Para tener unas uñas fuertes, bonitas y saludables, en tu alimentación no pueden faltar:

  • Vitaminas del grupo B, en especial la B8 o biotina.
  • Vitamina C.

Podemos obtener una buena cantidad de vitaminas, así como de minerales, con algunos suplementos nutricionales como la levadura nutricional o la espirulina.

7. Automasaje para uñas y cabello

Uñas

Podemos realizar un sencillo masaje diario para mejorar la salud y el aspecto. Solamente tenemos que frotar las uñas de ambas manos entre ellas, con los dedos doblados para que se puedan tocar.

8. Usa esmaltes naturales

Si tienes la posibilidad de usar esmaltes naturales, elígelos en lugar de los convencionales. Estos últimos suelen contener sustancias perjudiciales para la salud, como el tolueno, los ftalatos, el formaldehído o el alcanfor.

9. No te las muerdas nunca

Algunas personas tienen el mal hábito de mordérselas  para descargar la ansiedad o el estrés, lo cual puede dañarlas de manera irreversible e incluso perjudicar a la dentadura a largo plazo.

Puedes combatir este vicio con remedios naturales como las flores de Bach, homeopatía y plantas medicinales relajantes (lavanda, tila, pasiflora, etc.).

  • Silverman, R. A. (2010). Alteraciones de las uñas. In Dermatología neonatal. https://doi.org/10.1016/b978-84-8086-390-2.50029-2

  • Cabeza Martínez, R., Leis Dosil, V., & Suárez Fernández, R. (2006). Uñas y enfermedades sistémicas. Piel. https://doi.org/10.1016/S0213-9251(06)72531-X

  • L., H. K., & Peyrí, A. (2010). Dermatología. Books Abroad. https://doi.org/10.2307/40085227